10 oportunidades para montar una cervecería

Desde las consolidadas marcas de bajo coste hasta propuestas gourmet. 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Para todos los gustos

Si estás pensando en emprender con una franquicia de una cervecería tienes varias opciones para elegir. Por ejemplo, una tendencia que llegó para quedarse es el consumo low cost. Son varias las marcas que se enfocan en ofrecer precios bajos para capturar clientes, sobre todo consumidores jóvenes. De hecho, la promesa de "calidad a precios competitivos" es una constante en este sector. 

Las tapas y los pinchos en todas sus presentaciones son sin duda los grandes acompañentes de la ceverza. Concretamente, hay varias franquicias que representan el "tapeo granaino" y otras que se inclinan por un estilo gourmet para paladeres exigentes.

A continuación, 10 oportunidades para que pongas en marcha tu cervecería:

 

Al-Andalus Tapas

Cadena de cervecería y tapas low cost, de temática andaluza, con un concepto basado en el tapeo 'granaíno'. "De esta forma, conquistamos a nuestros clientes con las mejores tapas andaluzas con una excelente relación calidad-precio, ambiente andaluz, gastronomía del sur, fuerte imagen corporativa y alta rentabilidad", detallan desde la central. "Y todo ello, con un concepto innovador que ofrece al cliente la posibilidad de tapear en Granada sin salir de su ciudad de origen".

Para ayudar a los franquiciados, la enseña les apoya con un diseño del local para su completa adecuación a la temática andaluza, asesorando además en la búsqueda idónea del emplazamiento. Desde la central se encargarán también de formar al personal antes de la apertura y realizarán campañas personalizadas de marketing a cada asociado.

Taberna Tados

En sus espacios confluye el concepto de la taberna de toda la vida con un nuevo enfoque moderno y acogedor que se convierte en punto de encuentro para los grupos de amigos que pueden disfrutar de consumiciones al precio de doseuros, bebida y raciones de calidad.

Asimismo, esta franquicia especializada en desarrollar tabernas low cost presenta una carta para todos los gustos con comida española, "con un toque moderno en el emplatado y un espacio reservado para los gourmets que, por 4 euros, pueden degustar distintas raciones con ingredientes de alta calidad", exponen desde la central.

Detrás de Tados hay un equipo "sólido de profesionales que combinan experiencia empresarial de alto nivel con la tradición hostelera familiar, a lo que se añade un dominio de las técnicas culinarias y procesos de elaboración de última generación".

Como parte del apoyo a los asociados, la marca ofrece ayuda en la elaboración del plan de marketing local y formación y asesoramiento continuo. 

La oferta de adhesión a la franquicia está abierta tanto a emprendedores como a inversores o a otros negocios de hostelería ya en funcionamiento, "en búsqueda de una renovación".

Gambrinus Gastro-Cervecería

Gambrinus Gastro-Cervecería es el nuevo concepto de restauración del grupo Beer&Food, que surge de una completa actualización del concepto Cervecería Gambrinus. "Un modelo que nace con el objetivo de adaptarse a las nuevas demandas de un cliente cada día más exigente y a los cambios del mercado", afirman desde la central.

La cadena ha renovado su oferta gastronómica, reinterpretando distintas recetas tradicionales de la mano del reconocido chef Jesús Almagro y ha sumado una amplia variedad de cervezas nacionales e importadas para acompañar sus platos.

La decoración ha sido otra de las grandes apuestas de la compañía, logrando un ambiente más cálido y actual. Gracias a esta propuesta gastronómica y a su nueva ambientación, esta nueva propuesta "promete ser una de las marcas de mayor crecimiento de Beer&Food, un grupo de restauración posicionado al más alto nivel empresarial cuya consolidación se traduce en 424 establecimientos de sus enseñas (Gambrinus Gastro-Cervecería, Cervecería Cruz Blanca, Official Irish Pub, Dublin House, La Chelinda, La Clueca, Flunch Café e Indalo Tapas) que se reparten por todo el territorio nacional", concluye la empresa. 

Mercado Provenzal

Para empezar, sus creadores inciden en el carácter de bajo coste de la franquicia. “Somos una cervecería low cost real que mantiene todos los días del año los precios justos a todos nuestros productos, con cañas a 0,40 euros, tapas a 0,50 euros, cafés a 0,50 euros, copas a 3,90 euros y refrescos a 0,60 euros”.

Otro de los puntales de la marca es la rapidez con la que se pone en marcha la actividad. “A partir de un local adecuado, en un mes lo podemos inaugurar”, destacan. “Y una vez iniciada la actividad, la amortización de la inversión se produce en menos de tres años. También en el plano financiero, subrayar que hemos establecido alianzas con entidades financieras para hacer más accesible la financiación”.

¿Y respecto al franquiciado, qué perfil se busca? “Nos fijamos en emprendedores que busquen autoempleo y con que respondan a la figura de pequeño inversor. Nosotros les acompañamos desde el primer momento, asesorando en la búsqueda del local, dando formación continua, realizando consultorías y autoevaluaciones o apoyando en la parcela del marketing”.

Barra de Pintxos

“Una cadena de cervecerías/restaurantes de pinchos y tapas, que trabaja con un producto diferenciado e innovador”. La central resalta el diseño y cuidado de los locales, la excelencia en las operaciones y una apuesta firme por la tecnología. “La rentabilidad de uno de nuestros locales varía del 15 al 20%, mientras que el retorno de la inversión se materializa entre dos y tres años”.

Como futuros asociados, la marca busca a emprendedores, empresarios e inversores. “Nosotros les ofrecemos formación y asistencia continua, acuerdos con proveedores para lograr precios con buenos descuentos, lo que complementamos con campañas de marketing, así como con promociones puntuales y una agencia de comunicación permanente”.

Para facilitar el acceso a la financiación, la compañía tiene un acuerdo con el Banco Sabadell. “Y aunque no exigimos un porcentaje mínimo de recursos propios, recomendamos aportar, por lo menos, entre el 30 y el 50% de la inversión, aunque esto depende de cada caso”.

Taberna el Papelón

Concepto innovador de restauración moderna; calidad del producto basado en una selección de embutidos, ibéricos y quesos y otros complementos; sencillez operativa, sin necesidad de salida de humos en el local; originalidad en la puesta en escena y rentabilidad demostrada.

En el anterior párrafo, los responsables de la franquicia describen los valores competitivos de un negocio apto tanto para autoempleo como para gestores. “En ambos casos, solicitamos máxima implicación en la actividad”. La central, por su parte, ayuda al asociado en la búsqueda del emplazamiento, brinda formación personal y despliega promociones y acciones de marketing y comunicación.

Ya en el capítulo financiero, el pay-back se sitúa entre los 2 y 3 años. “Recomendamos que aproximadamente el 40% de la inversión provenga de recursos propios, mientras en el apartado de financiación mantenemos una alianza con el Banco Sabadell”.

La Caleta Taberna Gaditana

Después de 7 años de andadura, La Caleta Taberna Gaditana se lanza a un proceso de expansión bajo el sistema de franquicia, amparándose en lo que ellos definen como "un modelo de éxito" y la "obtención de unos resultados empresariales muy rentables”.

Para dejar hueco a la exclusividad y creatividad de cada emprendedor, la marca otorga a los franquiciados el derecho de acondicionar el local de forma única, “reproduciendo un rincón diferente de Cádiz, de sus playas o de sus pueblos en cada establecimiento”.

Locales amplios, a pie de calle y muy transitados es que lo piden para acoger estos espacios originales. En cuanto al perfil del emprendedor, consideran que el “socio idóneo” debe ser un gestor “dispuesto a dedicar tiempo y esfuerzo al negocio implicándose directamente” en la gestión del mismo. Dentro de este perfil, cabe el franquiciado que busque una solución de autoempleo para atender personalmente el negocio y, aunque la experiencia previa en el sector se valora de forma positiva, no es requisito imprescindible para sumarse al grupo. 

Para ayudar a los asociados en la gestión del negocio, la enseña ha “optimizado y estandarizado todos los procesos” pero el dossier de la franquicia habla también de un periodo de formación de “hasta 20 días” que incluye tanto a los franquiciados como al personal de sala y cocina.

Durante los primeros días de arranque del establecimiento, los franquiciados contarán con el apoyo directo de personal de la central responsable, también, de renovar una carta “siempre auténticamente gaditana y en sintonia con su público objetivo”.

El Cubo del Tapeo

Especializada en tapas low-cost, la franquicia El Cubo del Tapeo afirma que sus ventajas competitivas en comparación con otras cadenas del sector son "la alta rentabilidad, la variedad del producto y la relación calidad/precio de su oferta". Un aspecto a destacar es que la central financia el 50% de la inversión sin intereses. 

El asociado puede vincularse como inversor o autoempleado. La empresa apoya al franquiciado con formación desde el primer momento y posicionamiento en redes sociales y web. 

"El Cubo del Tapeo es una fórmula ganadora, gracias a su sencillo modelo de gestión que permite alcanzar rentabilidades netamente superiores a la media de restauración. Desarrolla un concepto diferenciador en base a una oferta, precios y servicio que le dotan de personalidad frente a los conceptos actuales en el mercado", concluyen desde la central. 

La Sureña

Otra de las marcas que explota Restalia, grupo donde se integran además 100 Montaditos y TGB. “Somos expertos en el modelo de franquicia, la innovación forma parte de la esencia de nuestras tres marcas y el conocimiento del consumidor es exhaustivo”, afirman desde la central.

La enseña busca a asociados comprometidos con el negocio. “Entre nuestros franquiciados, encontramos tanto a empresarios como a emprendedores que han encontrado en el autoempleo una fórmula de éxito”.

Los servicios que se aportan a los integrantes de su red apuntan a varias direcciones. “Además de un departamento específico para facilitar la financiación, el inmobiliario le ayuda en la búsqueda de local y en las condiciones de arrendamiento, a los que se suman los departamentos de formación y marketing, este último con el cometido de buscar constantemente nuevas formas de hacer crecer las enseñas”.

Como parte de este respaldo, se han cerrado acuerdos con varios bancos para agilizar y facilitar los trámites financieros. “Depende de cada caso, pero lo habitual es que el asociado aporte la mitad de la inversión en recursos propios”. 

Bodega la Fuente

Bodega la Fuente es una franquicia de restaurantes especializados en la Anchoa de Santoña, que ofrece en su carta diversos platos con este ingrediente como protagonista. Desde la central afirman que son productores, “de modo que se controla la calidad del producto hasta el servicio final”. Además, al no disponer de intermediarios, “el precio es un 50% inferior con respecto al mercado”.

No buscan un perfil específico para el franquiciado, de modo que pueden ser “inversores del sector de la hostelería o de cualquier otro que deseen diversificar”, sin descartar a aquellas personas interesadas por el autoempleo.

Los acuerdos financieros los mantiene con proveedores, ya que “algunos podrían financiar parte de la inversión, siempre y cuando se presenten los avales necesarios”. En cualquier caso, el franquiciado debería aportar el 30% del desembolso con recursos propios.

La central asiste al asociado en la “apertura, ubicación, alquiler, licencias y obras”. En paralelo, despliega un apoyo continuo en cuanto a “formación y gestión de personal, renovación de la carta, promociones y gestión de redes sociales”.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Franquicias