Serán protagonistas en el 2016

Y también ponemos sobre la mesa alguna propuesta rompedora. ¿Os atrevéis con un restaurante automatizado y sin trabajadores?

Publicidad - Sigue leyendo debajo
¿Un restaurante totalmente automatizado?

Ya existe, en San Francisco. Está especializado en comida vegetariana y el sistema es sencillo: pides con tu tableta o con tu móvil, pagas, y, casi al instante, te sirven tu bol a través de un pequeño compartimento personalizado.

Sin empleados a la vista, supone un problema para todos aquellos a quienes les gusta pedir la cuenta con ese gesto universal de escribir o hacer un garabato en el aire, mientras asienten con la cabeza, pero es indudable que representa una pequeña revolución y que anticipa futuras tendencias en el sector de la hostelería.

Una oportunidad, en definitiva, que podría testarse en España, con la idea de encontrar su propio nicho de mercado y adaptarlo a la idiosincrasia del consumidor local.

Y de una propuesta aventurada, a una que ya es realidad y que parece se consolidará en el 2016, según los expertos. Hablamos de los restaurantes temáticos de alta calidad, como libaneses o japoneses, que ahora pasarán a ocupar espacios en grandes superficies y centros comerciales.

 

De niños que diseñan apps y de negocios con swing

Ocio y educación infantil: durante años fue la gran promesa de la franquicia, una actividad con potencial pero que, por diversas razones, no despegaba. El sector se ha desprendido de este sambenito, con una avalancha de conceptos nuevos que apuestan por fusionar ocio y enseñanza en sus ofertas.

Emergen aquí, como especialmente novedosos, proyectos que introducen la tecnología en sus métodos, con el diseño de robots, de aplicaciones móviles o de videojuegos, a los que sumamos cadenas que desarrollan sus programas educativos a través de talleres culinarios y clases de cocina. Cabe esperar que el 2016 alumbre más proyectos en direcciones similares, con el teatro y la música como herramientas de enseñanza que adquirirán mayor protagonismo.

Y de los más pequeños, pasemos a la preocupación por la salud de los mayores. No habíamos terminado de calzarnos las zapatillas para transmutarnos en corredor –en tu entorno defínete como runner para no ser un apestado social- modélico y resulta que ahora el baile es lo más para mantener en equilibrio el cuerpo y alma… con el swing como una de las disciplinas con más seguidores.

¿Por qué no recoger este fenómeno imparable en una franquicia que, además de impartir clases de baile, organice eventos y fiestas relacionadas con este mundo o venda material especializado?

Segunda mano y trasteros rentables

En el 2015 asistimos al desembarco de varias franquicias de segunda mano que buscaban dar una vuelta de tuerca a este mercado, importando de Estados Unidos las subastas a lo bestia o incorporando el concepto de trueque a las transacciones.

El sector podría evolucionar ahora hacia una segunda oleada de franquicias de segunda mano especializadas en una determinada categoría de productos. Ya lo hemos visto con artículos de puericultura y para niños, con buenos resultados. Y también hemos detectado un proyecto interesante en un sector en caída libre, como el de las librerías, donde la clave está en ofrecer packs de libros a un precio cerrado. 

Finalizamos con una actividad que ha asomado la cabeza en la última parte del año y seguro dará un paso adelante en el 2016. Hablamos de las franquicias dedicadas al alquiler de trasteros y de almacenes. Y aquí encontramos algún proyecto –en Galicia- que complementa esta actividad con otros servicios, como mudanzas o alquiler de espacios de coworking, de salas para presentaciones y de furgonetas.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Franquicias