Subway inaugura un restaurante en Madrid en el Centro Empresarial Cristalia

Es el primero de la marca en la región dentro de un centro empresarial y el primero también que despliega en Madrid la nueva decoración Fresh Forward.

Subway Cristalia
Subway

La franquicia norteamericana de restaurantes Subway, especializada en la elaboración y venta de bocadillos, ha inaugurado un restaurante en la capital, concretamente en el Centro Empresarial Cristalia. Esta apertura es la primera de las cuatro previstas en Madrid para los próximos meses y es también la primera de la compañía en un centro empresarial.

Este nuevo espacio operará en régimen de franquicia y está impulsado por dos socios, uno de ellos Alejandro Jiménez Sola, agente de desarrollo de negocio de Subway para Madrid. “En 2015, y con 25 años, inauguré mi primer establecimiento franquiciado Subway como una fórmula de autoempleo, que fue además el primer restaurante 24/365 de la compañía en España”, recuerda Jiménez Sola. "En poco más de dos años, y ya con dos unidades franquiciadas, asumí la responsabilidad de dirigir la expansión de la firma en Madrid. Desde entonces, la cifras de venta en la región han crecido más de un 50%”.

Este nuevo Subway es el primer restaurante de la cadena que ofrece en Madrid la nueva decoración Fresh Forward, una imagen que ha renovado por completo la experiencia de los clientes. "Con el nuevo interiorismo, diseñado para Subway a nivel internacional, hemos logrado reflejar la frescura de sus ingredientes a través de los colores vivos que siempre han identificado a la marca, el verde y el amarillo. Pero esta renovación va mucho más allá del ámbito de la decoración de los locales y persigue que los clientes se sientan en Subway en un espacio diseñado para su disfrute y descanso. A partir de aquí, los restaurantes adaptados a la nueva imagen muestran esta filosofía en todos sus elementos, desde sus expositores, hasta los nuevos uniformes de los empleados, introduciendo grandes novedades en cuanto a las herramientas tecnológicas, con un diseño más interactivo, pantallas digitales para los menús, estanterías refrigeradas para mostrar los productos frescos, y espacios para recargar el teléfono o hacer llamadas".

Con 80 metros cuadrados y aforo para 49 comensales, el local acercará, en paralelo, a sus clientes la posibilidad de vivir la experiencia gastronómica My Way y de disfrutar de la libertad de elegir entre 4,9 millones de combinaciones posibles de bocadillos hechos al momento a su gusto y frente a él.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Franquicias