Fini empieza su camino en franquicia

La inversión inicial es de unos 70.000 euros, para locales a partir de 60 metros cuadrados y ubicados en poblaciones desde 70.000 habitantes.

Fini, multinacional española especializada en la fabricación y distribución de golosinas, ha implantado recientemente una nueva división de franquicias para impulsar su desarrollo nacional. Con 40 años de experiencia y una facturación de 130 millones de euros el pasado ejercicio, la marca cuenta hoy con dos unidades propias. El objetivo ahora pasa por incorporar 10 tiendas a lo largo del actual ejercicio.

La inversión inicial para abrir una franquicia Fini ronda los 70.000 euros, para locales con un mínimo de 60 metros cuadrados y ubicados en poblaciones con más de 70.000 habitantes.

La central desplegará ante los franquiciados un “amplio respaldo a través de una estructura que hoy cuenta con una plantilla de 1.400 empleados, repartidos entre las dos factorías de España y Brasil, las cuatro delegaciones españolas y las cinco sedes internacionales, pilares sobre los que se sustenta la distribución a unos 80 países”, explican los responsables del proyecto.

En cuanto al producto, éste se elabora en la fábrica que Fini posee en la localidad murciana de Molina de Segura. “Entre la variedad de referencias que nuestros clientes pueden encontrar, destacamos los caramelos de gelatina, los regalices o los chicles”.

Más oportunidades en tiendas especializadas, en nuestro buscador.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Franquicias