Miniso o cómo abrir 3.600 tiendas gracias a un consumo inteligente

La franquicia de diseño japonés busca replicar en nuestro país su expansión a escala global, sustentada en una oferta de productos con mucho diseño, mucha calidad, bajo precio y de uso diario. Conoce ahora las claves de este modelo de éxito.

Ana Rivera Directora general Miniso
Miniso

Fundada en Tokio en el 2013, la cadena de diseño japonés Miniso ha tejido desde entonces una red de 3.600 tiendas en unos 86 países. Su ritmo de crecimiento es lo primero que llama la atención de una firma que inicia su expansión en nuestro país, con objetivos también muy ambiciosos. “La clave del éxito es que se trata de un concepto muy basado en el fast fashion, lo que se traduce en una renovación continua de productos”, explica Ana Rivera, directora general de Miniso para España y Portugal. “Otro factor decisivo es que hablamos de artículos de consumo inteligente, con mucho diseño, mucha calidad, bajo precio y de uso diario, para la vida cotidiana”.

Al preguntar a Rivera sobre la competencia, emergen otros factores competitivos. “Lo cierto es que no hemos identificado un competidor como tal. Hay cadenas que se dedican al regalo, otras a la cosmética, otras a papelería… pero no existe ninguna tienda que despliegue hasta 11 categorías de producto en su oferta, donde tienen cabida temas de hogar, juguetes o salud-belleza. Por categorías, quizás la más parecida sea Hema, una enseña holandesa con pocas tiendas en España y que trabaja más o menos las mismas categorías de artículos, sin llegar a ser lo mismo. Con miles de referencias en nuestro catálogo, en España trabajaremos con unas 5.000”.

En un concepto donde la vertiginosa reposición de producto es seña de identidad, la logística ocupa un espacio importante. “Los diseñadores son japoneses y nórdicos, mientras que las fábricas están en China. Importamos desde ahí al Puerto de Valencia y, desde ahí, a nuestro almacén en Madrid, que distribuye a las tiendas”.

Presente en tantos países, otra de las cuestiones a resolver es si adaptan la oferta a cada mercado local. “Existen unos básicos, comunes a todo el mundo y que se amoldan por igual al mercado chino, japonés, español, sudamericano o europeo. A partir de aquí, también comercializaremos productos en exclusiva para Europa, que se están desarrollando, como un catálogo de bolsos”.

Oferta universal para todo el mundo

Operativa en nuestro mercado desde diciembre pasado, cuando abrió en Madrid una tienda en el Centro Comercial la Gavia, Miniso prevé abrir 250 tiendas de aquí al 2023, entre España y Portugal [hace unos días inauguró en Salamanca su segundo punto de venta]. “Queremos hacerlo a través del modelo de franquicia, ya que buscamos una expansión muy rápida”. Rivera explica que la idea no es crecer en forma de mancha de aceite sino probar el concepto en diversos sitios. “Creemos que nuestro modelo de negocio funciona con cualquier tipo de público y en cualquier sitio, al ofrecer un producto muy accesible para el día a día. A partir de aquí, tenemos planeadas ya aperturas de franquicias en Barcelona, Málaga, Valencia y Madrid”.

Rivera adelanta que tendrán entre 1 y 3 unidades propias, pero que su vocación es buscar socios con capacidad para gestionar más de una tienda y, a ser posible, con cierta experiencia en el retail o que sepan dirigir algún tipo de negocio. “Puede ser un autoempleo que evolucione con el tiempo a inversión o un inversor desde el inicio. Lo que no queremos, en cualquier caso, es un inversor puro, sino un perfil con capacidad económica y que se meta al 100% en el proyecto, que lo trabaje, que lo conozca”.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Franquicias