Oportunidades en el sector de belleza-estética

Mientras las perfumerías han frenado su explosivo crecimiento, emergen otros conceptos, como las franquicias de maquillaje, con buenas perspectivas.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
UN SECTOR SIEMPRE EN MOVIMIENTO

Empezamos por el reciente desembarco de dos cadenas internacionales de maquillaje, con expansiones fulgurantes en sus países de origen, lo que puede anticipar un impulso de la actividad en nuestro mercado. En una línea similar, observamos la entrada de operadores muy especializados (cuidados de manos y pies, extensiones de pestañas y cejas), con locales pequeños y ambientaciones cuidadas.

Un apunte sobre las marcas de eliminación de tatuajes, que se han asentado, con la tecnología empleada como factor crítico, elemento éste clave también en una firmas de cuidado corporal que han de intensificar la diversificación de servicios. Las perfumerías de equivalencia y marca blanca, mientras, han frenado el explosivo crecimiento de los últimos años: su desafío es consolidar la rentabilidad de las tiendas.

Según la AEF, el pasado año había 4.297 centros de belleza, frente a los 4.408 del anterior ejercicio. La facturación también bajó, de 812 millones a 796.

A continuación, te mostramos las 5 marcas seleccionadas para nuestro Especial Franquicias 2016, con toda la información actualizada.

YVES ROCHER: EXPERTOS EN TODAS LAS FASES

Presente en 90 países de los cinco continentes, la franquicia despliega equipos de venta integrados por profesionales de la estética, “que aportan valor a la relación con el cliente y marcan la diferencia con la competencia”. La central detalla más elementos diferenciales. “Ofrecemos precios sin intermediarios. En este sentido, somos botanistas -especialistas en botánica-, recolectores, fabricantes y distribuidores, de ahí que podamos controlar los costes y garantizar así precios accesibles”.      


El perfil de asociado corresponde a un emprendedor interesado en el mundo de la cosmética, con visión comercial, así como con capacidad de gestión diaria y de relación con clientes. “Pedimos que, al menos, el 60% de la inversión provenga de recursos propios, con un pay-back estimado entre dos y tres ejercicios”.   

        
La central ayuda al asociado a través de actuaciones de marketing directo con ofertas adaptadas, que buscan potenciar la fidelización y publicidad en el punto de venta. “Contemplamos en paralelo un programa formativo, tanto para el franquiciado como para sus equipos”.
Al margen de las aperturas previstas, la marca también contempla cambiar de ubicación y transformar la imagen de unas 15 tiendas

JEAN LOUIS DAVID: CREADORES DE TENDENCIAS

La cadena, que lleva el nombre de su fundador, propone un estilo exclusivo y diferenciado, orientado a un público urbano que busca continuamente tendencias. A partir de aquí, la central desgrana sus ventajas competitivas, como el posicionamiento. “Somos la marca más urbana y moderna del grupo de peluquerías Provalliance, con 3.000 salones, nuestra notoriedad puede garantizar un flujo constante de nuevos clientes y la rentabilidad a corto plazo supera al 15%”.

Con un perfil inversor-gestor y con cualidades para gestionar el negocio, el franquiciado recibe ayuda de la central en varias direcciones. “Los equipos se instruyen tres semanas para conseguir el estilo Jean Louis David, a lo que sumamos formación en gestión y desarrollo, que se complementan con cursos e iniciativas similares durante el año. En el ámbito del marketing, mientras, lanzamos dos colecciones cada ejercicio, lo que aporta valor y un elemento diferenciador”.

Ya en el apartado financiero, el concepto está diseñado para amortizar la inversión en tres años. “Aconsejamos que el 30% de ese desembolso se cubra con recursos propios y tenemos acuerdos con entidades bancarias para facilitar el acceso a la financiación”.

TEMPLO DEL MASAJE: FORMACIÓN Y RENTABILIDAD CONTRASTADA

“Después de una década en el mercado podemos demostrar la rentabilidad del concepto”. Al margen de su trayectoria, la central destaca el compromiso y honestidad con los clientes y franquiciados. “Nuestro personal es el eje central del éxito, de ahí que prestemos especial dedicación a su formación y bienestar dentro de la organización”.

Relacionado con el último punto, se programan cursos de formación, “en temas de gestión, optimización de recursos humanos y materiales, marketing y nuevas técnicas para los empleados”.

El franquiciador, que ha sellado acuerdos con entidades financieras, también ayuda al asociado a elaborar un plan de negocio para presentar ante esos bancos con los que trabajan habitualmente.

“Con una facturación anual estimada en 200.000 euros, el pay-back se sitúa entre 18 y 24 meses. Recomendamos que el emprendedor posea al menos 20.000 euros para imprevistos, aunque esto dependerá también del importe de la obra civil. En este sentido, lo importante es que los tres primeros meses haya liquidez”.

Por último, aclarar que no es un requisito tener experiencia previa para desarrollar la actividad, “pero siempre representa una ventaja”.

MAXDREAM: TENDENCIA INTERNACIONAL CON CALIDAD

“Somos la primera cadena que ha convertido sus establecimientos en auténticos centros de tendencias internacionales, donde los clientes pueden encontrar una amplia selección de productos del sector de complementos de moda y joyería de fabricación propia, siguiendo las últimas tendencias del mercado y a precios muy asequibles”. La central describe así una oferta que se completa con una línea de artículos que abarca desde sérums hasta 18 tipos de jabones artesanales con componentes como caviar, rosa mosqueta, mango, karité o aloe vera. “A todo lo anterior, sumamos una colección de perfumería“.


El franquiciador busca a personas emprendedoras, sin que la experiencia sea indispensable. “Nuestros equipo les apoya y asesora desde la primera toma de contacto y les guía en su labor diaria. Para garantizar su seguridad, cambiamos, de una temporada a otra, aquellas referencias que no se hayan vendido”.


La enseña, que ha firmado franquicias maestras en México y en Perú, prevé una facturación para el primer año que oscila entre 80.000 y 135.000 euros. “Con un retorno de la inversión inicial estimado en veinte meses, aconsejamos poseer el 40% del desembolso en recursos propios”.

FASHION MAKE UP: PENSADO PARA CENTROS COMERCIALES

Especializada en venta al por menor de productos de maquillaje (sombras de ojos, pintalabios, esmaltes de uñas, etc.), la cadena enumera sus elementos diferenciales: “precios muy competitivos, sólida experiencia en el mercado, amplia variedad de productos y el éxito probado que respaldan las más de mil franquicias adheridas”.

El perfil de asociado se corresponde con alguien dinámico, emprendedor y con ganas de aprender un oficio. “Debe mostrar, asimismo, un fuerte interés por las últimas tendencias.  En este sentido, ser parte de nuestra marca de cosméticos no sólo es gestionar un negocio, es tener un estilo de vida propio, pertenecer a una gran familia”.


En cuanto a los 28.000 euros necesarios para invertir en la enseña, estos se pueden financiar a través de un acuerdo suscrito con el BBVA. “La facturación prevista el primer año para una franquicia es de unos 180.000 euros, mientras la amortización del desembolso cristaliza a partir del primer ejercicio”.


Finalizamos el recorrido, con el acompañamiento a la red. “Abordamos diversos planes de formación y estrategias de apoyo en cada área del negocio: reclutamiento, desarrollo de negocio, financiación, marketing y comunicación”.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Franquicias