Butifarring desembarca en Hungría

La franquicia especializada en bocadillos a la brasa de primera calidad prevé abrir tres restaurantes este año, dos propios y uno asociado.

Con un local operativo en Barcelona desde el 2013, la franquicia de bocadillos a la brasa de primera calidad Butifarring comienza su expansión en franquicia y lo hace con una apertura internacional, en Budapest (Hungría). Según explica Eric Camps, CEO y socio fundador de la empresa, “los franquiciados húngaros nos conocieron a través de un artículo en un blog americano, y hace un año, en un viaje a Barcelona, vinieron a probar nuestras butifarras. Se enamoraron de ellas y de nuestro concepto, y al ser Hungría uno de los países más ‘salchicheros’ del mundo, iniciaron conversaciones con nosotros para abrir una franquicia en Budapest”.

De cara al futuro inmediato, la enseña planea abrir en los próximos meses dos restaurantes propios más, uno en Mataró y otro en Barcelona, además de poner en marcha la segunda franquicia, “en una ubicación aún por determinar”.

En la cocina de este proyecto se encuentra Albert Gómez, que trabajó en El Bulli y con otros cocineros de gran prestigio, como Martín Berasategui. “Él es el responsable de la selección de los ingredientes y productos, todos de proximidad, que conforman una variada carta de bocadillos, guarniciones y salsas”. Señalar que Butifarring dispone también de un Espacio Gastronómico en la barcelonesa Calle Ferrán, dividido en dos ambientes: el laboratorio de Investigación y desarrollo del chef Albert Gómez y una sala polivalente que se ofrece a particulares y empresas para la celebración de eventos, “además de organizar nosotros conferencias, talleres, degustaciones y catas de producto de manera periódica, así como talleres de emprendimiento y networking”.

Más Oportunidades en Hostelería-Restauración, en nuestra Guía Online de Franquicias.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Franquicias