Restauración a lo grande

Según DBK, las cadenas de restaurantes están al alza, al igual que los establecimientos sin servicio en mesa, mientras los negocios independientes menguan.

image
Foto: cortesía de Resturantes La Mafia.

Si en el 2010 representaban el 25% del mercado, el pasado ejercicio el porcentaje subió al 28,9%, con un volumen de negocio de 5.700 millones de euros. Estas cifras confirman la tendencia ascendente de las cadenas de restaurantes (aquellas que agrupan varios establecimientos bajo una misma enseña), según el informe especial que acaba de presentar DBK, filial de Informa D&B; (Grupo CESCE).

En línea con su mayor protagonismo, el número de locales organizados en cadenas aumentó, entre enero del 2012 y enero del 2014, en unas 900 unidades, hasta las 13.770. Un empuje en el que, sin duda, ha colaborado el dinamismo de las franquicias de restauración, representadas en nuestro buscador con numerosos proyectos. Los negocios independientes, por el contrario, perdieron 3.000 unidades en ese mismo periodo de tiempo.

El estudio muestra otras tendencias que nos ayudan a vislumbrar el horizonte del sector. Así, los restaurantes con servicio en mesa –el 84,8% del mercado- describen una curva descendente, al facturar el anterior año 16.700 millones de euros, el 3,5% menos que en el 2012. Los restaurantes sin servicio en mesa, en cambio, mantuvieron sus ingresos en 3.000 millones, gracias al crecimiento de los establecimientos de comida rápida, que facturaron el 0,4% más, hasta los 2.425 millones.

Si nos detenemos en la actividad en términos globales, ésta prosigue un desplome iniciado en el 2008, aunque ahora sea más suave. Así, tras descender el 6,9% en el 2012, la facturación sectorial retrocedió el 3% en el 2013, hasta los 19.700 millones de euros. Y de cara al futuro inmediato, se espera que el presente año cierre con el 1,5% negativo, para en el 2015 detener, previsiblemente, la caída.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Franquicias