La tienda del futuro, según Mango

El gigante de la moda anticipa cómo evolucionarán los puntos de venta y las tendencias-oportunidades que emergen en el mercado.

Publicidad - Sigue leyendo debajo

Conviene estar atentos siempre a los movimientos –por pequeños que sean- de los nombres propios de un sector. Sus pasos pueden dar pistas acerca de la dirección que tomará el mercado en el futuro inmediato y, a partir de ahí, detectar oportunidades de negocio interesantes.

Conscientes de esto, nos hemos dirigido a los responsables de Mango para plantearles varias cuestiones, que arrojen luz sobre la evolución del sector de la moda, uno de los que posee más atractivo entre los emprendedores que se plantean dar el salto como franquiciados.

A continuación, sus reflexiones sobre varios aspectos que te ayudarán a profundizar en el futuro –y también presente- de este mercado, además de proporcionarte herramientas para seleccionar -con criterio- una cadena. 

¿CÓMO SERÁ LA TIENDA DEL FUTURO?

En Mango prevén que la tienda –física- del futuro esté marcada por tres características fundamentales: “ofrecerá una experiencia al cliente, será un lugar dinámico y de grandes dimensiones, pero sobre todo será tecnológica”.

En este escenario, los puntos de venta serán lugares de contacto con la marca. “Esto implica que, más allá de las transacciones de compra, intentarán acercar al cliente sensaciones que transmitan los valores diferenciales de cada enseña”.

Otra de las claves es que serán espacios cambiantes. “El producto tendrá una alta rotación y el aspecto del local cambiará con frecuencia, para sorprender al cliente y hacerle volver más a menudo”. A partir de aquí, los establecimientos ganarán tamaño. “Esto puede ser con una sola marca o en conceptos multiespacio, que aglutinen propuestas orientadas a targets homogéneos o que ofrezcan productos complementarios”. 

En cualquier caso, la tecnología será uno de los principales valores diferenciales. “Las tiendas incorporarán probadores virtuales que permitan al usuario ver cómo queda la prenda sin necesidad de probársela, kioscos para hacer compra social -compartir lo que acabas de adquirir- o sugerencias de compra basadas en reconocimiento del usuario y en su historial de compra”. Esto, que ya empieza a ser realidad, seguro que irá a más, adelantan desde la compañía. “Y habrá cosas que ni podemos imaginar hoy”.

 

 

A TENER EN CUENTA AL SELECCIONAR UNA MARCA

Regresamos al presente, para que, desde el gigante de la moda, detallen aquellos aspectos que no debes perder de vista al seleccionar esa marca con la que dar el salto a la franquicia.

Uno de ellos es conocer el apoyo que presta la central para la construcción y operativa de la tienda. “Ciertas franquicias te ofrecen todo ‘llave en mano’ y no permiten que te salgas del guión, mientras que, en el otro extremo, están aquellas que simplemente te licencian el nombre y te pasan un manual para dar forma al local".

También debes poner la ubicación en primer plano, “lo que se traduce en la capacidad para acceder a ubicaciones premium a precios razonables”. Advierten, en paralelo, que la experiencia que atesores en el retail es vital. “Vender en una tienda es una profesión y, más allá del apoyo de la marca, existen factores como las compras/selección de producto, merchandising, precios/promociones, servicio al cliente… que dependen mucho de tu bagaje y que impactan en el resultado”.

Para finalizar este diagnóstico, se fijan en la realidad de un sector “muy competitivo, con gran cantidad de marcas y una erosión de precios importante en los últimos años”. Como parte de su evolución, “el mercado multimarca ha ido perdiendo posiciones a favor de las tiendas monomarca”. Y al margen del “fuerte crecimiento” de las ventas online, también hay que poner el foco en la, cada vez, mayor transparencia de la actividad. “Los usuarios tienen acceso a toda la oferta del mercado, conocen a través de las redes sociales lo que ocurre con cada marca y son cada vez más exigentes”.

TENDENCIAS-OPORTUNIDADES QUE GUÍAN EL SECTOR

A lo descrito en los puntos anteriores, Mango suma dos tendencias que guiarán el mercado: 

Omnicanalidad. O, dicho de otra manera, comprar lo que quieras cuando quieras. “Hoy el cliente no acepta restricciones sobre horarios, devoluciones, etc. y ven la marca como un todo. En este sentido, no aceptan que una tienda franquiciada sea diferente a una corporativa”.

Precio. Tras unos años de crisis intensa, “los usuarios se han orientado mucho más al precio que antes”, explican. “Llevar una marca ‘asequible pero atractiva’ puede ser un plus, de forma que todas las cadenas han hecho esfuerzos para reducir precios y márgenes, buscado más volumen y más mercado. El impacto más significativo de esta política es que los precios -y la calidad- se han igualado mucho entre marcas, dificultando su diferenciación”.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Franquicias