El contrato de franquicia en 5 puntos

Antes de emprender en franquicia, asegúrate de que el contrato contiene las cláusulas adecuadas para protegerte ante cualquier circunstancia. Te presentamos los elementos que deberías examinar antes de lanzarte a la piscina.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
¿Cuánto dura el contrato?

Normalmente los contratos son de cinco años. Pero, si la inversión a realizar es alta, deberías ampliarlo o solicitar una prórroga automática, de esta forma podrás evitar que te cobren un segundo canon.

Con esto se intenta conseguir que la renovación del contrato no esté solo en manos del franquiciador.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
¿Qué incluye el canon de entrada?

El canon de entrada es el importe que se suele pagar al entrar en una franquicia. En este punto, se aconseja que se detallen los conceptos por los que se paga (formación inicial, asesoramiento, proyecto de imagen corporativa, ayuda en la búsqueda y adaptación del local,...) y su distribución porcentual.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Causas de resolución

Aquí se recogen los supuestos de incumplimientos de contrato, por lo que hay que prestar especial atención.

Si no quieres tener problemas, incluye una cláusula que obligue al franquiciador a darte tiempo para solucionar el problema. Y, ¡ten cuidado con las penalizaciones!, asegúrate que son proporcionales al prejuicio ocasionado.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Exclusividad de zona

Se deben establecen diferentes exclusivas de distribución que pueden afectar a territorios, compras, ventas,...

Pon especial interés en el área de exclusividad que recoge el franquiciador en el contrato. Ésta tiene que permitirte desarrollar bien tu actividad, ya que hay veces que el franquiciador se queda con una cartera de clientes. Aunque se trata de una práctica legal, puede poner en peligro tu evolución.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Cláusula de desempeño mínimo

Evita incluir este punto en el contrato. Si no puedes liberarte de él, porque el franquiciador insiste, asegúrate que lo que te está exigiendo es realista e intenta incluir supuestos que te eximan de responsabilidad.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Franquicias