Barnes International aterriza en Saint-Tropez

Dependiendo de las características de cada propiedad, los inmuebles pueden alcanzar un valor de 30 millones de euros.

La inmobiliaria de lujo Barnes International, presente desde hace varios años en el sureste de Francia con agencias
en Cannes y Aix-en-Provence, continúa su plan de expansión internacional en los principales mercados internacionales de todo el Mediterráneo mediante la apertura de una nueva agencia en la exclusiva localidad francesa de Saint-Tropez.

Publicidad - Sigue leyendo debajo

Situada en plena Costa Azul y con una población de tan sólo 5.600 habitantes, el municipio presenta un mercado inmobiliario que se caracteriza por las grandes dimensiones de su parque de viviendas y el alto precio por metro cuadrado, el cuál muchas veces supera los 20.000 euros.

"Saint-Tropez es un mercado estratégico para Barnes como compañía inmobiliaria de lujo por el gran número de multimillonarios y celebridades que visitan o residen en esta región. Debido a esta elevada demanda, la localidad nos parece un punto clave para consolidar nuestra presencia internacional”,_ afirma Thibault de Saint Vincent, presidente de Barnes International.
Así, una villa de una superficie construida de 400 metros cuadrados, gran parcela y vistas al mar tendría un precio que oscilaría entre los 10 y 30 millones de euros. La demanda es constante para propiedades de obra nueva o reformadas y con vistas al Golfo, con especial mención a las zonas de Les Parcs de Saint-Tropez y la Pointe du Capon.
Por otra parte, los bienes situados en el corazón del pueblo están experimentando una mayor demanda en los últimos años, principalmente en los distritos del Ponche, la Iglesia y el Puerto, por su cercanía a las icónicas playas de los Salins y De la Moutte. El precio de una propiedad en esta zona que disponga de jardín y piscina oscila entre
los 2 y los 7 millones de euros.
"La vista del mar es un elemento esencial para nuestros clientes, tanto que a veces puede llegar a duplicar el precio de algunos bienes", indica por su parte Giorgio Imparato, director de la oficina de Saint-Tropez de Barnes. Los principales compradores de vivienda son franceses, ingleses, americanos, holandeses y belgas, y adquieren este tipo de activo tanto para un uso residencial de primera o segunda
residencia como para realizar una inversión con una alta rentabilidad.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Franquicias