Estas franquicias demuestran que es posible enseñar a los más ‘peques’ de un modo innovador, divertido y rentable

El sector de ocio y educación infantil ha reaccionado con celeridad a las exigencias de un mercado donde la dupla online-offline se impone. Ahora te mostramos las principales tendencias en esta dirección.

Franquicias de ocio y educación infantil

Y lo hacemos de la mano de algunas de las marcas más representativas del sector. Especializada en talleres de cocina y hábitos saludables para el público infantil, en Cook & Play tienen clara la hoja de ruta. “Todo pasa por la digitalización, caminamos hacia la realidad aumentada, la gamificación…”, confirma su cofundador Manuel Sánchez. “Iniciativas, por otro lado, dirigidas a que las empresas sean más competitivas y puedan crecer de forma más rápida y fácil en todo el mundo y, a su vez, que el acceso para los usuarios sea más sencillo y universal”. A partir de aquí, la compañía está trabajando en un proyecto de realidad aumentada para que los niños dispongan de infinidad de contenidos a través de sus dispositivos, confirma Sánchez. ¿Y cómo se llevaría esto a la práctica? “Un ejemplo es que nuestras recetas poseen un desarrollo de diseño muy adaptado a los niños, pero nuestra intención es ir más allá y que, a través de la realidad aumentada, puedan descubrir muchas mas cosas relacionadas con la receta, como la elaboración de la misma de forma animada, las características de cada ingrediente e incluso curiosidades de cómo el tomate llegó aquí desde America”.

Y es que las franquicias demuestran que es posible innovar –a lo grande– en este segmento de ocio y educación. En Cook & Play están empezando a explorar un proyecto que, reconoce Sánchez, es un poco más complicado de aplicar que otras de las iniciativas que ya están desarrollando. “La idea seria jugar con los cinco sentidos de los niños. Se trata de una experiencia gastronómica en un nuevo formato de diversión y aprendizaje, ayudado de la realidad aumentada, donde los niños acceden a una sala y se sumergen en diferentes mundos a través de un proyector 360º. El sonido envolvente ayudará a crear mejor el ambiente, el gusto con la comida, el olfato con ayuda de olores que en cada momento puedan dar rienda suelta a la imaginación y, por último, el tacto”. Pero la innovación no siempre se nutre de tecnología. En la cadena de enseñanza de idiomas Ms&Mr Language han desarrollado el servicio pick up, gracias al que los profesores de la academia se desplazan a los colegios a recoger a los más pequeños y “convierten el trayecto entre escuela y academia en un juego en el que los alumnos disfrutan y mejoran su inglés”, como subrayan desde la central.

En línea con lo anterior, Albert Camins, CEO de Ms&Mr Language, expone que el segmento apuesta de manera firme por modelos que satisfagan el aprendizaje. “En este sentido, el sistema de enseñanza híbrida, que combina una parte presencial con la virtual, nos permite mejorar aspectos como la atención del alumno, mientras que las plataformas gamificadas para la educación infantil son un complemento ideal”. Pero no finaliza aquí el catálogo de desafíos. “El mercado debe adaptarse, en paralelo, a los cambios y nuevas motivaciones de los alumnos, ayudándoles a utilizar toda la tecnología a su alcance para mejorar su potencial. Por eso mismo, trabajamos no sólo para que nuestra metodología mejore las competencias en nuevos idiomas sino para que impulsen habilidades clave para su éxito futuro”.

A partir de la estrategia descrita, la compañía está fusionando el ámbito de la clase física con el mundo virtual, explica Camins. “Contamos con un espacio virtual donde todo el equipo y clientes interactúan más allá del mundo presencial. Se trata de un espacio privado compartido por aulas, grupos y temáticas si fuera el caso. En él los padres ven lo que se realiza en cada sesión, mientras que el profesor tiene su aula compartida con los alumnos y desde allí les motiva a seguir aprendiendo con actividades dentro de la plataforma. Otro punto a destacar es que las actividades que realizan desde la plataforma impactan en las clases presenciales a través de incentivos o premios que reciben los alumnos”.

Este nuevo escenario ha impulsado un cambio de paradigma en modelos que tenían en la presencialidad su foco competitivo, como el referente a escala mundial Kumon. “Durante estos difíciles años, la educación se ha visto expuesta a una situación inesperada para todos, que ha obligado a adaptarse y reinventarse con nuevas fórmulas y, sobre todo, con el uso de la tecnología”, resume Alberto Tejerina, director general de Kumon. “Nos encontramos en un período crucial en la historia de la compañía, ya que estamos construyendo los centros del futuro. Y, para ello, es necesario que se transformen en espacios híbridos y digitales. En los próximos meses, nuestros mayores esfuerzos seguirán puestos en el desarrollo del nuevo servicio de clases online en nuestras franquicias”.

No conviene olvidar, en este sentido, cómo la crisis ha contribuido a transformar la actividad, ya que de ese fenómeno se desprenden las principales oportunidades. “Offline casi al 100%, nuestra actividad se ha visto forzada, principalmente durante la pandemia, a desarrollar su vertiente online, lo que nos ha llevado a reinventarnos con talleres online donde, además de cocinar, utilizamos herramientas para acercarles los contenidos en clave digital”.