"El nuestro es un negocio a prueba de crisis"

¿Sabías que existe la posibilidad de entrar en el mundo de la franquicia, de la mano de las míticas patatas Pringles? Virginia García, directora de Marketing y Comunicación de Mark FaceOff, explica cómo.

Virginia García, directora de Marketing y Comunicación de Mark FaceOff, nos ayuda a profundizar en el modelo de negocio de una firma que acerca al emprendedor la posibilidad de convertirse en distribuidor oficial de las míticas patatas Pringles bajo la modalidad de venta automática.

EMPRENDEDORES: ¿Cómo nació la marca?

VIRGINIA GARCÍA: Mark FaceOff es una empresa creada en el 2014 con el fin de hacerse un hueco en el mundo de las franquicias rentables. Nuestra base de gestión está en la provincia de Málaga, concretamente en el Polígono Industrial de San Pedro Alcántara de la ciudad de Marbella. Desde aquí estamos preparados para ofrecer a nuestros franquiciados la logística y apoyo comercial para su nueva actividad. Después de mucho tiempo estudiando la viabilidad de diferentes proyectos, consideramos que la vía más rentable para nuestros asociados es trabajar con marcas líderes en sus respectivos sectores. A partir de aquí, se crea un proyecto piloto orientado a la gestión íntegra como distribuidores, para más tarde venderlo como franquicia de manera exitosa.

EMP.: ¿Cuál es el modelo de negocio de la enseña?

V.G.: Este proyecto de franquicia es muy importante para nosotros, ya que es el elegido para darnos a conocer en España. Consideramos que la mejor forma de tutelar al asociado en sus comienzos es facilitarle nuestra experiencia en el sector. En este sentido, hemos instalado más de 300 máquinas en la Costa del Sol durante más de dos años, con la idea de testar el concepto que hoy presentamos.

La gestión del negocio es sencilla, al igual que el proceso de aprendizaje, sin olvidar que la actividad se adapta a todas las necesidades. Lo cierto es que le puedes dedicar más o menos tiempo, en función de tus intereses. Desde 6.000 euros + IVA damos la posibilidad de que cualquier persona pueda gestionar la distribución de las máquinas expendedoras de Pringles en su zona, un desembolso, por otro lado, fácilmente recuperable y en el que se incluyen todas las partidas. Otras de las características del proyecto son su reducido coste, el hecho de no necesitar personal, la ausencia de canon de publicidad y royalty. Por último, el franquiciado puede compaginar ésta con cualquier otra actividad.

Tampoco hay que pasar por alto las posibilidades de crecimiento para un emprendedor que puede adquirir más máquinas a medida que evolucione el proyecto.

EMP.: ¿Qué ventajas conlleva ser franquiciado de una marca tan conocida como la suya?

V.G.: El negocio funciona a prueba de crisis, en épocas buenas y malas, ya que contamos con una marca conocida a escala mundial y líder en su mercado, lo que hace que resulte muy atractiva para todos los públicos. En paralelo, elaboramos un plan personalizado y adaptado a la capacidad de inversión del futuro franquiciado.

EMP.: ¿Cómo afrontan la competencia?

V.G.: Como comentábamos, trabajamos con la marca líder en el mercado dentro del sector, de forma que la competencia de producto se minimiza mucho y la directa es casi inexistente.

Respecto a otras marcas de vending, sinceramente no las consideramos competencia, al ofrecer otro servicio y, sobre todo, al colocar las máquinas en emplazamientos donde la competencia es prácticamente inexistente. Para minimizar la competencia indirecta, mientras, reforzamos y ubicamos gran parte de nuestros esfuerzos en el área de la postventa, lo que se traduce en un servicio muy personalizado a través de un departamento que se encarga de realizar un seguimiento directo del asociado.

EMP.: ¿Cómo gestionan las redes sociales? ¿Se controla todo desde la central o se deja libertad a los franquiciados?

V.G.: Desde la central damos soporte en redes sociales y publicidad offline durante la vigencia del contrato, con diferentes acciones y herramientas establecidas en nuestro plan de marketing. No obstante, los franquiciados pueden hacer uso libre de sus redes sociales, siempre y cuando sigan unas pautas y consejos de nuestro departamento encargado.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Franquicias