¿Cómo elegir la ubicación óptima?

Un alquiler excesivo, escasa visibilidad o decisiones basadas en motivos personales. Estos son algunos de los principales errores al elegir local. 

La mala ubicación de un negocio puede arruinar el proyecto a las primeras de cambio. Interiorizada esta realidad, ahora os mostramos algunos de los criterios para elegir el emplazamiento de vuestra franquicia. Y para ello, hemos recurrido a InAtlas, firma especializada en location analytics y big data, y a la consultoría T4 Franquicias, que recientemente sellaron una alianza, por la cual la primera compartirá con los clientes de la segunda una aplicación móvil de desarrollo propio, orientada a valorar la competitividad de una actividad según su localización.

Una central en su sitio

José Aragonés, socio-director la consultoría, empieza por advertir al asociado que debe ceñirse a las recomendaciones que el franquiciador le transmite acerca del “número de habitantes, de la tipología de estos (perfil de cliente) y de la tasa de esfuerzo de la renta sobre la previsión de ventas (en torno al 10%)”.

Silvia Banchini, fundadora y codirectora de inAtlas, muestra a continuación aquellos parámetros generales que determinarán la localización óptima de la franquicia:

• Dónde se concentran mis clientes potenciales.

• Cómo evolucionan los negocios parecidos al mío y qué cuota de mercado podría tener respecto a ellos en un lugar u otro.

• Viabilidad económica de la inversión inicial (por ejemplo, precio/m2 del local)

Los expertos señalan la importancia de analizar los aspectos no sólo cuantitativos, sino también cualitativos, lo que engloba, por ejemplo, las opiniones de los consumidores. Desde inAtlas apuestan por recrear, a través de su app, un perfil sociodemográfico del público potencial de la zona, según el nivel de estudios y los gustos relacionados con doce categorías de bienes de consumo. “La idea es retratar el entorno del local, contabilizando los establecimientos presentes con sus superficies de venta, pero también analizando las opiniones de la gente sobre ellos, a través de canales como Foursquare”.

Errores que nos desubican

Aragonés alerta sobre las decisiones poco rigurosas en este apartado. “Los fallos más comunes tiene que ver con elegir locales donde la tasa de esfuerzo que representa el alquiler es demasiado elevada, donde la visibilidad o escaparate son inexistentes o con accesos complicados”.

Banchini observa que, en muchos casos, se suele primar la rentabilidad del coste del local o motivos personales, “vinculados a situaciones donde prevalece la logística familiar (cercanía al lugar de residencia o del colegio de los niños...), la opinión de los cercanos (consejo de familiares y amigos...), o la mirada desinformada a través de visitas de campo”.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Franquicias