Goodbuy: otra visión de la segunda mano

Con una franquicia y dos tiendas propias, la enseña planea ocho aperturas a lo largo de este ejercicio. 

El mercado de la segunda mano cuenta con un nuevo actor. “Con más de 10 años de experiencia, Goodbuy acerca ahora al emprendedor un modelo de franquicia con una cuidada imagen para que los usuarios se sientan muy cómodos”, subrayan los impulsores de un proyecto que hoy posee una tienda franquiciada y dos propias. “Poseemos un sistema de trabajo propio con las máximas garantías, basado en tres conceptos básicos para el cliente: compra, vende, cambia”.

Publicidad - Sigue leyendo debajo

Algunos de sus elementos diferenciadores tienen que ver con el fomento del trueque y el consumo responsable, la fidelización de sus clientes a través de su carné de socio y con el desarrollo de familias de productos que “otras tiendas de segunda mano no comercializan”.

Alejandro Revuelta, responsable de Operaciones de Goodbuy, añade que la venta de productos de segunda mano tiene muy buen margen comercial y que en esta cadena se puede trabajar material en depósito, pago con vales o en compra directa. “En nuestras tiendas contamos con mucha afluencia de clientes, lo que provoca muchas sinergias y ventas cruzadas, donde también caben artículos nuevos a un buen precio, gracias a los acuerdos de los que disponemos”.

La central, que prevé ocho aperturas en el actual ejercicio, contempla una inversión inicial aproximada de 36.000 euros.

Más Oportunidades en Tiendas Especializadas, en nuestra Guía Online de Franquicias.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Franquicias