Cómo detectar ‘chollos’ en franquicia… para descartarlos

En este encuentro pedimos a los propios franquiciadores consejos para seleccionar con criterio una marca. 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Novena edición de los Desayunos Emprendedores

En franquicia no existen los 'chollos'. O no deberían existir. Si encuentras alguno, sospecha y pon en cuarentena el concepto, ya que seguramente oculte algo. Ésta es la primera reflexión que deberías hacer al seleccionar una marca.

Pero las preguntas a formularse son muchas más: ¿es mejor unirse a una marca consolidada o a una emergente?, ¿en qué aspectos me debo fijar para verificar su rentabilidad?, ¿qué información debo solicitar a la central en la primera toma de contacto?

A éstas y otras cuestiones tratamos de responder en la novena edición de nuestros Desayunos Emprendedores. Y para ello, reunimos en un encuentro con formato de mesa redonda a Marina Assir (socia fundadora de Templo del Masaje, en la imagen); Alberto Ezquerro (responsable de Expansión de Anticipos.es); Lola Aldea (delegada de Expansión de Look & Find), David Carbajo (director de Expansión y Operaciones de The Burger Lobby); Alejandro Vesga, director de Emprendedores; Claudio M. Nóvoa, responsable de Contenidos de Franquicias de la revista, y Sandra C. Sánchez, redactora de Emprendedores.

A continuación, resumimos el debate a través de píldoras en forma de declaraciones. 

Pero, ¿de verdad quieres ser franquiciado?

Los asistentes coincidieron en que, como paso previo, el emprendedor debería analizar su propio perfil, para ver cómo se adecúa al mercado y al propio sistema de franquicia, reflexión que puede marcar el éxito –o fracaso- del proyecto.

“Lo principal es que tengas claro lo que quieres, focalizarte en algo que te guste, en algo donde poseas experiencia, en algo donde haya gente que te va a respaldar… Algo que, en definitiva, te empuje a entrar en la red” (David Carbajo).

“Te llama gente interesada en tu marca, pero que no tiene claro si montar una inmobiliaria o una tienda de cigarrillos electrónicos. Su idea es que ahora está de moda emprender y, a partir de ahí, decide montar algo, un planteamiento equivocado” (Lola Aldea).

“El asociado estándar tiende a no informarse, de ahí que vaya a lo fácil y que todas las propuestas le parezcan iguales” (Marina Assir).  

“La gente que nos pregunta en ferias y eventos similares no tienen una idea clara de lo que es una franquicia. Cuando les dices que se van a constituir como una sociedad limitada independiente, que van a asumir unos riesgos como cualquier empresario… se sorprenden” (Alberto Ezquerro, en la imagen). 

Cuándo desconfiar de una marca

“Desconfiaría de aquellas enseñas que te ofrecen mucha rentabilidad, muy rápido, y que te transmiten la idea que, con una inversión pequeña, ganarás de inmediato mucho dinero. Obtener un pay-back a los seis meses, por ejemplo, es muy complicado, sobre todo si hablamos de un negocio con un local a pie de calle” (Assir).

“Sigo viendo cómo algunas compañías entregan planes de negocio, sin personalizar, a las primeras de cambio y que dicen al emprendedor que en seis meses va a ser millonario” (Aldea, en la imagen).

“Si creces de 0 a 100 en un año, es imposible armar una estructura que preste cobertura a toda la red” (Assir).

Consejos para elegir

”Que el candidato hable con otros franquiciados de la red. Y aconsejo que lo hagan con una oficina veterana y con una que lleve abierta un año, ya que esta última le confirmará si ha tenido apoyo de la central desde el inicio, mientras que la otra le relatará su trayectoria y los momentos más delicados” (Aldea).

“Hay que solicitar los datos económico-financieros, que detallen cómo te van a apoyar y qué pasos seguirán hasta la apertura y una vez el negocio esté operativo” (Assir).

“Acude al Registro Mercantil para comprobar qué sociedad está detrás de la franquicia, algo que la gente no hace” (Aldea).  

“Todas las iniciativas que ayuden al emprendedor a empezar son interesantes y habría que tenerlas en cuenta” (Carbajo, en la imagen).

“Buscaría algo que no estuviese en el mercado, con un componente novedoso y un retorno rápido” (Ezquerro).

Marca consolidada versus proyecto embrionario

 “La principal ventaja de una marca que empieza es que puedes elegir la zona donde operar, al tener seguramente poca presencia aún en el mercado, algo que en una consolidada es muy difícil”, explicó Ezquerro.    

“Los grandes operadores fijan unas condiciones y son poco flexibles a la hora de cambiarlas, mientras que en una red pequeña la central suele escuchar al asociado” (Assir).

“La ventaja de las emergentes es su flexibilidad. Si un potencial asociado quiere discutir alguna de las clausulas del contrato, seguramente nos sentemos a hablar” (Carbajo). 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Franquicias