+

Anytime Fitness o la rentabilidad de emprender junto a un líder global y a la vanguardia

Con cerca de 5.000 clubes en más de 30 países, la franquicia de gimnasios de conveniencia más grande del mundo despliega un modelo sólido, muy fuerte en el plano financiero, flexible para adaptarse a los nuevos desafíos del mercado y con la cercanía con el franquiciado como faro que guía el crecimiento.

Tim Devereaux director general Anytime Fitness en España

Reconoce Tim Devereaux (en la foto), director general de Anytime Finess para España, que el ejercicio pasado fue duro. “Pero podemos estar muy satisfechos de haber estado a la altura de las circunstancias. 2020 pasará a la historia como aquel año en el que todos nos tuvimos que reinventar y reaccionar con urgencia ante situaciones inéditas, afrontando momentos de mucha tensión e incertidumbre. La buena noticia es que supimos adaptarnos a las circunstancias y ofrecer alternativas a nuestros franquiciados y a nuestros socios”.

Como parte de su estrategia para afrontar un escenario tan complejo, desde la central de Anytime Fitness Iberia aceleraron la implementación de nuevos servicios que permitieron a sus franquiciados seguir ofreciendo entrenamientos a los socios, incluso cuando las puertas de sus clubes estuvieron cerradas por el confinamiento nacional de primavera o por los diferentes cierres dictados por los Gobiernos regionales. “Pusimos a su disposición nuestra app, para que los usuarios pudieran practicar fitness desde casa, y readaptamos los gimnasios en tiempo récord para dotarlos de las medidas de seguridad e higiene que fueron y son necesarias para que sean entornos seguros en la era del coronavirus”.

Pero no finalizan aquí los hitos recientes de una compañía que en el 2020 también logró sumar dos nuevos clubes a su red nacional, en Castelldefels y en Viladecans. “Esto nos ha valido, entre otros, el reconocimiento de la Asociación Catalana de Franquicias a la Mejor franquicia no catalana con presencia en Cataluña”.

En esta primera parte del relato ya se esbozan algunos de los factores competitivos de una marca donde la cercanía con el franquiciado y sus socios se combina con la extraordinaria potencia que implica formar parte de la franquicia de gimnasios de conveniencia más grande del mundo, con cerca de 5.000 clubes en más de 30 países. Continuemos ahora profundizando en todas las claves que han llevado a Anytime Fitness al éxito y a mantener en forma su red de franquicias aun en los escenarios más difíciles, un recorrido por el que nos guía el propio Devereaux.

RENTABILIDAD INCLUSO EN TIEMPOS INCIERTOS

En línea con su enfoque operativo, las iniciativas de la cadena desde el inicio de la pandemia se han orientado a mantener –“y si era posible, mejorar”– la rentabilidad de sus clubes. “Todo, absolutamente todo, ha estado diseñado para que los franquiciados se sintieran acompañados por la central y tuvieran herramientas con las que seguir ofreciendo servicio, incluso en las semanas y meses de cierre. A partir de aquí, nuestra decidida apuesta por la tecnología nos permitió facilitarles los más de 8.000 ejercicios y más de 1.100 entrenamientos de nuestra app, para que los socios pudieran entrenar tantas veces como quisieran, dentro o fuera de los clubes. En paralelo, desarrollamos un proyecto que permite a los entrenadores impartir clases en remoto, en tiempo real, con la posibilidad de corregir a sus alumnos durante la práctica”.

«Tenemos los medios humanos y técnicos para satisfacer las exigencias del mercado, con una fortaleza financiera que nos impulsa para seguir mejorando la cifras y aumentar la red”.

Con la máxima siempre de aportar un valor constante a sus franquiciados, la central también extrajo el máximo rendimiento a su presupuesto de marketing y publicidad, con consultorías hechas a medida de cada club, para que todos fuesen más eficaces en su gestión y más rentables en sus resultados. “También les hemos ayudado ajustando los costes con nuestros proveedores, formándoles de manera continua en todas las áreas de negocio y renegociando por ellos, cuando así nos los han pedido, el precio de sus alquileres”.

UN 2021 DE APERTURAS Y OPORTUNIDADES

Confirma Devereaux que seguirán apostando fuerte por el mercado español. “Sabemos que tenemos muchas opciones de crecer”. En este sentido, han diseñado para el 2021 un plan de aperturas de hasta nueve clubes que se efectuarán, en su inmensa mayoría, después del verano. “Hasta el momento, las confirmadas son las de Villareal (Castellón), Santander (Cantabria) y Palma de Mallorca (Islas Baleares)”.

A éstas, se unirán otras donde la central tiene avanzadas las negociaciones tanto con futuros como con actuales franquiciados, que se ubicarán en la costa levantina y en el norte peninsular. “Además, es probable que empecemos a materializar las opciones que estamos viendo en los mercados vecinos de Andorra y Portugal”.

Pero más allá de nuevas aperturas, el otro gran eje de este plan es aumentar la rentabilidad de los clubes ya operativos. “Sabemos que de esa mejora y de la buena relación con ellos vendrá también el crecimiento de nuestra franquicia”.

Para tejer su red seleccionan a personas que quieran invertir en un modelo de negocio que ofrece salud, calidad de vida y bienestar. “Los emprendedores e inversores que se acercan a Anytime Fitness saben que nuestra marca tiene un enorme potencial de presente y de futuro en el mercado nacional e internacional, porque no sólo ofrecemos fitness y entrenamientos adaptados, sino una vida mejor para aquellos que confían en nosotros”.

EMPRENDER DE LA MANO DE UN LÍDER GLOBAL

Los franquiciados que se integren en la red accederán a un modelo testado a lo largo y ancho del planeta, con un retorno de la inversión que se obtiene, de media, a los dos años de la puesta en marcha del club. “No es baladí que nuestro concepto despliegue cerca de 5.000 clubes en más de 30 países y que sigamos sumando unidades año tras año. Operar en la red de Anytime Fitness significa ser parte del referente mundial del sector. Somos líderes en vanguardia y transformación, lo que se traduce en nuestra capacidad para adaptar el modelo a las nuevas tendencias en respuesta a las demandas actuales y futuras de los socios”.

«Comodidad, seguridad, proximidad, tecnología, flexibilidad horaria y personalización son y seguirán siendo claves. El sector va por ahí y estamos preparados para nuevos retos».

Devereaux insiste en la fuerza que da emprender junto a una enseña global. “Nuestra marca ha demostrado que sabe estar a la altura de las circunstancias, incluso en situaciones extremas como las que ha planteado el coronavirus. Disponemos de los medios humanos y técnicos necesarios para satisfacer las exigencias del mercado, con una fortaleza financiera que nos sirve de auténtico impulso para seguir mejorando las cifras e incrementar la red”.

Todas estas ventajas se hacen extensivas a un socio que, al inscribirse en Anytime Fitness, rompe las barreras horarias de un gimnasio común, al darle el poder de entrenar cuando decida y siempre que quiera. “Mantenemos intacta la apuesta por un servicio 24 horas –ahora limitado por la pandemia– y por introducir en los clubes mejoras tecnológicas que superen, además, las barreras físicas a través de nuestra app. Gracias a ella y a los programas de entrenamiento en remoto, los usuarios pueden entrenar dónde, cuándo y cuántas veces quieran”.

UNA EVOLUCIÓN PARALELA A LA DEL SECTOR

Los proyectos e iniciativas descritos hasta ahora entroncan con el dinamismo de una marca que ha “querido y sabido” seguir la evolución de un sector, el del fitness, en continua progresión desde hace años. “Los socios cada vez piden un trato más personalizado e individualizado, más atención, con un entrenador que les explique qué hacer en función de sus exigencias, retos y realidades, sin tener que pagar más por ello”. A partir de aquí, en 2020, en plena pandemia, Anytime Fitness fue un paso más allá en su coaching model con la introducción de una plataforma que permite a sus socios entrenar en tiempo real, desde sus casas, con los entrenadores y las clases, de entrenamiento personal o colectivas.

No se detiene aquí el esfuerzo innovador de la cadena. “Estamos probando nuevos proyectos piloto en nuestros clubes corporativos para, entre otras cosas, que los socios puedan inscribirse online. Y es que la apuesta por la tecnología forma parte de nuestro ADN, de forma que no dejamos de innovar en esa área, para que la experiencia de nuestros socios sea cada vez más completa, y la de los franquiciados más sencilla y rentable”.

«Las iniciativas de Anytime Fitness desde el inicio de la pandemia han estado orientadas a mantener –y si era posible, mejorar– la rentabilidad de nuestros clubes».

Pronostica Devereaux, por otro lado, que la seguridad será clave. “Esto va en línea con el aspecto físico de nuestros clubes, de entre 350 y 750 metros cuadrados de media, situados en barrios, para que nuestros socios no tengan que hacer grandes desplazamientos ni coger el coche para entrenar. Nuestro ADN es el de clubes pequeños, sin masificaciones, con cabinas de ducha y vestuarios individuales que posibilitan gestionar de forma adecuada la limpieza. Hablamos, en definitiva, de clubes con el tamaño perfecto para desplegar un servicio cercano y seguro”.

UN NUEVO EPISODIO COMIENZA TRAS LA CRISIS

Para cerrar el recorrido, preguntamos a Devereaux sobre las lecciones económicas y emprendedoras que están extrayendo de la crisis provocada por el coronavirus, “un fenómeno capaz de parar el mundo y de que todos nos cuestionásemos lo que hasta entonces conocíamos”, reflexiona el director general de Anytime Fitness para el mercado español, donde cuenta con 4 gimnasios propios y 36 franquiciados. “Hemos visto cómo alguno de nuestros clubes tuvo que cerrar y cómo, desde marzo, se redujo el número de socios en torno al 32%, un porcentaje alto, como es evidente, pero muy por debajo de la media del sector, en torno al 40%”.

Hecha esta lectura, Devereaux comparte una visión optimista del futuro inmediato. “Lo bueno y lo que nos motiva a seguir hacia adelante y a no mirar atrás es que ya estamos en la senda de la recuperación, además de comprobar que el grueso de los socios ha permanecido este tiempo a nuestro lado y que incluso hemos incrementado la media de meses de contrato con ellos. Lo cierto es que confiamos en que pronto todos nuestros gimnasios vuelvan a sus niveles de rentabilidad”.