Hostelería: Las recetas básicas del crecimiento

En constante ebullición de novedades, la hostelería aborda la caída de consumo con tiques económicos y negocios que han optimizado su estructura para adaptarse al actual escenario, un esfuerzo que, unido a ciertas señales esperanzadoras, hacen pensar en un tímido repunte.

Prolífico en novedades como pocos, empecemos por degustar las tendencias que se pueden paladear en este sector. Emilio Gallego, secretario general de la Federación Española de Hostelería (FEHR), se fija en conceptos que están triunfando en otros países, como restaurantes con música, bares con tiendas o espacios que evolucionan en su oferta y ambientación a lo largo del día. “Ahora bien, para que estas ideas prosperen necesitamos que las normativas, especialmente municipales, flexibilicen los criterios, en el sentido de que sean más sencillas de aplicar”.

Publicidad - Sigue leyendo debajo

Oroquieta adereza el menú con la nueva generación de locales que combinan panadería y cafetería, “que van a gozar de enorme protagonismo”, y con los restaurantes temáticos, “que siempre aportan nuevas formas de atraer a clientes”. En este último campo, Barbadillo apuesta por los japoneses, una buena alternativa y en auge desde hace un par de años, con la entrada de nuevas cadenas, “provenientes incluso del extranjero”.

Emprender en pequeñas dosis
La constante reinvención del segmento se ha observado en el lanzamiento de un concepto que basa su oferta en el pulpo, camino gastronómico inédito en franquicia. Otra muestra la encontramos en el cubo con botellines de cerveza que puebla numerosas calles del país, un elemento que empezó como reclamo en ciertas marcas y que ahora constituye el eje central de alguna enseña, a la que incluso da el nombre comercial.

El crecimiento irá de la mano de las redes ya establecidas

Con el consumo languideciendo, los proyectos más demandados son aquellos con un tique medio económico, “como los restaurantes que ofertan bebida más pincho o los que venden productos a un euro”, detalla Gutiérrez. Otros conceptos con tirón son los “gastrobares y los pequeños negocios que están renovando la gastronomía tradicional”, apunta Gallego. Fruto de la crisis, los emprendedores se fijan en ideas que no requieren locales grandes ni muchos trabajadores.

Y de propuestas incipientes, a realidades protagonistas de una expansión notable en los últimos ejercicios, donde encuadramos los yogures helados o las hamburguesas gourmet. Al cuestionar si aquí se empieza a vislumbrar cierta saturación. “El fenómeno afecta a las marcas nuevas”, según Barbadillo.

De un vistazo

Nivel de saturación:

Inversión media.

Riesgos.

Oportunidades.

Tendencias.

Novedades:

Potencial ciudades:
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Franquicias