Franquicias low cost: ¿cómo han logrado desarrollar modelos de negocio tan económicos?

Varias enseñas comparten las claves que les han permitido reducir al máximo el desembolso para iniciar la actividad

Franquicias de bajo coste

Al hablar de franquicias de bajo coste, cabe preguntarse cómo determinadas enseñas logran configurar modelos de negocio asequibles en el plano económico, sobre todo cuando se trata, en algunos casos, de conceptos que sí precisan un espacio.

En La Fábrica del Cartucho, por ejemplo, comunican una inversión inicial aproximada de 10.000 euros (no incluye obra civil). “El concepto está orientado al autoempleo y asesoramos al franquiciado para escoger un local que implique la menor obra civil posible, 0 si puede ser, para no penalizar los inicios”, explica Joan Gimeno, responsable de la cadena. “Hay locales más grandes que permiten mayor exposición de productos o montajes más llamativos para el cliente, mientras que otros necesitan aprovechar al máximo el espacio y ofrecer más servicios optimizando su stock inicial. Si se tiene que realizar una obra civil mínima, intentamos negociar con la propiedad del local para que la asuman, pero, si esto no es posible, la tendrá que ejecutar el asociado”.

En Halcón Viajes el desembolso inicial se corresponde con el canon de adhesión (6.000 euros más IVA), cantidad que en 2022 han bajado a 3.000 euros, como recuerda José Ignacio Rosales, director comercial de Franquicias del Grupo Ávoris, que integra las otras redes de agencias B The Travel Brand y Viajes Ecuador. “Al grupo también pertenecen tour operadores, compañías aéreas o cadenas hoteleras, con lo que nuestro éxito radica en vender viajes a todas las empresas de la corporación. No buscamos el beneficio económico en la incorporación de una franquicia, de ahí la reducción del canon, si no en crecer en puntos de venta profesionales en ubicaciones estratégicas”.

Focalizada en la promoción de hábitos de vida saludables a través de clases de cocina, Cook & Play contempla un desembolso de 5.000 euros + IVA. “Hemos eliminado elementos innecesarios”, explica su cofundador Manuel Sánchez. “Nuestro modelo está basado en un enfoque low cost sin local, lo que te permite utilizar los espacios de otros para trabajar”.

En Alfa Inmobiliaria plantean un modelo progresivo. “Es posible comenzar sin necesidad de un local a pie de calle, trabajando desde un despacho profesional o incluso desde casa, y sin empleados [modelo online a partir de 3.000 euros + IVA]”, explica su vicepresidente Jesús Duque. “A medida que llegan los ingresos y tanto franquiciado como compañía van consolidando su relación, le invitamos a ampliar su inversión montando una oficina y ampliando su equipo comercial [modelo con local desde 7.000 euros + obra civil]”.