Emprende en uno de los sectores más pujantes en franquicia

Junto a las tiendas de telefonía, emergen cadenas que apuestan por prestar servicios en la nube o por desplegar banda ancha, respaldadas por grupos sólidos.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Informática, telefonía y telecomunicaciones. Una panorámica del sector

Protagonistas absolutas del último ejercicio, las cadenas de telefonía-telecomunicaciones han ralentizado su crecimiento, pero mantienen las buenas perspectivas. Como factores competitivos innegociables, una oferta diversificada (móviles, accesorios, reparación...) y una imagen moderna, en línea al producto que venden, a lo que se debería sumar un componente moda cada vez más importante. Por otro lado, emergen proyectos vinculados a Internet, con el respaldo de grupos empresariales de trayectoria sólida.

Encuadramos aquí una enseña focalizada en prestar servicios en la nube, con la particularidad de montar locales a pie de calle, y una marca que trabaja para implantar redes de acceso de banda ancha. Las redes de informática ‘tradicionales’ mantienen su espacio, con redes consolidadas y el precio -competitivo- como estandartes. En el 2015 operaban 4.139 centros, con 654,7 millones, respecto a los 4.125 y 654,8 del anterior ejercicio. 

A continuación, 6 marcas con las que emprender en franquicia desde ya, dentro de este mercado.

B-Kover: moda tecnológica

Iniciamos el retrato de esta marca que trabaja para ”crear tendencia y moda en el sector”, con sus condiciones económicas. “Recomendamos que más del 30% de la inversión provenga de recursos propios, mientras que el pay-back se sitúa entre uno y dos años y la facturación prevista para el primer ejercicio es de unos 180.000 euros”, enumeran desde la central.

Si nos detenemos en sus ventajas competitivas, este es un modelo de negocio “contrastado y rentable, con una baja inversión y rápida recuperación, a lo que se suma una imagen de tienda muy moderna, funcional y con acceso abierto, completado todo ello con la capacidad de producción, diseño y distribución a los puntos de venta”. En este sentido, “nuestro equipo de diseño no deja de desarrollar nuevos modelos de accesorios creados en exclusiva para nuestros clientes”.

Eurona: democratizar internet

“Ofrecemos Internet de calidad y alta velocidad (hasta 30 Mb), gracias a la banda licenciada que poseemos en exclusiva, que evita las interferencias que se producen en las bandas de uso común, más saturadas”. Así describen, desde la central, una oferta con la que buscan “cubrir el vacío de 2,5 millones de personas en riesgo de brecha digital, habitantes de pequeños núcleos urbanos donde las grandes operadoras no acuden porque sencillamente no les sale rentable”.

En este empeño, la central busca la colaboración de asociados a quienes piden disponer, al menos, del conocimiento de los núcleos urbanos donde vayan a poner en marcha el negocio, “localidades de menos de 10.000 habitantes, donde las características geográficas influyen mucho a la hora de disponer de una conexión a Internet”. A este franquiciado se exige “sólo el 20% de la financiación total, asumiendo la matriz el resto”.

Blablatel Telefonía Inteligente: rentabilidad e innovación en cadena

Telefonía móvil (altas, portabilidades y recargas), smartphones y tablets, servicio técnico y reparaciones... Éstas son algunas líneas de actuación de una franquicia que controla todas las etapas del proceso de suministro, “de ahí que los asociados obtengan unos márgenes de beneficio muy superiores a la media del sector, al tiempo que logran un mayor control sobre la calidad del producto”, destacan desde la central.

Orientada a emprendedores que busquen bien una oportunidad de autoempleo o bien una de inversión, la enseña propone un modelo de negocio basado en “una reducida inversión inicial y unos bajos costes fijos, con una diversificada oferta de productos y servicios de elevada calidad”.

A todo lo anterior, se suma “el mejor soporte prestado por los profesionales que integran nuestros departamentos centrales, así como una imagen de marca muy cuidada y de alto impacto visual”.

Como apuntes financieros, indicar que la amortización de la inversión se estima dentro de los 18 primeros meses, con una facturación de 125.532 euros prevista para el primer año.

Redgreen: Negocio con seis vertientes

Informática, telecomunicaciones, consumibles, iluminación LED y gaming. En la integración de estas cinco líneas de negocio radica la esencia de un concepto basado también “en el servicio al cliente”, explican desde la central. “Para articular nuestro crecimiento, buscamos a emprendedores entusiastas de las tecnologías o a profesionales del sector que ya tengan su negocio operativo”.

La central devuelve al asociado “hasta el 100% del royalty por objetivos de compra y le continúa incentivando con un rapel mensual por facturación”. Lo descrito forma parte del soporte a la red, que también cristaliza en formación continua, una permanente ampliación de productos y servicios, así como acciones de promoción y marketing, con una web online propia para cada franquiciado.

Si profundizamos en la parcela económica, la facturación prevista para el primer ejercicio es de 150.000 euros, mientras el pay-back se estima en dos años. “Al asociado, a quien recomendamos posea el 30% de la inversión en recursos propios, le acercamos la posibilidad de acuerdos con el Banco Sabadell o el Santander Consumer Finance para facilitar la financiación”, detallan desde la central.

Oigaa 360º: Un nombre propio en la nube

Como reconocen desde la central, su meta es ser los asesores cloud de referencia de las pymes: “Gracias a un completo catálogo de servicios en la nube, resolvemos sus principales necesidades de comunicaciones e informática”. En línea con la actividad que despliega, la marca selecciona a empresarios y emprendedores con experiencia comercial en el ámbito tecnológico y/o de las telecomunicaciones en España, para el segmento profesional.

“Nos encargamos de la formación inicial y continuada del personal de la franquicia. En paralelo, destinamos un importante presupuesto anual en acciones de generación de demanda, con el fin de posicionar la marca en la zona asignada y conseguir potenciales clientes que se traspasan directa- mente a las franquicias”.

El franquiciador ha sellado acuerdos con el Banco Sabadell para facilitar el acceso a financiación, además de ofrecer condiciones de pago flexibles para la cobertura del canon y otros apoyos financieros en función de la zona y dimensión del local: “Aconsejamos cubrir el 50% de la inversión con recursos propios, mientras el pay-back se sitúa en 18 meses”. La facturación prevista para el primer año, mientras, oscila entre 100.000 y 150.000 euros.

Phone Service Center: Algo más que una reparación exprés

“Para acceder al servicio no se necesita cita previa y utilizamos sólo repuestos originales de primera calidad, garantizando el arreglo por un año. Nuestro compromiso con los clientes es reparar el dispositivo estropeado en menos de 40 minutos”. Así resumen, desde la central, su actividad, que se complementa con la venta de accesorios y servicios de reparación B2B, “sin olvidar que somos servicio técnico oficial de Sony o BQ, entre otras marcas”.

La central asegura comprometerse con el asociado, para optimizar sus beneficios. “A partir de aquí, buscaremos un plan de marketing estratégico y operativo, offline y digital unificado, como la mejor forma de llegar a sus clientes. Otras áreas de apoyo son: diversidad de producto para atender la demanda de forma integral; entrenamiento operativo y técnico tanto para el franquiciado como para su equipo; adquisición de los repuestos y accesorios a precios más competitivos a través de su central de compras; relaciones internacionales gracias a la implantación del servicio en otros países”.

El plazo de retorno aproximado de la inversión se calcula alcance en 18 meses, mientras la facturación prevista el primer ejercicio es de unos 210.000 euros.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Franquicias