5 señales para desconfiar de una franquicia

¿Te gusta la marca pero hay algo en ella que no suena del todo convincente? Te presentamos cinco pistas que te pondrán en alerta.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
¿Cuándo desconfiar?

Al montar una franquicia, hay que permanecer alerta ante todos los detalles para no llevarnos una desilusión. Por eso, te presentamos esta guía resumida que te resultará de gran ayuda a la hora de confiar -o no- en una marca.

Principios sin principios

“Estos son mis principios. Si no le gustan, tengo otros”. La máxima de Groucho Marx parece formar parte de la guía de estilo de algunas enseñas. No confíes en una cadena que esté dispuesta a negociarlo todo. Si la marca posee una base sólida, tendrá elementos inamovibles como el derecho de entrada o el periodo contractual.

Cierres que no son cierres

Los cierres son uno de los temas tabú del mundo de la franquicia. Si preguntas a la central por el número de cierres en el último ejercicio y no te faciliten la cifra: ¡desconfía! La forma en la que una marca aborda el tema de los cierres es fundamental al evaluar la transparencia y la solidez de ésta. Investiga también las causas que han llevado a las clausuras.

Obsesión aperturista

Tan malo como puede ser un cierre es la obsesión por las aperturas. Si el franquiciador habla sólo de las inauguraciones que ha logrado, de las que prevé, de las aperturas internacionales… activa el botón de alerta! Tras esta obsesión, suelen esconderse empresas que crecen sin control y sin estructura para digerir el crecimiento.

El franquiciado no es un cliente

Ciertas cadenas hablan de sus franquiciados como "sus clientes", cuando deberían tratarlos como lo que son: sus socios. Si los consideran sus clientes, pueden tener la tentación de generarles necesidades artificiales o pensar que -como clientes- siempre tienen la razón (nada más lejos de la realidad; es más, el franquiciado debería seguir las directrices de la central, con talante negociador por ambas partes, pero sin que el emprendedor imponga siempre su criterio).

Slow Franchise

Despacio y buena letra debería ser uno de los elementos fundamentales a la hora de franquiciar. Si un franquiciador tiene prisa por abrir el negocio y por desembolsar la inversión inicial, atentos. Para poner en marcha una enseña es necesario un tiempo de estudio e investigación previo. No te apresures y trata de resolver las dudas que surjan antes de firmar el contrato.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Gestión