Para empezar con puntualidad británica

Algunas centrales ofrecen este formato, con el que te aseguras que todo esté perfecto el día en el que pones en marcha tu negocio.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Qué implica

En general es recomendable siempre que exista una obra civil de importancia, por ello suele ser habitual este tipo de contratos en los sectores de restauración o peluquería, así como los que cuenten con una obra de marca importante, como ocurre con las tiendas de ropa, que suelen incluir grandes partidas de mobiliario a medida y normas estrictas de iluminación y decoración.

Acogerse a un proyecto llave en mano garantiza al emprendedor “empezar a funcionar como un reloj desde el minuto 1, habiéndose ahorrado muchos quebraderos de cabeza y dolores de tripa”, dice Francisco J. Gómez www.wisdomretail.es Claro que ello tiene un precio, que suele ser un 15% más del inicial. El porcentaje no es fijo, dependiendo de las localizaciones, ciudades y obras que deban acometerse podría ser un 10 o un 20% a partir del cual podría considerarse abusivo.

En función de cada cadena, un proyecto llave en mano incluirá no sólo las obras de acondicionamiento del local y el mobiliario sino también todo lo que incumbe a la operativa del negocio como el son stock inicial, los programas de gestión, material informático o comunicaciones. Todo ello contribuye a la homogenización de la red pero también el franquiciado ahorra tiempo y se beneficia de un mantenimiento y servicios Premium como cliente integrado en una economía de escala. 

La obra civil suele absorber la partida más importante del proyecto, entre un 40 o 50%, según Francisco Gómez. Se incluye aquí no sólo las obras de acondicionamiento del local sino también la adecuación de las instalaciones (electricidad, fontanería, saneamientos…) y la tramitación de las licencias, permisos, visados y seguros cuya responsabilidad recae sobre la empresa constructora.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
La constructora

No todas las enseñas ofrecen a sus franquiciados el servicio de llave en mano como valor añadido, de hecho muchas se han desentendido de esta partida porque suele ser fuente de conflictos. Hay marcas, sin embargo, que se empeñan en mantener un control absoluto de la imagen corporativa de sus establecimientos y la calidad de sus materiales. Lo habitual en estos casos es que dispongan de acuerdos con varias o una constructora en exclusiva para el acondicionamiento de los locales y extienda el servicio al franquiciado. “Cuando esto es así, lo aconsejable es quedarse con alguna de las empresas que te propone la central porque tendrá ya experiencia suficiente con la marca y ello reducirá el margen de error y acortará los plazos de ejecución”, dice José Tomás Jiménez Rodríguez, de http://www.indivisoconstrucciones.com/, empresa especializada en la adecuación de espacios comerciales como los de Imaginarium o Uno de 50.

Puede ocurrir, sin embargo, que la central delegue la selección de la constructora en el franquiciado y este apueste por algún amigo o empresa local suponiendo ventajas económicas. “Lo normal es que sea más barato porque se ahorran gastos de desplazamientos y dietas -reconoce José Tomás- pero a veces trabajar con una promotora pequeña complica y atrasa las cosas. Por ejemplo, hay centros comerciales que, para hacer obras en su interior, exigen un seguro de responsabilidad civil muy elevado. Además, para cumplir los plazos, a veces hay que trabajar noches y festivos y para eso hace falta personal suficiente”. 

Reconoce también el constructor que al aceptar una obra de acondicionamiento “sabes que hay entre un 10 y un 20% que no controlas porque van surgiendo sorpresas e  imprevistos en el local que conllevan desvíos en el presupuesto, por eso cuanto más conozcas la problemática y lo que pide la central, más se simplifica todo”.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
El contrato

Esta es la clave, sin embargo, el concepto llave en mano no está jurídicamente regulado de modo explícito en nuestro ordenamiento, por lo que “para conocer su verdadero alcance, debemos basarnos en el contrato específico que se formalice entre franquiciado y franquiciador”, dice Mario Sánchez Gómez, abogado de la consultoría www.grupoius.com

La correcta redacción de dicho contrato será de vital importancia para asegurar el buen fin del negocio. Conviene, en opinión de Sánchez Gómez, que dicho contrato sea revisado por un abogado experto en franquicia. No obstante, hay una serie de puntos que deberán quedar siempre reflejados según el experto. Son los siguientes:

*Relación detallada, cualitativa y cuantitativamente, de todos los elementos que se recojan en el contrato de entrega “llave en mano” de la franquicia.

*Precio final, con impuestos, tasas, licencias y demás partidas incluidas, de todos y cada uno de los elementos que compongan la contratación.

*Relación de aquellos elementos no incluidos en el contrato pero que sean necesarios para la apertura del establecimiento.

*Definición de la naturaleza de las partes, con especial atención a las figuras del franquiciador, el franquiciado, los proveedores y cualquier otro tercero respecto a los actos de contratación. Por ejemplo, no es lo mismo que el franquiciado ejecute por su cuenta y riesgo las obras hasta la entrega final a que actúe como mandatario del franquiciado encargando las obras en su nombre. El franquiciado del primer supuesto podría reclamar directamente al franquiciador, mientras que en el segundo caso deberá reclamar a cada proveedor individualmente.

*Detallada regulación de los plazos de entrega y ejecución.

*Indemnizaciones, derechos y garantías sobre maquinaria, obra, instalaciones, mobiliario, plazos de ejecución y en general, sobre cada partida y elemento contratado.

Por su parte, Laura Núñez, CEO de http://planreforma.com/ , a las ya referidas, añade también la recomendación de ir abonando las certificaciones de obra conforme se vaya ejecutando parte del proyecto, dado que es una buena medida para comprobar el avance y ver que nos vamos ciñendo a lo presupuestado. Otro de sus preceptos es evitar desequilibrios en las cláusulas contractuales, para que ninguna de las partes salga especialmente dañada ante el surgimiento de problemas.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Algunas ventajas financieras

En apoyo al sistema de franquicias, algunas entidades bancarias han ideado propuestas no sólo en cuanto a concesión de créditos para la apertura de nuevos negocios sino también algunas herramientas específicas para los proyectos llave en mano.

Es el caso del Banco Sabadell y su servicio denominado Renting Franquicias, con el que, mediante un único contrato de alquiler a medio y largo plazo, ofrecen una solución personalizada “no sólo financiera sino un llave en mano del total de la inversión (mobiliario, instalación, decoración, equipos informáticos, mantenimiento, canon de entrada…)” que permite disfrutar de todo lo necesario para el funcionamiento del negocio en régimen de alquiler a medio y largo plazo. “Es un sistema muy extendido en otros países- cuenta Pere Casas, director de Franquicias de Banco Sabadell-y puede resultar especialmente interesante cada vez que se lleva a cabo una renovación de la imagen corporativa de la marca". Asimismo, permite al emprendedor aumentar la disposición de cash.

https://www.bancosabadellfr.com/cs/Satellite/SabAtl/Franquicias/1191359533758/en/

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Franquicias