Las 10 centrales de franquicia que más facturan en España

Las cadenas de alimentación y moda amplían su dominio, con un negocio conjunto, en estas primeras posiciones, de 14.816,4 millones.

Chart resting on hand with pink studio background
Paper Boat CreativeGetty Images

La alimentación y la moda refuerzan su abrumadora (por lo admirable) condición de locomotoras de la franquicia española. Las cadenas que operan en estos dos sectores copan las 10 primeras posiciones del ranking que por cuarta vez elaboramos junto a Iberinform, un listado con las 500 mayores centrales de España por volumen de negocio. 10 franquiciadores que, de manera conjunta, generan un volumen de negocio de 14.816,4 millones de euros, lo que da una idea de la dimensión que está adquiriendo el sistema de franquicia en nuestro país. Aportemos a continuación algunas tendencias que nos ponen sobre la pista de estos dos grandes segmentos de actividad.

ALIMENTACIÓN Y SU CRECIMIENTO SALUDABLE

Proximidad. Ésta es la llave que ha impulsado el crecimiento de los supermercados en los últimos tiempos, lo que se ha traducido en iniciativas y estrategias centradas en estrechar la relación con un público al que se busca facilitar su compra diaria. En este escenario ganan protagonismo los locales más pequeños, con un enfoque de conveniencia, así como los productos frescos, locales y saludables.

Relacionado con el punto anterior, las enseñas intensifican ahora su acento sostenible, en línea con una tendencia a la que nadie puede dar ya la espalda. Como muestra, Eroski está ampliando su proyecto pionero de recogida de cápsulas de café a toda su red comercial, que comenzó de manera progresiva en noviembre y culminará a finales de verano del 2020.

La ‘comida para llevar’, mientras, se sitúa como el nuevo frente de batalla al que se han consagrado los gigantes de la distribución, con las recientes iniciativas de Mercadona y de Lidl como punta de lanza.

MODA O LOS RETOS MÁS ALLÁ DE INDITEX

Protagonista con estatus en la franquicia, el sector de la moda atraviesa, sin embargo, una compleja travesía donde la clase media (esto es, todas aquellas marcas que orbitan alrededor de gigantes como Inditex y Mango) sufre para mantener su espacio en el mercado y desarrollar conceptos que perduren en el tiempo. Al sector –más bien, a sus márgenes comerciales– lo castigan las continuas campañas promocionales en las que se ha instalado la actividad. Otro de los desafíos tiene que ver con la continua rotación de colecciones, lo que obliga a las cadenas a una frenética reposición de artículos, para satisfacer así a un cliente ávido de novedades.

En este escenario, determinadas marcas intentan cambiar la tendencia y explorar vías intermedias –o terceras vías–, con el fin de hacerse un hueco diferenciado en el sector, aportar valor a su propuesta y, en última instancia, competir con más garantías. Así lo planteaba, recientemente, en un Desayuno Emprendedores, Eduardo Zamácola, presidente de la Asociación Empresarial del Comercio Textil, Complementos y Piel (Acotex), además de CEO de la cadena de moda femenina Neck & Neck. “Hemos pasado dos años muy complicados, con una reducción de ingresos muy importante, pero es que yo estoy transformando al cliente. Antes era ‘rebajero’ y lo que estoy intentado ahora es tener un público exclusivo que me compra a principio de temporada y que el otro me abandone. Son menos, pero cada uno deja mucho más dinero que el anterior”.

Celopman –otro representante de esa clase media de la franquicia– difiere en el enfoque, como explican desde la central. "La guerra de precios y los continuos descuentos obligan a las marcas más reacias a aplicar descuentos, a realizar ofertas y promociones como mid season (que permiten deshacerse de stock sobrante o artículos bajo en ventas) o rebajas. El consumidor es cada vez más exigente y se hace cada vez más difícil la venta a full price (precio completo). A partir de aquí, todas las marcas con precios competitivos nos vemos en el mismo dilema: sí al descuento o no al descuento. Pero lo cierto es que, en fechas y meses valle de ventas como noviembre, se ha demostrado que con el Black Friday las ventas crecen hasta el 3%, por lo que es un balón de oxígeno".

En este cambio de paradigma, la sostenibilidad –a todos los niveles– adquiere una relevancia que se prevé sea cada vez mayor. Ahí apuntan, precisamente, proyectos como El Naturalista, donde realizan productos veganos y utilizan materiales reciclados. “Las suelas de uno de nuestros calzados se elabora a partir de las conchas de los moluscos para que sean biodegradables…”, detalla Ignacio Bilbao, director de Franquicias y Tiendas de Life Concept, cadena que en sus tiendas también comercializa las marcas Art y Neosens.

Y frente al empuje del comercio online, las franquicias están obligadas a redefinir el concepto –y la razón de ser– de la tienda física. Desde Celopman nos dan algunas ideas. "La evolución y crecimiento de la venta online y el big data hace inevitable que las tiendas físicas adapten sus recursos y converjan con la tienda online. En este sentido, el modelo de tienda evoluciona hacia una fórmula donde el on/off line convergen sin ser compartimentos estancos, creando sinergias y estrategias entre ambos. A partir de este planteamiento, el cliente, por ejemplo, sólo se prueba las prendas en el establecimiento, y el resto lo hace desde la web. En este contexto, en nuestras tiendas hemos creado la figura del staff online, que ofrece al usuario la venta online, mediante tablets, de aquellos artículos fuera de stock en el punto de venta físico".

Habrá que estar atentos a cómo las franquicias abordan estos y otros desafíos, para seguir configurando un segmento que en diciembre experimentó una caída en las ventas del 1,2%, con lo que el año cerró con un acumulado en positivo del 1,2%, según el Barómetro mensual de Acotex. “Finaliza un 2019 complicado, con factores externos que afectan a la confianza del consumidor y, por tanto, a las ventas, aunque se cierre en positivo, recuperando así las ventas perdidas en 2018”.

Esbozado el contexto de estos dos sectores, en cuanto a sus tendencias de crecimiento, te mostramos las 10 centrales de franquicia más grandes de España por volumen de facturación, según un ranking, por cierto, que muy pronto compartiremos en su totalidad.

LAS 10 CENTRALES DE FRANQUICIA QUE MÁS FACTURAN

  1. DIA: 4.188,4 millones de euros / -191,3 millones (2018)
  2. EROSKI: 1.734,4 millones de euros / +1,5 millones (2016)
  3. MANGO: 1.696 millones de euros / -70,5 (2018)
  4. BERSHKA: 1.375,9 millones de euros / +212,1 millones (2018)
  5. MASSIMO DUTTI: 1.100,7 millones de euros / +125,5 millones (2018)
  6. STRADIVARIUS: 1.081,6 millones de euros / +124,9 millones (2018)
  7. GM FOOD (SUMA, PROXIM): 1.041,4 millones de euros / +6 millones (2018)
  8. HIPERDINO: 973 millones de euros / +16 millones (2017)
  9. SUPERMERCADOS SIMPLY: 830 millones de euros) / -31,7 millones (2018)
  10. YOGURTERÍA DANONE : 795 millones de euros/+ 93,7 millones (2017)

    * Entre paréntesis, el ejercicio al que corresponde la facturación.

    Publicidad - Sigue leyendo debajo
    Más de Franquicias