El ocio y la educación infantil, un nicho por explorar en franquicia

En las propuestas que hemos seleccionado dentro de este sector se recogen algunas de las tendencias más interesantes –y con proyección – del mercado.

Child jumping in air at indoor trampoline centre
Jodie GriggsGetty Images

Talleres de cocina y hábitos saludables, programación para niños y adolescentes, estimulación acuática temprana y masaje infantil, escalada lúdica y ocio familiar… En las propuestas que hemos seleccionado dentro de este sector se recogen algunas de las tendencias más interesantes –y con proyección – del mercado. Insistimos en el nicho aún por explorar de actividades relacionadas con la robótica y disciplinas similares. ¿Y por qué no una escuela para fomentar el emprendimiento entre los más pequeños? Ahí queda una idea con la que ‘barremos’ para casa. Los idiomas, por su parte, consolidan su liderazgo. Es significativo que un referente como Kumon haya incorporado el inglés a su catálogo de programas propios, integrado hasta ahora por las matemáticas y la lectura. Subrayar, por último, el potencial de los parques de camas elásticas, que, entre otras estrategias, buscan alianzas con centros comerciales para que estos revitalicen su oferta.

Clip’n Climb: un proyecto internacional que apunta alto

Orientado tanto a la inversión como al autoempleo, el negocio tiene, en el apoyo a los integrantes de la red, uno de sus puntales, como destaca la central. “El asociado recibe el software de gestión optimizado, la instalación necesaria para el funcionamiento, una campaña de lanzamiento, formación inicial y un programa de mejora de resultados, entre otros recursos”. Para facilitar la inversión, han sellado acuerdos con entidades financieras. “El plazo en el que se amortiza el desembolso es de 2,8 años, con una facturación, el primer ejercicio, de unos 300.000 euros”. Como último apunte, una panorámica sobre una oferta que engloba, entre otras, actividades para grupos escolares, empresas o entrenamiento fitness.

Cook & Play: clases de cocina muy divertidas y rentables

Su método busca potenciar los sentidos del niño y mejorar su desarrollo psicomotriz en las etapas más tempranas, “todo ello desde un enfoque lúdico-didáctico”, explica un franquiciador que busca a emprendedores interesados en los ámbitos de la educación y los hábitos saludables. “Aunque no requieren una formación específica, es indispensable la vocación por seguir los valores de la marca”. La central tiene un acuerdo con Banco Sabadell para facilitar el acceso a recursos a un asociado que alcanzará el pay-back entre los primeros 9-10 meses. “Damos apoyo y asesoramiento, en lo referente a la logística y a los talleres, además de poner a su disposición todos nuestros canales de comunicación”.

Kumon: autoempleo con un gran compromiso vocacional

Alrededor de 4 millones de alumnos en unos 50 países emplean hoy un método basado en actividades extraescolares para desarrollar el máximo potencial del alumno, con programas propios de matemáticas, lectura e inglés. Responsable de la gestión del centro, el asociado desarrolla una labor capital como orientador educativo y también realiza tareas de dirección. “Su formación es uno de los pilares para la óptima marcha de un negocio que, teniendo en cuenta los gastos de alquiler, es rentable y autónomo a partir de los 100 alumnos, aunque puede llegar a serlo con menos matrículas”. Cifras que se alcanzan “antes de los dos años”, destaca una central que “da al asociado ayudas económicas a fondo perdido”.

Nemomarlin: más de 2.500 alumnos en una red sólida y contrastada

“El nuestro es un proyecto educativo bilingüe basado en la metodología de las inteligencias múltiples, diseñado para el desarrollo de las capacidades de cada alumno”. La central pasa a continuación a detallar unas previsiones económicas que hablan de una facturación el primer ejercicicio de 250.000 euros, con un pay-back a los 36-42 meses. “Pensado tanto para franquiciados gestores como para inversores, éste es un negocio orientado sobre todo a profesores, educadores infantiles o psicopedagogos, entre otros perfiles profesionales”. Como cifras que avalan el proyecto, subrayan el hecho de que en la red haya multifranquiciados y que sus centros tengan, de media, el 90% de ocupación.

Splash Baby Spa: han dado el primer paso en un mercado aún por explorar

“Nuestro método va de la mano de profesionales formados en el campo de la educación y con una amplia experiencia en el sector de la salud y la estimulación temprana, lo que garantiza una formación y un servicio de máxima calidad”. Sobre este sólido equipo humano descansa un proyecto orientado a gente con vocación para trabajar con bebés y capacidad de gestión. “Al asociado le ofrecemos formación completa desde el inicio, asesoramiento continuo y acciones comerciales, de publicidad y marketing”. La central, que aconseja afrontar la inversión con al menos el 75% en recursos propios, aclara que el pay-back depende de muchos factores como la ubicación, “pero, en un escenario conservador, ronda los dos años”.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Franquicias