18 ideas para montar un negocio de hostelería

Oportunidades para abrir una cafetería, un restaurante, una heladería... con inversiones desde 3.000 euros + IVA hasta 1 millón.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Una panorámica del sector

Sintetizamos las tendencias que pueden marcar el ritmo del mercado más dinámico en franquicia. Respecto a la oferta, dos vías: por un lado, la especialización, que se concreta en el empuje de cocinas como la libanesa o japonesa, mientras, en el otro extremo, encontramos cartas amplias que buscan cubrir todas las franjas horarias.

Como fórmulas para potenciar el crecimiento, detectamos marcas que exploran la amplitud de horarios –24 horas non stop–, ubicaciones singulares (hospitales, universidades...) y conceptos diseñados para negocios ya operativos. ¿Algún proyecto rompedor? Una firma que revoluciona el formato tradicional de los asadores de pollos, con una decoración muy esmerada, o una heladería que acerca un producto artesano y saludable inédito en España.

Por cierto, ¿te atreverías a montar un restaurante automatizado al 100%, sin personal a la vista? Especializado en cocina vegetariana, en Estados Unidos ya existe. Ahí queda el reto.

A continuación, te mostramos las 17 oportunidades en franquicia incluidas en nuestro Especial, con toda la información económico-financiera actualizada.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo

Guiados por su admiración hacia la película de Francis Ford Coppola, los fundadores de la marca han articulado un negocio donde se “cuida la calidad y ofrece un excelente servicio”.

Para crecer, buscan a inversores y a emprendedores implicados, a quienes no se pide experiencia previa en el sector pero sí que actúen con un buen equipo a su lado. La compañía posee obrador propio, de manera que son ellos quienes desarrollan la mayor parte de productos de la carta. Y como parte del soporte, una formación que se actualiza con jornadas y talleres periódicos.


Respecto a las principales cuestiones económicas, el pay-back oscila entre 3 y 5 años, aunque esto dependerá de factores como la gestión o el desembolso efectuado, mientras la facturación prevista el primer año abarca una horquilla de 800.000 a 1 millón de euros. “Disponemos de acuerdos con varias entidades bancarias como Ibercaja, Banco Sabadell o Banco Popular, para facilitar el acceso a financiación. En cualquier caso, recomendamos contar al menos con el 30% de recursos propios”.

Como apunte final, la central busca zonas prime, comerciales en zona centro, áreas residenciales, locales con amplias fachadas y mucho flujo peatonal.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Subway: una fórmula global de éxito

Con presencia en 110 países, a través de 44.000 restaurantes, la franquicia sitúa el bocadillo como protagonista de su oferta. “Destacamos la calidad de un producto que supone una alternativa a la comida rápida tradicional”, inciden desde la central. La compañía busca a emprendedores dispuestos a comprometerse a largo plazo: “Hemos resultado una fórmula de éxito, donde el 70% de los nuevos restaurantes los abren franquiciados que ya tienen alguna unidad operativa.

Somos, además, muy flexibles al elegir la ubicación, ya que no se precisan salidas de humos. Otras ventajas son la sencillez de las operaciones, lo que permite tener una plantilla reducida”. La central acerca formación continua al asociado y a sus empleados, además de realizar evaluaciones mensuales de las operaciones del restaurante y prestar soporte en las acciones de marketing.

Completamos el retrato con las cifras de un negocio que contempla un pay-back medio de tres a cinco años. “Tenemos un acuerdo con el Banco Sabadell para favorecer las condiciones de financiación del potencial asociado, a quien se recomienda que aporte, por lo menos, el 70% de la inversión”. La facturación, mientras, depende de factores como el tipo de restaurante o la zona.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Alcoffee: calidad para llevar

Empecemos por una oferta “cuidadosamente elegida, con mucho margen y que, además, se consume a diario”, reseña la central de esta franquicia. Para evitar la estacionalidad, se valen de cafés y chocolates calientes para el invierno y de smoothies, frapuccinos y fruties para el verano: “Añadimos la venta de café gourmet a granel y de cafeteras para el público más selecto, sin olvidar que, con la intención de incrementar el tique medio, acabamos de introducir una línea de bollería”.

El franquiciador busca a emprendedores “dispuestos a invertir en una actividad poco arriesgada y con retorno rápido, viable en ciudades de tamaño medio gracias a los pocos costes fijos y a una baja inversión”. Concretemos ahora las cifras que maneja una central que mantiene acuerdos con entidades financieras. “El pay-back se estima en unos 15 meses y la facturación prevista el primer año ronda los 150.000 euros. Señalar que en el royalty mensual se engloba la publicidad”.

A un “concepto y estrategia contrastados”, la central agrega, como parte del respaldo a la red, formación continua y personalizada, asesoramiento para la elección del local –proyecto y planos de edificación incluidos en el canon–, equipamiento técnico, compras centralizadas y promociones.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Barra de Pintxos: rentabilidad e innovación en cadena

Esta enseña, que creció un 12% en 2015, empieza por detallar los elementos diferenciadores de su modelo de negocio: “El diseño y cuidado de los locales, la excelencia en las operaciones y una apuesta firme por la tecnología“.

Sobre estas bases se sustenta el proyecto de esta cadena de cervecerías/res- taurantes de pinchos y tapas, que trabaja con un producto diferenciado e innovador. “En el plano financiero, subrayar que la rentabilidad de uno de nuestros locales oscila entre el 15%- 20%, mientras que el retorno de la inversión se materializa entre dos y tres años”.

Como futuros asociados, la enseña busca a emprendedores, empresarios e inversores. Para facilitar el acceso a la financiación, la compañía tiene un acuerdo con el Banco Sabadell. “Y aunque no exigimos un porcentaje mínimo de recursos propios, recomendamos aportar, por lo menos, entre el 30 y el 50% de la inversión, aunque esto depende de cada caso”.

En cuanto al apoyo a la red, “se proporciona formación y asistencia continua, acuerdos con proveedores para lograr precios con buenos descuentos, lo que complementamos con campañas de marketing, así como con promociones puntuales y una agencia de comunicación permanente”.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Wowble!: una oportunidad efervecente

“Concepto único, distinto al resto de franquicias del sector, sin competencia, muy original y difícil de imitar”. En su propia actividad, según enfatiza la central, radica el principal valor competitivo de una marca que apuesta por la venta de bubble drinks. “Contamos con una red propia de proveedores para España, productos aptos para todos los públicos, además de acercar al emprendedor una solución llave en mano”.

Como potencial franquiciado, la enseña muestra preferencia por los gestores de negocio. “Disponemos de acuerdos con una entidad financiera que ya ha hecho un estudio previo de nuestra firma y que está apoyando a los nuevos franquiciados, a quienes recomen- damos que dispongan de, al menos, el 50% del capital necesario para empezar el negocio”. Otras cuestiones financieras tienen que ver con una facturación que dependerá del emplazamiento del local.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
VipSmart: apuesta decidida por la franquicia

Concepto que el Grupo VIPS –VIPS y Ginos– creó hace casi seis años y que encuadró en el fast casual, “segmento a medio camino entre el fast food y el casual dining”, explican desde la central. “Recoge lo mejor de ambos mercados: por un lado, servicio rápido (sin servicio de mesa) y un tique medio inferior a 10 euros y, por el otro, una oferta basada en una selección de los platos de mayor éxito de los restaurantes VIPS o en la alta calidad de la materia prima”.

En cuanto a la decoración, se mantiene la nueva imagen de VIPS, “con un toque más desenfadado”. Con una facturación para el primer año estimada en 540.000 euros, “es imprescindible que el 30% de la inversión provenga de recursos propios, porcentaje que se amortiza en un máximo de cuatro años”. Para Grupo VIPS, “la franquicia se ha convertido en el principal motor de la expansión de la compañía para el futuro próximo”.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Rodilla: un clásico renovado

Iniciemos con cifras el retrato de este abanderado de la restauración española en franquicia. El porcentaje de recursos propios que se recomienda posea el asociado para afrontar la inversión es del 50%, mientras el pay-back se calcula alcance en tres ejercicios.

La central, que no facilita datos de la facturación prevista para el primer año, prevé 10 aperturas en el actual ejercicio, lo que se traduce en aproximadamente 150 nuevos trabajadores, que subirán a 15 inauguraciones y 225 empleos en el 2017.

Fundada en 1939 por Antonio Rodi- lla, la marca da nombre a un grupo que emplea a unas 1.500 personas y que acoge a otras dos enseñas: Indias Coffee Shop y Cafés Jamaica. Con el sándwich como producto estrella, su oferta se sustenta en los pilares de la calidad y artesanía.

En línea con esta política, la enseña inauguró en 2015 nuevas instala- ciones, “con una nave principal de 2.400 metros cuadrados, a los que sumamos otros 600 metros cuadrados repartidos en naves técnicas anejas”, explica la central.

También el año pasado, aumentó su facturación el 12,5%, subida que se encuadra en una estrategia protagonizada por la comunicación, la renovación de marca, así como la innovación en carta y en locales.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Taberna El Papelón: restauración moderna y sencilla

La central define el suyo como un concepto de restauración moderna, con la calidad del producto como estandarte y con una selección de embutidos, ibéricos y quesos y otros complementos, como base de su propuesta gastronómica. “Entre sus factores competitivos, la sencillez operativa del negocio, sin necesidad de salida de humos en el local y la originalidad en la puesta en escena”, señalan.

La actividad es idónea tanto para emprendedores que busquen autoempleo como para gestores. “Ayudamos al asociado en la búsqueda del emplazamiento, le formamos con planes personalizados, además de desplegar diversas promociones y acciones de marketing y comunicación”. La amortización de la inversión se sitúa entre dos y tres años: “Aconsejamos que un 40% del desembolso inicial provenga de recursos propios”. La facturación prevista el primer ejercicio es de unos 480.000 euros.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
La Tagliatella: cocina a fuego lento

La cadena basa su oferta en la cocina tradicional de las regiones de El Piamonte, La Liguria y la Regio Emilia. “Acercamos un concepto de alta gastronomía italiana de elevada calidad a buen precio”, concretan desde la central. “Nuestros clientes pueden degustar raciones generosas, además de una amplísima carta que engloba pastas, salsas, carnes, risottos y postres".

Como parte del proceso y operativa, nuestra cocina artesanal crea salsas, postres y pastas, asegurando así la uniformidad y la calidad”, completa. Entre los criterios para seleccionar a los asociados, según se recoge en su página web, que “sean personas con carácter emprendedor, conocimiento del negocio/cultura local y la infraestructura para facilitar el desarrollo de la marca en el territorio, además de poseer capacidad financiera”.

Lo cierto es que la central no aporta datos sobre cuestiones clave, como la facturación prevista o el plazo en el que se estima recupere ese desembolso, información que te deben facilitar a la hora de analizar la posible entrada en el negocio.

El franquiciador pone a disposición de la red su bagaje de dos décadas en el mercado, lo que se materializa en la “excelencia en la selección de proveedores y materias primas o en sistemas propios de logística”.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Udon Noodle Bar & Restaurant: innovación desde el origen

“Comida rápida, equilibrada y nutritiva, servida en un entorno de diseño, a un precio competitivo y con un servicio orientado al cliente”. Así sintetizan, desde la central, la filosofía de un concepto encuadrado en el segmento del casual food. “Garantizamos el control y seguimiento del producto desde su origen hasta el restaurante. Proporcionamos, además, formación continua a trabajadores y asociados, así como un asesoramiento personalizado desde la firma del contrato, hasta la puesta en marcha del restaurante”.

En línea con el punto anterior, la central despliega diferentes acciones de soporte a un franquiciado con o sin experiencia en el sector de restauración, con orientación al cliente y liderazgo de equipos. “El departamento de Recursos Humanos, por ejemplo, se encarga de la captación, selección y formación del personal del asociado”.

Con un pay-back estimado entre dos y tres años, el franquiciador dispone de acuerdos, vía ICO, leasing o renting, con el Banco Sabadell, “destinados a facilitar la financiación”. En cuanto a los recursos propios necesarios, se recomienda oscilen entre el 30 y el 40%, “lo que supone unos 100.000 euros”, mientras la facturación para el primer ejercicio ronda los 600.000 euros.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Moody: heladería sin competencia

La cadena apuesta por una actividad inédita, basada en la venta de palettas de helado (no polo de agua y/o hielo), “un producto de impulso y con un alto grado de rotación, cuya elaboración se rige por un concepto artesano y natural”, subrayan.

El proyecto se adapta tanto a inversores como al autoempleo. “Por el mismo importe de la inversión, incluimos dos subfranquicias iniciales consistentes en pequeñas unidades que el asociado puede abrir en áreas de afluencia peatonal mediante acuerdos con empresarios de la zona donde esté ubicada su franquicia, con lo que abrimos la oportunidad de generar más ingresos”, señalan.

El soporte de la central también se traduce en la búsqueda de local, la contratación de personal, la formación o la permanente actualización del manual de operaciones. Para facilitar el acceso a financiación, la marca está negociando con dos entidades.

“Con un pay-back estimado en 20 meses, venimos observando en las unidades rentabilidades netas superiores al 15% de una facturación media entre 90.000 y 120.000 euros anuales. Aconsejamos poseer el 60% del desembolso inicial en recursos propios”. Indicar, por último, que la obra civil en una tienda “ronda los 2.000 euros”.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
The Burguer Lobby: experiencia única y de calidad

Encuadrada en uno de los segmentos más pujantes de los últimos años, como el de las hamburguesas gourmet, la cadena inició su andadura en el verano de 2011 con la puesta en marcha de su primer restaurante, en Pozuelo de Alarcón (Madrid).

A partir de ahí, el negocio ha evolucionado hasta conformar una red distribuida por Madrid, Valencia y Santiago de Compostela. “Tenemos, además, una reubicación de un local en Madrid pendiente de ejecutarse”, aclaran desde la central.

Como parte de su estrategia, abrieron en la madrileña Estación de Chamartín su primer The Burger Lobby Express, concebido para espacios más reducidos. Algunas de sus ventajas competitivas son “la rentabilidad y la excelencia del producto y el servicio”.

Se estima una facturación media para el primer ejercicio de 500.000 euros netos, aunque depende del tamaño y ubicación del local. El pay-back, entre 18 y 24 meses.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
La Colegiala: panaderos con conciencia social

Aúnan la panadería tradicional con un servicio de cafetería. “Combinamos el cuidado y respeto a la tradición con la técnica y el atractivo de la innovación en este sector”, resumen desde la central. “Nuestros valores empresariales se basan en esta premisa e innovamos permanentemente, sin dejar atrás nuestro carácter artesano, el cuidado de la salud, la calidad, el compromiso social y la cercanía”.

En línea con esta filosofía, buscan “a amantes de los productos artesanos y que crean en valores como la solidaridad, honestidad o humildad, siendo una inversión óptima también para pequeños negocios que deseen cambiar su imagen”. Como soporte a la red, “se proporciona un modelo financiero de referencia con las cuentas de resultados previsible y una rápida recuperación de la inversión, que calculamos en cinco años”, según la central franquiciadora.

En el ámbito financiero, la marca ha cerrado acuerdos con entidades bancarias para ayudar a un asociado que debe cubrir el 30% de la inversión con recursos propios.

La facturación prevista para el primer año, mientras, se sitúa en aproximadamente 340.000 euros (Panadería/Franquicia Tipo 1) y 490.000 euros (Panadería y Cafetería/Tienda Tipo 2).

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
La Andaluza Low Cost: una franquicia ágil y flexible

La cadena busca a emprendedores que quieran reciclarse y abrir su propio negocio y a profesionales de la hostelería que quieran dar un giro a su local y oferta. “Nuestro apoyo cristaliza en una formación presencial durante tres días en el establecimiento, a lo que sumamos acciones de marketing y publicidad, la consultoría de publicidad y promociones o el respaldo al buscar local”, señala la central.

La Andaluza Low Cost es una de las dos marcas comerciales del Grupo La Andaluza, que también gestiona la enseña a la que da nombre. El franquiciador calcula que el retorno de la inversión cristaliza en un año. “Adherirse a una u otra marca exige el pago único de 3.000 euros, que se destinan al rediseño del local para adoptarlo al estilo, a la formación, a la carta de mesas, a la entrega de uniformes y a las campañas de publicidad”, completa.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
KFC: referente mundial en el sector

Con 18.000 restaurantes en 109 países, afirma que son “la cadena más grande de restaurantes especializados en recetas de pollo, con casi 12 millones de clientes diarios, además de ser una de las firmas pioneras en potenciar su expansión a través de franquicias”.

La central, que no facilita datos de facturación ni del pay-back estimado, selecciona a asociados que apuesten por gestionar sus negocios de manera directa. “Contemplamos un programa de formación de seis meses orientados a los nuevos candidatos y, tras la apertura, formación continuada. A todo lo anterior, sumamos un apoyo integral en Compras, Calidad de Producto, Marketing u Operaciones, entre otros ámbitos”.

En cuanto a la bajada de ventas que registró su matriz en 2014, señalan que “en 2014, la gestión del KFC de Jerez de la Frontera pasó de estar en manos de la central a ser propiedad de un franquiciado”.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Churruscarías BrasaYLeña: rentabilidad e innovación en cadena

Iniciamos el retrato con las condiciones económicas de una marca que busca a emprendedores con recursos para crecer y con experiencia en la gestión y dirección de equipos. “El pay-back se alcanza a los tres años como media, mientras la facturación prevista para el primer ejercicio es de unos 850.000 euros”, detallan en la central. “Con acuerdos con diversas entidades financieras para facilitar el acceso a la financiación, pedimos que la mitad del desembolso provenga de recursos propios”.

Como ventajas competitivas, el hecho de ser un “concepto único, sin competencia, probado a lo largo de siete años, rentable y con más del 40% de los restaurantes gestionados por la propia central”. Si nos detenemos en el apoyo a la red, se despliega formación previa y asistencia permanente, campañas de marketing y una política transpa- rente de compras. “Subrayar que el promedio de establecimientos por franquiciado es de dos unidades, aunque los más antiguos llegan a poseer cuatro”, añade.

La red consta de dos centros menos que el año pasado, pero no se trata de cierres: “Son restaurantes ubicados en centros comerciales que están reformando por completo su zona de ocio y restauración, que permanecerán cerrados dos años”.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Bertiz: saber hacer punto por punto

Integrada en Berlys Corporación, la marca acumula una trayectoria de tres décadas en el sector. “Contamos con el dominio propio de todos los puntos claves del negocio, con una amplia gama y fabricación propia del producto y dominio de la exposición”, explican desde la central. La enseña selecciona a emprendedores con perfiles muy enfocados al cliente y que puedan aportar el 70% de la inversión inicial con recursos propios.

“La facturación en el primer ejercicio de la franquicia abarca una horquilla de 400.000 a 600.000 euros, con un plazo medio de retorno del desembolso inicial en las nuevas unidades estimado en 38 meses”, cifran desde la central. Si nos detenemos en el soporte a la red, “subrayar que toda la formación corre a nuestro cargo, con una duración de 45 días para el gestor del local y de 10 días para el resto del equipo”, añaden.

Otros puntos de apoyo son la selección del emplazamiento óptimo del local, así como la decoración del mismo, a lo que se suma el equipo que supervisará el modelo de explotación y el enfoque al cliente objetivo. El respaldo descrito se contempla con acciones en las parcelas de logística, I+D y comunicación y marketing.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Dunkin´Coffee: Innovación y apoyo en red

Cadena de hostelería centrada en “pastelería y bebidas de alta calidad a un precio muy asequible”. Así resumen, desde la central, la esencia de una marca con “más de 11.000 unidades en el mundo”, que tiene, en la innovación, uno de sus puntos fuertes, “de ahí que se lancen productos nuevos cada dos meses”. Como potenciales asociados, la enseña se fija en inversores con capacidad para abrir varias unidades y que puedan desarrollar el negocio en su área de influencia.

“El porcentaje mínimo de recursos propios que debe aportar el asociado es del 60% en la primera tienda y del 40% a partir del segundo punto de venta. La facturación prevista para el primer ejercicio se sitúa en torno a los 400.000 euros, mientras el plazo de retorno de la inversión es de unos cuatro años”. La central mantiene acuerdos con diversas entidades para facilitar la financiación a los asociados.

“El apoyo a la red es capital, lo que nos lleva a estar en contacto permanente con cada uno de los integrantes. El área de marketing hace microcampañas exclusivas según las necesidades de cada tienda, se prueban recetas de forma constante y se imparten cursos de finanzas, comunicación, servicios, marketing, operaciones y sistemas”.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Franquicias