Las ubicaciones más raras de las franquicias de Subway

La enseña cuenta con restaurantes en barcos, universidades e incluso iglesias.

image
Subway

La cadena de restauración Subway cuenta con más de 42.000 restaurantes en todo el mundo, operados por 21.000 franquiciados en 100 países. Entre las claves de su éxito, destacan las ubicaciones de sus locales, que en ocasiones son, cuanto menos, poco convencionales. “Este tipo de locales nos permiten entrar a operar en zonas en las que muchos de nuestros grandes competidores encontrarían dificultades y nosotros, gracias a nuestra flexibilidad y a que nuestro modelo de negocio requiere de muy poco personal, podemos rentabilizarlos claramente”, explica Stella Moskis, directora de franquicia para Europa Mediterránea de la firma, en nota de prensa. A continuación, te presentamos algunos de los restaurantes más variopintos.

Una iglesia bautista

En 2003, el reverendo de la iglesia bautista de Betel, en el estado de Nueva York, abrió un restaurante para ofrecer formación a las personas de su barrio y comida a las personas más necesitadas de la comunidad.

Un centro judío

Situado en la ciudad de Cleveland, se trata del primer restaurante Kosher de Subway, y ofrece el menú habitual de la marca con ciertas modificaciones, como carnes y parece, y reemplaza el queso por un sustituto a base de soja.

Dentro de un crucero

Este restaurante móvil se abrió en el crucero fluvial que recorre el río Rin entre Rudesheim y Klobenz, en Alemania. El local estuvo abierto entre 2010 y 2017 en el barco MS Stolzenfels, y ofrecía toda la carta de Subway mientras sus pasajeros navegaban por el cauce del río.

Un molino antiguo

También en Alemania, el molino de la localidad de Erkelenz, acoge desde 2005 una franquicia de la enseña. Se trata de un molino de viento alemán tradicional, actualmente reconvertido en un restaurante con todas las comodidades de la marca.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Franquicias