La franquicia también mira a la Bolsa

Esta semana se estrenará en el parqué bursátil la enseña Naturhouse iniciando un camino que han seguido otras redes, con resultados desiguales.

Este viernes empezará a cotizar en la Bolsa de Madrid el 25% del capital de Naturhouse, franquicia de centros de nutrición y dietética, que cuenta con más de 2.000 establecimientos abiertos en 27 países. Un salto al mercado bursátil que hará a través de una Oferta Pública de Venta (OPV) en la que se baraja una banda de precios para sus acciones de 4,8 a 6 euros, lo que supone una valoración de la compañía de entre 288 y 360 millones de euros.

También en breve se estrenará en el mercado bursátil otra compañía relacionada con las franquicias: Desigual. En este caso será su fundador, Thomas Meyer, el que lo hará a través de una OPV de su Sociedad de Inversión de Capital Variable (Sicav), Jupiter Inversiones, propietaria de la cadena de moda.

Con ello, estas compañías accederán a una nueva fuente de financiación a la que también han accedido otras empresas que también operan en el sistema de franquicia.

Resultados desiguales

Dos de las primeras franquiciadoras que se estrenaron en este fueron Adolfo Domínguez y Cortefiel, a primeros de 1997. En su salida a Bolsa, Adolfo Dominguez, empezó a cotizar a un precio de 18,07 euros, mientras que actualmente sus acciones cotizan en torno a los 4,8 euros. Bien es verdad que en este periodo llegó a cotizar a 53 euros por acción, pero en los últimos años ha tenido que hacer frente a un proceso de adelgazamiento de sus estructuras y plantilla para dejar atrás los números rojos.

Por su parte, la trayectoria bursátil de Cortefiel, también marcada por periodos de crisis, ha sido también bastante movida. Nueve años después de salir a cotizar, en marzo de 2006, desapareció del parqué a través de una Oferta Pública de Adquisición (OPA) lanzada por MEP Retail España (controlada a partes iguales por fondos de inversión gestionados por PAI Partners SAS y Permira Limited). Entre medias, tuvo tiempo para, en 2001, lanzar también una OPA sobre el 51% del capital de su competidor Adolfo Domínguez y especular una vuelta al parqué en 2010, que finalmente no realizó por el momento de crisis económica.

Una crisis que también ha terminado afectando a otra de las franquicias cotizadas: Corporación Dermoestética. Estrenada en Bolsa en julio de 2005, el pasado mes de diciembre presentaba un pre-concursos de acreedores y un ERE que afectaría a toda la plantilla, lo que daría por finalizada la actividad en sus 54 clínicas de España y Portugal.

Historias de éxito

Pero no todas las decisiones de salir a Bolsa por parte de enseñas han sido tan turbulentas. Por ejemplo, la cadena de supermercados Dia dio el salto a mediados de 2011, saliendo a un precio por acción de 3,5 euros. En la actualidad ha duplicado su valor ya que sus acciones cotizan a un precio 7,33 euros, demostrando que también una franquiciadora puede tener en la Bolsa una alternativa financiera interesante.

Claro que uno de los mejores ejemplos de como la Bolsa puede apoyar el crecimiento de una franquiciadora es el de Inditex. Una compañía que con sus marcas Zara, Zara Home, Pull&Bear;, Berska, Massimo Dutti, Stradivarius, Uterque y Oysho se ha convertido en uno de los líderes no solo del sector de franquicias sino de la Bolsa española. Salió a Bolsa en 2001 con el 26,9% de sus acciones a un precio de 14,7 euros por cada acción, que actualmente se mueven en la banda de los 30 euros. Una revalorización que puede convertirla en breve en la tercera empresa española cotizada que supera un valor de 100.000 millones de euros (junto a Telefónica y el Santander).

Pero no todas las franquiciadoras ven con buenos ojos el salto al mercado bursátil. Uno de los ejemplos de ello lo supone el fundador de la cadena Mango, Isak Andic, quien ha asegurado en distintas ocasiones que Mango no saldrá a Bolsa y ha señalado que cuenta con la confianza de los bancos. "Nunca hemos confundido el beneficio con el bolsillo", ha recordado, para dejar claro que el 98% de lo que gana la empresa se reinvierte en ella.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Franquicias