Oportunidades en un mercado que ha abierto la puerta al crecimiento

Empezamos a compartir el especial donde recogemos 100 oportunidades para invertir ahora, con una selección de franquicias inmobiliarias.

El crecimiento como rutina. Ésta es la situación de un sector que ha pasado de 1.287 unidades y 287,7 millones de euros, en el 2016, a las 1.660 oficinas y los 331,2 millones con los que cerró el pasado año. A partir de aquí, los operadores inciden en la profesionalización, para dejar atrás una época en la que el corto plazo se imponía y donde habitaban demasiados advenedizos. Este proceso implica reforzar los programas formativos y de soporte al asociado, además de desarrollar oficinas con un enfoque empresarial y con un mayor número de agentes.

Publicidad - Sigue leyendo debajo

Como tendencias especializadas a seguir, la comercialización de viviendas eficientes -ha surgido ya algún concepto enfocado 100% a este segmento-, y de lujo. Fruto de la maduración del mercado, cobran fuerza figuras como el personal shopper, quien, superado el rol de ‘despachador’ de pisos, gestiona todo lo relativo a la operación con el inmueble. Información que puedes encontrar también en nuestro especial de franquicias de mayo, donde hay información más detallada y

Re/Max. Pioneros en el modo de entender el negocio inmobiliario

Con 113.804 agentes en un centenar de países, la cadena RE/MAX siempre ha puesto el foco en las necesidades de los agentes que trabajan en cada oficina y que son liderados por el bróker propietario [así definen en la compañía al franquiciado]. Como potencial asociado, buscan a emprendedores “con un alto nivel de compromiso y de ejecución en su mercado, gran disciplina, así como un deseo de guiar y ayudar a otros agentes”. Ya en el plano económico, la facturación el primer año va de 150.000 a 200.000 euros, mientras el pay-back es variable, “aunque suele cristalizar en los dos primeros años”. Como parte del soporte a la red, la central despliega formación, herramientas de marketing, tecnología e innovación.

Century 21. Un saber hacer reconocido a escala mundial

Century 21 está presente en 78 países con 7.400 oficinas y 111.000 asesores, la cadena tiene la misión de “ayudar a los asesores inmobiliarios a ganar la mayor cuota de mercado e incrementar su rentabilidad”. Y lo hace a partir de un sistema de trabajo guiado por la rigurosidad, la ética y la mejor formación de sus equipos. “En los países donde operamos el compromiso es el mismo: selección de colaboradores basada en el perfil emprendedor y con actitud empresarial, y un sistema operativo que da preferencia a la colaboración dentro de la organización, creando sinergias y economías de escala”. Unos colaboradores a quienes da soporte integral, “con las mejores herramientas de marketing personal y tecnología”.

Publicidad - Sigue leyendo debajo

Adaix. Varías líneas de negocio siempre a la vanguardia

Con la actividad inmobiliaria como eje central, una oficina Adaix puede desarrollar tres líneas de negocio complementarias: seguros generales, administración de fincas y servicios financieros. El asociado tiene la oportunidad, en paralelo, de distribuir y comercializar las viviendas EcoAdaix, edificaciones eficientes, construidas en seco y diseñadas por su equipo de arquitectos. Desde la central, facilitan al emprendedor herramientas tecnológicas a la vanguardia, como una app web de gestión inmobiliaria y un portal por cada actividad, “que desarrollan su propio equipo de ingenieros informáticos”. En el plano económico, la facturación el primer año es de 90.000 euros, mientras el pay-back cristaliza a los tres meses.

Solvia. La dimensión de un proyecto con un servicio integral

Las cifras que Solvia maneja constituyen una de las ventajas competitivas del proyecto. “Ponemos a disposición del asociado un portal inmobiliario con más de 15 millones de visitas anuales y una cartera de inmuebles valorada en más de 32.000 millones de euros y que incluye acuerdos preferentes para vender activos de grandes tenedoras y de particulares cuyas viviendas estén en el entorno de la oficina correspondiente”. A esto, suman una red internacional de captación de clientes y contactos con inversores profesionales. Su modelo de franquicia cristaliza en un centro integral de servicios de intermediación, “cuya razón de ser es la atención individualizada del cliente”. El pay-back, por último, es de un año.

Look & Find. Un proyecto en cadena pensado por y para el franquiciado

Look & Find empezó por el respaldo a un asociado con visión comercial y capacidad gestora. “No precisa experiencia en el sector, ya que le formamos en nuestra escuela de expertos inmobiliarios. Desde la central, y a través de sus departamentos, le damos apoyo integral, con herramientas y soluciones que facilitan el trabajo diario”. Con acuerdos con entidades financieras, “dirigidos, en gran medida, a facilitar el acceso de los clientes a la concesión de hipotecas”, fijan un pay-back a un año y una facturación de 70.000 a 110.000 euros el primer ejercicio. Por último, aclarar que en la inversión se incluye la obra civil. “El cálculo es para un local que haya estado en funcionamiento, que sólo precise un lavado de cara”.

Comprarcasa. De la mano de la central desde el inicio

“El asociado tendrá a su lado a nuestro equipo de consultoría, para planificar el negocio y alcanzar sus objetivos”. Comprarcasa, que busca a oficinas ya operativas y a startups impulsadas por emprendedores atraídos por el sector inmobiliario, calcula un pay-back a ocho meses y una facturación de 350.000 euros durante el primer ejercicio

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

En este enlace puedes consultar todas las oportunidades que nuestra guía online de franquicias recoge en el sector inmobiliario.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Franquicias