6 oportunidades para emprender en el sector infantil

Organización de talleres, campamentos y cursos de inglés marcan la tendencia en un mercado que atrae cada vez más proyectos nuevos.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Un sector que no decepciona

Hablamos de una actividad estable, incluso en escenarios económicos adversos. Como futuro asociado, has de mostrar cierto perfil comercial y estar dispuesto a salir a la calle a vender tu producto, a colegios e instituciones similares. El factor competitivo esencial es un método de enseñanza propio y exclusivo.

Para completar este retrato exprés, un aspecto crítico, pero que a veces pasa inadvertido: a finales de agosto el negocio ha de estar preparado para abrir sus puertas, fuera de esas fechas resulta inviable.

Una vez conocida la actividad, enumeramos algunos proyectos nuevos y que pueden marcar tendencia: organización de talleres, campamentos y fiestas con la gastronomía como eje conductor; centros educativos tecnológicos, actividades con artesanía... Propuestas que confirman el dinamismo de un segmento que, en cuanto a los centros de enseñanza, ha evolucionado de 1.532 en el 2014 a 1.682 el pasado ejercicio.

Helen Doron English: métodos exclusivos y a la vanguardia

Presente en más de 35 países, con 800 centros, la marca ofrece cursos para niños desde tres meses a 18 años, “con metodología y contenidos propios desarrollados por expertos”, subrayan desde la central. “A la vanguardia de materiales didácticos y tecnológicos, nuestro sistema comprende las técnicas más efectivas, basadas en aprendizaje natural, refuerzo positivo y entorno estimulante.

Diseñamos programas para escuelas infantiles y colegios, que se complementan con productos específicos para épocas de vacaciones escolares”, explica. Aunque depende de la inversión en el local, la central estima un pay-back de tres a cinco años.

“Y lo ideal es poseer, como mínimo, el 25% del desembolso inicial en recursos propios”. Con 14.000 alumnos en España, la cadena aclara que no se cierran centros, “sino que se ayuda al cambio de propietario, a través de reventas”.

Eurekakids: ocio y educación en clave internacional

Especializada en la venta de juguetes didácticos y pedagógicos, puericultura, decoración y accesorios, la cadena opera, además de en España, en otros 11 países, como Italia, Francia, Bélgica, Andorra, Colombia, México, Panamá o Croacia.

A este carácter internacional, la marca suma otros rasgos competitivos que conforman su modelo de negocio: zona de exclusividad, devolución del stock sobrante, margen bruto (comisión 45%) y transporte gratuito. “Trabajamos con la mercancía en depósito, de modo que el asociado sólo paga el producto a la central, una vez lo haya vendido”.

El perfil de franquiciado se corresponde con un profesional sensibilizado con la atención al cliente, que provenga del segmento del comercio y muestre una especial motivación por el entorno infantil. “También nos fijamos en personas emprendedoras a las que ilusione participar en nuestro proyecto”.

El soporte a la red abarca formación inicial, visitas a las tiendas o acciones comerciales a lo largo del año, entre otras actuaciones.

Con un pay-back a los dos años y medio, la facturación prevista para el primer ejercicio es de unos 300.000 euros: “Aconsejamos poseer entre el 30 y el 50% de la inversión en recursos propios”.

Educachild: aprendizaje espontáneo, negocio meditado

Una franquicia educativa que se apoya en una metodología propia para la enseñanza de inglés a niños. Tras 15 años de experiencia en las aulas de Estados Unidos y Reino Unido, sus fundadores decidieron desarrollar un método multisensorial, Educachild Phonics, “que valora el aprendizaje espontáneo, sin necesidad de memorizar o estudiar gramática, ameno y adaptado a los más pequeños”.

Tan convencidos están en la central de la eficacia de su método que, para integrarse en la red, no son requisitos indispensables ni la experiencia docente ni el conocimiento del idioma. “Buscamos emprendedores que disfruten con la enseñanza y el trabajo con niños. Nuestro departamento de expansión les ayudarán a elaborar el estudio de mercado y respaldarán durante todo el proceso de implantación, añadiendo, al know-how, soporte técnico y publicitario”.

Educachef: la gastronomía como escuela

Una escuela de cocina para niños que no sólo busca que aprendan a desenvolverse entre los fogones, sino también a alimentarse de una manera saludable. Incluyen en su oferta campamentos, talleres infantiles, eventos y fiestas. Todo un abanico de actividades que les lleva a asegurar desde la central que, “a pesar de la micro competencia, no hay otra empresa expandida a escala nacional que ofrezca los servicios de Educachef”.

Este tipo de enseñanza ha sido su mejor gancho para buscar en los colegios y ayuntamientos sus mejores aliados, aunque también trabajan con asociaciones locales o empresas. “En este sentido, el crecimiento del negocio dependerá de las labores comerciales desarrolladas por cada franquiciado”, apuntan desde la central.

En cuanto al perfil de este asociado, hablan, en primer lugar, de personas “interesadas en autoempleo con posibilidad de crecimiento” y, en segundo término, de “empresarios con visión de negocio”.

La central recomienda poseer de 1.000 a 6.000 euros en recursos propios para afrontar una inversión inicial que se estima amortice en un plazo de dos años, cifras de un negocio que se prevé facture entre 30.000 y 50.000 euros durante el primer ejercicio.

Kumon: soporte muy real al asociado

Con presencia en 48 países, la franquicia propone un modelo educativo complementario. “Diseñamos actividades extraescolares para desarrollar el máximo potencial del alumno, a través de programas propios de matemáticas y lectura”, subrayan desde una central que busca a emprendedores con título universitario y vocación educativa.

El franquiciador subvenciona el alquiler de forma progresiva: del 1o al 6o mes (100% del importe), del 7o al 12o (60%), del 13o al 18o (30%), del 19o a 24o (10%). Estas ayudas son a fondo perdido, “si se cumplen una serie de requisitos”, sobre un alquiler máximo de 800 euros mensuales.

“Subvencionamos también el 70% del importe invertido en la imagen exterior del centro”. En línea con este apoyo, el centro puede ofrecer, durante los seis primeros meses, 15 días de prueba gratis a los posibles alumnos. “Y para publicitarlo, realizamos de forma gratuita láminas promocionales personalizadas”.

Teniendo en cuenta el alquiler, un Kumon es “rentable y autónomo a partir de los 100 alumnos”.

Kids&Us School of English: negocio por y para los niños

La cadena nace de la pasión de su creadora por el inglés. Como reflejan en su web, “Kids&Us utiliza una metodología basada en el proceso natural de adquisición de la lengua materna”. El hecho de que la marca desarrolle todos los materiales pedagógicos y que estén pensados al 100% para cada edad “aportan un valor añadido a sus clientes, los niños”.

Y es que lo más pequeños son el eje alrededor del cual giran todos los componentes del negocio, como los centros, “concebidos para los críos y diseñados para potenciar su aprendizaje”.

La enseña, que también opera en Francia, Italia, Portugal, Bélgica, República Checa, Andorra y México, no facilita datos como la facturación prevista o el plazo de amortización, parámetros que –insistimos– debes solicitar a la central, para valorar el proyecto en su conjunto.

En cuanto al soporte a la red, a cada franquicia se le asigna un coordinador de zona, mientras que, a través de su departamento de Recursos Humanos, la central participa en la búsqueda, selección y formación del profesorado: “Docentes, por otro lado, que han recibido formación específica para impartir clases con nuestro método y a quienes evaluamos con regularidad, garantizando así la calidad de nuestras clases”.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Franquicias