Nuevo local de Olibher en Tordesillas

Es el octavo punto de venta de la empresa especializada en aceitunas y encurtidos. 

Olibher, la empresa especializada en la venta y distribución de aceitunas y encurtidos, ha inaugurado su octava tienda bajo el régimen de franquicia, en la localidad vallisoletana de Tordesillas.

La nueva tienda abrió sus puertas el 3 de agosto en el número 35 de la calle Santa María. Con una superficie de 75 metros cuadrados, el interior de la tienda se ha decorado mezclando "elementos característicos de las tiendas Olibher con otros que recrean el ambiente típico del municipio en donde se encuentra. Se han añadido iconos de tipo rural que hacen que esta combinación entre lo tradicional y lo actual transmitan un ambiente muy cercano y acogedor", afirman desde la central. Además de aceitunas y encurtidos, en esta nueva tienda se pueden encontrar otras líneas de productos como embutidos ibéricos y derivados, legumbres, conservas, bacalao y salazones.

Publicidad - Sigue leyendo debajo

Esta nueva franquicia, la tercera de la cadena, ha supuesto la entrada de Olibher a pequeñas poblaciones, puesto que el resto de los establecimientos se encuentran en capitales de provincia con más de 50.000 habitantes. Convencidos del éxito de la franquicia Olibher en esta localidad, los directivos de la compañía confían en que este modelo podrá abrir las puertas a la expansión nacional hacia comarcas con menos habitantes pero con gran importancia

Olibher cuenta actualmente con un total de ocho tiendas en las ciudades de Valladolid, Palencia, Lugo, Burgos y, ahora, en Tordesillas.

La compañía pretende finalizar el año con una amplia red de franquicias. Para poner en funcionamiento un establecimiento de la marca, es necesaria una inversión a partir de 95.000 euros para locales con un mínimo de 55 metros cuadrados.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Franquicias