Ideas para montar una franquicia inmobiliaria

Las oportunidades vuelven al primer plano, en un sector que parece está afianzando su recuperación, con cadenas que han reforzado sus redes y modelos de negocio.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
LA RECUPERACIÓN DE UN GIGANTE

En el flujo diario de notas de prensa, observamos cómo las cadenas inmobiliarias hacen especial énfasis en comunicar sus acciones formativas y eventos, como convenciones, orientados a consolidar las redes. Este gesto cotidiano ilustra la nueva realidad de unas franquicias que han abandonado los crecimientos desbocados de antaño, para centrarse en una expansión sostenida y donde la profesionalidad de todas y cada una de las agencias es irrenunciable.

La ‘depuración’ parece haber dado resultado, con un mercado que afianza su recuperación: de 879 unidades y 187,6 millones de euros en el 2014, pasamos a las 1.103 y los 231,9 millones con los que cerramos el pasado año. Lo interesante es que las oficinas asociadas lideran esta progresión, al crecer de 849 a 1.057. Como tendencias a considerar, la aparición de nuevos conceptos especializados en inmuebles de lujo o que dan una vuelta de tuerca al alquiler, eliminando intermediarios.

A continuación, te mostramos nuestra selección de marcas incluida en el Especial Franquicias 2016, con toda su información económico-finananciera actualizada.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
CENTURY 21: VALORES EN CLAVE GLOBAL

Desde la central empiezan por exhibir su dimensión y trayectoria como factores competitivos. “Somos una marca global y consolidada con 40 años de experiencia, donde más del 60% de la red mundial opera fuera del mercado norteamericano, demostrando la eficacia de nuestro sistema en cualquier entorno económico o cultural. Y en todos los países, el compromiso es el mismo: una rigurosa selección de colaboradores basada en el perfil emprendedor y con actitud empresarial, además de una operativa que prioriza la colaboración dentro de la organización, creando sinergias y economías de escala”.

A partir de aquí, se ha desarrollado un concepto que prevé facture de 80.000 a 150.000 euros durante el primer año, con un pay-back estimado entre 8 y 12 meses. “Recomendamos que el asociado posea el 30% de la inversión inicial en recursos propios”.

Como eje central del proyecto, sobresale la formación. “La intermediación inmobiliaria es un servicio complejo que requiere conocimientos específicos que abarcan técnicas comerciales, de captación y consolidación de equipos, realización de contratos adaptados al marco legislativo o labores de promoción y marketing para los inmuebles”.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
ADAIX: TECNOLOGÍA Y CARÁCTER INTERNACIONAL

Con la actividad inmobiliaria como estandarte, la enseña completa su oferta con “servicios adicionales relacionados y en total sinergia, como los seguros generales, la administración de fincas o algunos productos financieros”, explican sus responsables. “A partir de aquí, y desde el inicio, el asociado dispondrá de una cartera de viviendas con procedencia directa de bancos y desde la central. Accederá también a productos exclusivos como la distribución y venta de las Casas Adaix (viviendas ecológicas), diseñadas por nuestro equipo de arquitectos”.

En proceso de expansión internacional, la marca opera en Estados Unidos, Francia, Bélgica y China. “Gracias a esto, los agentes pueden colaborar y encontrar clientes e inversores de otros países. El asociado, que no requiere experiencia previa, puede recuperar la inversión en un plazo medio de dos años, mientras la facturación prevista para el primer ejercicio ronda los 100.000 euros. “Le recomendamos posea los fondos necesarios para afrontar los gastos fijos del primer y segundo trimestre”.

Desde Adaix acercan al franquiciado la última tecnología, desarrollada por su equipo de ingenieros informáticos. Por último, indicar que existe la posibilidad de actuar como agente sin local.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
RE/MAX ESPAÑA: LA EXPERIENCIA COMO VALOR DIFERENCIAL

Con una red global de unos 103.000 agentes y presencia en casi un centenar de países, la cadena ha puesto siempre el foco en las necesidades del agente. “Si éste posee las herramientas y el apoyo necesarios para alcanzar el éxito, los clientes y los broker-propietarios también se beneficiarán”, explican sus responsables. Respecto al perfil de franquiciado que buscan, un broker-propietario ideal es una persona con un alto nivel de “ejecución” en su mercado, con espíritu emprendedor, gran disciplina, así como el deseo de guiar y ayudar a otros agentes, entre otras cualidades.

Desde la central recuerdan que, como bróker de la enseña, el emprendedor contará con un equipo de agentes que puede seguir vendiendo y generando ingresos, contribuyendo a su cuenta de resultados.

La cadena posee un acuerdo con el BBVA para facilitar la financiación a un asociado a quien se recomienda disponga de la mitad de la inversión en recursos propios, desembolso, por otro lado, que se calcula recupere en un plazo medio de dos años.

Otras líneas de apoyo tienen que ver con: formación inicial y formación para sus agentes asociados, herramientas de marketing y soporte en la elaboración de su plan de marketing, tecnología e innovación.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
ALQUILER SIN RIESGO: ALGO MÁS QUE SERVICIOS INMOBILIARIOS

Especializada en los ámbitos inmobiliario y jurídico, la enseña configura una oferta donde tienen cabida servicios inmobiliarios, arrendamientos urbanos y procesos arrendatarios.

“Como ventajas competitivas, no se cobra comisión al inquilino, además de garantizar por escrito al propietario que, si ese inquilino que buscamos es moroso, corremos con los gastos de abogados del desahucio”, aclaran desde la central. “Nos encargamos de la redacción y revisión de los contratos que elaboran los asociados, además de entregar a los clientes tarjetas VIP, que garantizan asesoramiento jurídico gratuito e ilimitado”.

El franquiciado, que debe reunir dotes comerciales y habilidades sociales, “aportará la totalidad de la inversión, ya que él será el dueño de un negocio que presenta una inversión claramente amortizada”. En este sentido, el pay-back se sitúa entre 1 y 6 meses, con una facturación estimada el primer ejercicio en 105.000 euros.

Como parte del apoyo a la red, “se contempla formación completa y personalizada, acciones de marketing y la publicación de la cartera de propiedades en la red Oficial Inmobiliaria APIRED, en Internet y en portales de pago”.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Franquicias