El 2015 más innovador en franquicia

Nos centramos en aquellos mercados maduros que han desplegado propuestas que pueden marcar tendencia.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
La innovación está en cualquier parte

El equivalente a comprar 7.342 Big Mac –imagina una hamburguesa tras otra, colocadas en línea recta-. Éste es el precio que tendrías que pagar para hacerte con un metro cuadrado de vivienda en Londres.

Incluido en el estudio Market Pulse Report, elaborado por la inmobiliaria Century 21, el dato –que toma como referencia el Índice Big Mac que publica The Economist- refleja un modo innovador de presentar la realidad del mercado. Una estrategia con la que la marca busca aportar valor añadido a la red y ser referente en su sector, algo consustancial a cualquier franquicia.

El episodio ilustra cómo se puede innovar en cualquier aspecto de la gestión y nos sirve para presentar el catálogo de iniciativas novedosas alumbradas en mercados maduros a lo largo de un año a punto de expirar que, con el tiempo, pueden generar tendencias que, a su vez, impulsen oportunidades de negocio.

Algo más que vender casas

No abandonamos el mercado inmobiliario con el que iniciamos esta galería, ya que aquí encontramos una cadena (Monapart) que busca dar una vuelta de tuerca a la agencia tradicional, como destacan desde la central. “Nuestra especialidad son las ‘viviendas bonitas’ y, a partir de aquí, tanto el servicio como el marketing y el equipo están orientados a este tipo de producto”. Una filosofía extensiva al perfil de asociado, donde “valoran mucho” que sea arquitecto, aparejador o interiorista, “o que posea un gusto especial por las viviendas de calidad y con encanto”.

Restaurantes vanguardistas y en formato mini

Fondeamos ahora con uno de los trasatlánticos del mercado, como la hostelería y restauración, que, de nuevo, exhibe su carácter innovador. Y lo hace en dos direcciones.

Por un lado, la apuesta por incorporar elementos tecnológicos en los establecimientos, con los que mejorar la experiencia del cliente, una corriente que empieza a fluir. Uno de los ejemplos más gráficos lo tenemos en un clásico como Rodilla –marca especializada en sándwiches-, que ha introducido en su emblemático local de la madrileña Plaza de Callao una serie de elementos vanguardistas. Desde la central desmigajan su apuesta. “Desplegamos una nueva vitrina en 360º, donde se presentan los productos, además de tablets en cada mesa, para que el cliente comparta ‘su momento’ en redes sociales, vea la carta o incluso cambie el hilo musical de la tienda”.

Las innovaciones ‘trascienden’ los límites del punto de venta. “En este sentido, empleamos drones en el ámbito del packaging, mientras que la tecnología Ibeacon acerca ofertas personalizadas al smartphone del usuario, cuando éste se encuentra cerca de un local”.

La otra gran línea de actuación la protagonizan los formatos mini que lanzan determinadas marcas, con el objeto de llegar a poblaciones más pequeñas y a más franquiciados potenciales, ya que las inversiones se ajustan.

En esta categoría encuadramos la cadena de hamburgueserías TGB Go (Grupo Restalia), una versión reducida del concepto original. Entre sus características, una dimensión de entre 35 y 50 metros cuadrados, con un horario más extenso -en algunos casos de hasta 24 horas-y con el take away como principal valor.

En el campo de las cervecerías/restaurantes también de diseñan propuestas donde combinar inversiones y poblaciones más ajustadas. Barra de Pintxos lanzó esta última primavera la línea BaRRa de Pintxos, orientada a profesionales que ya dispongan de un restaurante operativo. Especializada en la venta y degustación de tés y cafés Saboreaté y café presentó recientemente el concepto Saboreatéycafé Express, pensado para locales más pequeños y donde el take away adquiere mayor protagonismo.

Alimenta el espíritu y la novedad

Otro de los sectores maduros en franquicia es el de alimentación. Y aquí también localizamos proyectos innovadores. Uno de ellos es el que ha emprendido la cadena de supermercados Dia, con el concepto de proximidad como protagonista, una de las tendencias que ya están marcando el presente de la actividad. La empresa lanzó el pasado mes de abril el formato La Plaza, donde prestan especial atención a los productos frescos, “lo que pasa por reforzar la carnicería, pescadería y panadería, sin olvidar que la fruta y verdura también ocuparán un lugar de referencia”.

La innovación, si es en cadena, mejor

Terminamos el trayecto con una parada en el sector de agencias de viaje. Barceló Viajes evolucionaba hace unos meses a B The Travel Brand, un cambio que no sólo se limitaba al nombre. A partir de aquí, la enseña implementó acciones como el ‘Viajero Único’, para que las franquicias de la red tengan acceso a la captación de clientes online a través de la web de la compañía. Una tendencia esta última latente en un sector donde los operadores buscan acercarse aún más al público e integrar de manera óptima –y rentable- todos los canales de venta.

Al final, la innovación es una faceta que la central ha de ‘exprimir’, si quiere armar un negocio sólido y sostenible. El asociado, absorbido por el día a día, buscará en el franquiciador herramientas, iniciativas, formatos que le ayuden a responder a las nuevas necesidades del mercado y a ocupar un espacio destacado en su actividad. Innovación que, cómo puedes observar al principio de este capítulo, no tiene que estar vinculada siempre al producto o al servicio.

Por cierto, ¿sabes cuántos Big Mac tendrías que comprar para hacerte con un metro cuadrado habitable en Madrid y en Barcelona?: 1.038 y 986 euros, respectivamente.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Franquicias