Monta tu tienda de moda de precios únicos

Estas marcas apuestan por la filosofía low-cost, aplicada tanto a los precios como a las inversiones.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
9,90 NueveNoventa

La enseña tiene desarrollado un concepto de franquicia low cost tanto para el futuro asociado como para el cliente final.

La marca desarrolla un concepto de boutique con prendas y complementos de última moda europea, donde sus líneas de ropa cuentan con tres precios únicos, diferentes según la prenda, 9,90, 19,90 y 29,90 euros.

Con 12 unidades en España, la enseña quiere seguir creciendo. La inversión inicial aproximada es de 19.900 euros, donde se incluye el stock “y el apoyo constante de la central en promociones de campañas, escaparates, etc”.

Diez Euros

Especializada en ropa y complementos de mujer, la franquicia vende todos los artículos al precio único de 10 euros.

En la parte financiera, aconsejan que el 40% de la inversión se cubra con recursos propios. La central, que no facilita datos concretos sobre la previsión de ingresos durante los dos primeros años, aclara que "éstos oscilan según el desembolso inicial y el volumen de ingresos de la unidad”. El retorno de la inversión, mientras, se alcanza en uno o dos ejercicios, “siempre y cuando los franquiciados participen activamente en el proyecto”.

Kaprichos

No sólo las prendas de vestir pueden tener precio único. La red de franquicias Kaprichos está especializada en la venta de bisutería y complementos, “donde todos y cada uno de los artículos y sin excepción tienen un precio de 5 euros”.

La enseña se suma a la tendencia del low-cost, “ya que todos los indicadores apuntan un alto crecimiento de los consumidores para adquirir prendas de alta calidad a precio muy asequible”, afirman desde la central.

La cadena todavía se encuentra en el inicio de su expansión, al contar dos establecimientos en la actualidad. La inversión para formar parte de la enseña va de los 12.000 a los 18.000, euros según el local escogido para desarrollar la actividad, partida en la que habrá que analizar la partida de la obra civil.

 

Maxi Diez

Maxi Diez es una de las marcas que comenzaron en este segmento de mercado y hoy cuenta con una red que se acerca a los 90 establecimientos.

Nacían en plena crisis económica con el objetivo de llevar la moda de hombre y mujer al precio más económico posible, de ahí que los artículos de su tienda no superen los 10 euros. Al precio único y a la inversión asequible, cuyo retorno se experimenta a partir del primer año, añaden, entre sus ventajas, su experiencia en un sector como el de la moda low cost, “en auge”.

No sólo conservan un precio bajo y competitivo para el cliente final, sino también para los futuros asociados, ya que la inversión inicial es de 15.000 euros + IVA para locales de 35 metros cuadrados (no incluye la obra civil ni licencias).

La compañía busca adaptar comercios de moda en situación de crisis, “para que pasen a ser negocios rentables con una inversión mínima”.

Mila Pascual Novias

Mila Pascual Novias comercializa vestidos de novia a un precio único de 850 euros.

Con un modelo de negocio consolidado y testado, apuesta ahora por el sistema de franquicia para impulsar la marca y compartir su propuesta con otros emprendedores. Dedicada exclusivamente a las novias, la oferta comercial incluye, además de los vestidos cuyos modelos renueva cada temporada, toda una serie de complementos como son tiaras, estolas, guantes, tocados o flores y todo ello “a un precio sorprendente”. Incluyen, igualmente, la venta de joyería para la celebración de aniversarios.

Sumarse al proyecto exige una inversión que supera los 26.000 euros, calculando en 18 meses el plazo medio de retorno de la inversión.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Franquicias