Grupo Aliaga explora un nuevo mercado en franquicia

Protección de datos, cumplimiento de la normativa y prevención de riesgos son algunos de los servicios que ofrece la cadena a pymes, profesionales y autónomos.

Grupo Aliaga, consultoría estratégica que desarrolla diversas actividades encaminadas a cubrir las obligaciones legales de cualquier pyme (política de protección de datos, cumplimiento con la normativa penal, prevención de riesgos laborales, formación bonificada, control de presencia y consultoría legal), “trae a la franquicia una de las pocas actividades que aún no tenía presencia en este mercado”, subrayan desde la central. “La ventaja para los emprendedores es que prácticamente todas las parcelas donde trabajarán son de obligado cumplimiento por ley, con lo que el mercado de posibles clientes es sumamente amplio. De hecho, la Administración va a vigilar en breve algunas de estas áreas con mayor rigor del que ha mostrado hasta ahora, como es el caso de la protección de datos”.
"El concepto de negocio que ponemos a disposición de terceros es una propuesta novedosa, sin parangón en el mundo de la franquicia española actual", explica Alfonso Barreiro, socio fundador de Grupo Aliaga, una empresa que acumula una experiencia de más de 10 años "y que posee una estructura consolidada para la prestación de servicios específicos ampliamente demandados por las empresas tras las últimas modificaciones legislativas".
Con 5 unidades operativas (1 de ellas asociada) operativas en la Comunidad de Madrid, la compañía prevé la concesión de un máximo de 10 franquicias en el 2018. "Lo cierto es que en nuestro modelo no tiene sentido una captación masiva: para que un franquiciado pueda poner en marcha su negocio con garantías, tanto para él mismo como para la red, se necesita por lo menos un mes de acompañamiento constante por parte de la central”.
La inversión inicial para poner en marcha una franquicia de Grupo Aliaga varía la modalidad elegida: la A, con un desembolso de 9.000 euros (canon de entrada incluido) y la B, con 12.000 euros de inversión (también con el canon incluido), que se diferencian por el número de servicios ofrecidos. En ambos casos, el canon de entrada es de 3.000 euros, que se invierte en todo el paquete de acogida al franquiciado. “Y los 6.000 o 9.000 restantes, dependiendo del modelo de franquicia elegido, se financia sin intereses por parte de la central, con pagos aplazados de entre 12 y 24 meses".

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Franquicias