Progresa adecuadamente

A partir de datos de nuestro buscador y de la opinión de expertos, analizamos un sector donde conviven negocios emergentes con otros consolidados.

De 7.900 a 250.000 euros. En esta amplia horquilla se mueven las inversiones requeridas para montar los negocios de ocio y educación infantil que aparecen en nuestro buscador. No obstante, y para afinar un poco más el tiro, habría que decir que la mayor parte de los conceptos se mueven en unos desembolsos moderados.

Publicidad - Sigue leyendo debajo

Estas cifras sirven de preámbulo al análisis de un sector que parece haber recogido el desafío que, en años anteriores, lanzaban unos expertos que lo calificaban de apático en cuanto al lanzamiento de nuevos proyectos, con lo que, en cierto modo, se desaprovechaba la buena demanda que siempre ha tenido la actividad.

Incipientes versus consolidadas

Su dinamismo se observa en la aparición de varias marcas, con un amplio abanico de propuestas. Desde manualidades, servicios de logopeda y masajes para bebés, enseñanza de chino mandarín o escuela infantil trilingüe, hasta talleres extraescolares, actividades de cerámica o peluquería infantil, pasando por centros de educación infantil en inglés, gimnasios/parques para estimular el desarrollo psicomotriz y mental o comercialización de peluches gigantes.

Una de las tendencias observadas es la diversificación, tanto referida a los servicios que se despliegan en el centro –se intenta abarcar diferentes campos- como al lugar donde se prestan, ya que, en algunos casos, la enseña se desplaza a colegios y a espacios al aire libre, con la idea de estar lo más cerca posible del cliente.

Otro fenómeno a tener en cuenta es que la educación se impone al ocio, en el sentido que el componente formativo/educacional ha de estar presente, en mayor o menor medida, en la actividad. Resulta muy complicado que un proyecto se sustente exclusivamente en el ocio, “pues está sujeto a más vaivenes, lo que representa un riesgo”, advierte Pablo Gutiérrez, director general de Operaciones de mundoFranquicia Consulting.

En línea con lo anterior, Miguel Ángel Oroquieta, socio director de T4 Franquicias, confirma que las mejores oportunidades están en la educación. “Aquí ya existe una importante representación, pero el potencial es tremendo. Lo cierto es que cada vez surgen más modelos en este ámbito, que cubren necesidades de manera más eficiente”.

Publicidad - Sigue leyendo debajo

Las enseñas mencionadas anteriormente, aún en germinación, conviven con otras ya asentadas, que acercan al emprendedor otra batería de conceptos. Aquí tienen cabida cadenas de jugueterías,actividades extraescolares mediante programas propios de matemáticas y lectura, enseñanza de inglés, escuelas, ocio y educación y un Spa infantil que desarrolla un modelo educacional basado en la salud, la alimentación y el bienestar.

El término medio

En este escenario, quizás se eche en falta una “clase media” más potente, en el sentido que abundan cadenas nuevas –con pocas unidades- y, en el otro extremo, se sitúan las franquicias con redes numerosas, mientras en el centro se percibe un cierto vacío. Esto indica la dificultad de consolidar conceptos en este mercado.

Oroquieta profundiza en el fenómeno. “Existen buenas oportunidades, que ofrecen un planteamiento atractivo, pero hay que chequear el detalle el ciclo de vida del negocio. Normalmente, este sector es muy dinámico y es conveniente analizar que la actividad elegida sea una tendencia claramente identificada o que, en su defecto, sea una actividad consolidada a la que todavía queda recorrido”.

Un negocio de mayores, para pequeños

Al margen de que busque autoempleo o sea un inversor, el emprendedor que fija su mirada en este mercado suele identificarse de forma muy estrecha con la actividad. “El componente vocacional suele pesar más que en otros segmentos, de ahí que sea importante que el candidato muestre una afinidad personal muy alta con el proyecto seleccionado”. Una realidad que las centrales suelen reflejar en el perfil de franquiciado que buscan.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo

Ésta es una seña de identidad del ocio y educación infantil, pero no la única. Oroquieta alude a unas claves de éxito con pedigrí propio. “Las enseñas con recorrido son aquellas que llevan incorporada una metodología de trabajo propia y, en la medida de lo posible, un componente de exclusividad”.

Jóvenes y con futuro (oportunidades en franquicia)

Nos acercamos al final del análisis y miramos al futuro de la mano de los expertos, con el objeto de identificar las ideas que pueden marcar tendencia, y, al mismo tiempo, representar oportunidades de negocio atractivas.

Oroquieta señala todo aquello que ayuda a potenciar las habilidades personales del niño, el fomento del emprendimiento o la creatividad, “a lo que se suma la impresión 3D, como líneas de crecimiento por las que discurrirá el mercado”.

Para Xavier Vallhonrat, presidente de la Asociación Española de Franquiciadores (AEF), el futuro camina hacia la enseñanza infantil a domicilio, con profesores especializados en las materias correspondientes, “lo que permite ahorrar costes al franquiciado o inversor”. Otras corrientes de oportunidades “estarán protagonizadas por la focalización en materias concretas, como la enseñanza de idiomas o matemáticas”.

Dos cifras que son lo que parecen

55.000 y 250.000 euros. Entre estas dos cantidades existe una larga distancia, tanta como 195.000 euros. Parece evidente que una cifra no tiene nada que ver con la otra. Una resulta accesible para una amplia gama de emprendedores, la otra parece coto exclusivo de inversores.

¿Y a qué viene esta digresión, os preguntaréis? Estas dos cifras son las inversiones que una marca del sector, en un ejercicio de transparencia, comunica a los potenciales franquiciados. La primera corresponde al desembolso sin obra civil, mientras que la segunda se refiere a un local en bruto y que requiere una profunda transformación para adaptarlo a los estándares de la cadena. A partir de aquí, insistimos –no nos cansaremos de hacerlo- en que debéis pedir a la central que os detalle al máximo la inversión inicial, partida a partida.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Franquicias