Agencias Inmobiliarias: Calma chicha tras la tormenta

Un cierto optimismo impera en el sector. Su recuperación paulatina hace pronosticar un ligero repunte para dentro de unos años. Tras el reajuste obligado por el pinchazo de la burbuja inmobiliaria, las empresas que han sobrevivido aprovechan mejor la escasa demanda existente.

Los momentos más duros ya han pasado para esta actividad y ahora toca una reestructuración a fondo tras la selección realizada por el mercado. Para Xavier Vallhonrat, este es un ejemplo de sector que ha sabido recuperarse después de la criba que supuso el estallido de la burbuja inmobiliaria. En estos momentos, se puede hablar de un sector estabilizado formado por 19 cadenas sin que en el último año haya desaparecido ninguna.

“Las enseñas se están ajustando a la caída de precios de la vivienda, especialmente, de segunda mano, y dan mucho mayor protagonismo a sus portales, conscientes de que la primera toma de contacto de quienes buscan vender o comprar piso es Internet”, afirma Vallhonrat. En la actualidad, el sector es una oportunidad de negocio en aquellas zonas turísticas españolas o en grandes ciudades donde hay mucho movimiento inmobiliario, según este mismo experto.

Oportunidades en las zonas turísticas y grandes ciudades

Teresa Zamora, directora de comunicación de Barbadillo Asociados, apunta que las pérdidas son cada vez menores lo que propicia un repunte paulatino dentro de unos años: “Se calcula que la vivienda ha bajado un 39% desde el fin de la burbuja inmobiliaria. Si bien es cierto que grandes empresas inmobiliarias continúan en pérdidas, estas son cada vez menores y se reducen año a año, motivando un cierto optimismo en el sector”.

Ligera mejoría
Zamora añade que, aunque hay comunidades autónomas en las que el número de hipotecas firmadas ha subido con respecto a 2012, la media interanual encadena ya casi 40 meses de caídas continuadas; una bajada que se ha visto acentuada por el hecho de que a partir de enero se dejaron de aplicar los beneficios fiscales asociados a la adquisición de una vivienda. “Desde que comenzara la crisis, el sector se ha visto obligado a un reajuste y las franquicias que han logrado mantenerse y capear el temporal han reducido en un alto porcentaje el número de franquicias de sus redes”, aclara.

De un vistazo

Nivel de saturación. Media alta con tendencia a media-baja.

Inversión media. 55.000 euros.

Riesgos. No adaptarse a las nuevas tendencias del mercado que evolucionan a una velocidad imparable. “Las nuevas necesidades del mercado se satisfacen de forma diferente. Las redes que no sepan verlo y adaptarse a las mismas tendrán problemas en el futuro”, opina Oroquieta.

Oportunidades. Están más en la vía de la mejora de la demanda que en la aparición de nuevos modelos de negocio. Las subastas representan una oportunidad relativa.

Tendencia. Ligero crecimiento. “El sector puede experimentar una buena evolución si mejora la situación, pero debe mantenerse con cuidado porque se puede incurrir en los errores del pasado.”, según el experto de T4 Franquicias

Ciudades con potencial. Aquellas con crecimiento demográfico.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Franquicias