OPAU se estrena en Madrid

La franquicia propone un nuevo concepto inmobiliario, donde se eliminan intermediarios, que beneficia tanto al propietario como al inquilino.

OPAU (Oficina Provincial de Alquileres Urbanos) ha inaugurado su primera oficina en Madrid, “ofreciendo un innovador modelo de negocio que elimina intermediarios”, como explican desde la central. “Proponemos un concepto inmobiliario diferente, que aporta ventajas tanto al propietario como al inquilino. El primero puede publicitar y promocionar su vivienda de forma gratuita a través de OPAU, multiplicando las posibilidades de arrendamiento, mientras que el inquilino dispone de los mayores ficheros de alquiler de la ciudad hasta el momento en que encuentre el piso que mejor se adapte a sus necesidades, eliminando comisiones de arrendamiento y abaratando la búsqueda a través de un pago único por el servicio. Además, ambos pueden ajustar y negociar directamente las condiciones de la vivienda”.

La nueva oficina está emplaza en el barrio de Argüelles (Calle Alberto Aguilera nº 31, Bajo, Exterior- Izquierda), “una de las mejores zonas de Madrid por su número de alquileres y donde abundan los jóvenes y universitarios”.

Con esta apertura, la marca dispone de tres franquicias operativas en poco más de un año, en Barcelona, Valencia y Madrid, junto con su oficina propia en Murcia. “Y en breve, prevemos abrir cuatro unidades más en Sevilla, Almería, Alicante y Madrid”.

Los franquiciados de esta nueva sede son el matrimonio de empresarios venezolanos, Tatiana Machillanda y Jorge Nahlous, (en la foto, con los franquiciadores). “La central nos ha apoyado siempre y en estos primeros momentos de actividad ya contamos con muchos interesados y un fichero muy amplio de alquileres”.

El objetivo de OPAU es disponer de agencias en las principales ciudades españolas. “Continuamos buscando a nuevos colaboradores para unirse a un modelo de negocio tan rentable y compatible con cualquier actividad inmobiliaria”.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Franquicias