Un restaurante para cada presupuesto

Hemos seleccionado una franquicia por cada rango de inversión, lo que nos permite acercarte propuestas desde los 20.000 hasta los 400.000 euros.

image
D.R.
Publicidad - Sigue leyendo debajo
DE 0 A 20.000 EUROS

Cronopizza: 15.000 euros + IVA (incluido stand)

Especializada en la fabricación y venta de pizzas, el principal elemento diferenciador de esta franquicia es que está orientada a puntos de venta tipo corners móviles o kioskos individuales, para lugares como una estación de tren, cerca de oficinas o paseos marítimos o incluso pequeños locales en zonas de gran tránsito de público.

La implantación de un cornershop está pensada para eventos con un gran público, ya que las pizzas se preparan con un horno de piedra sin necesidad de salida de humos y en una media de tiempo estimado de 3 minutos.

Hablamos de una franquicia orientada al autoempleo o a personas que quieran invertir. "En ambos casos, serán apoyados desde la central con formación continua y campañas de marketing y publicidad", recuerdan desde la central.

DE 20.001 A 40.000 EUROS

Al Coffee: 30.000 euros + IVA

Al Coffee es una franquicia joven que presume de “imagen de marca fresca y con muchas posibilidades en ciudades de tamaño medio”. Creada en la capital de Galicia por tres emprendedores con experiencia en la creación y gestión de negocios, el objetivo es convertirse en marca de referencia nacional dentro del café y derivados take-away y sumar 30 establecimientos en breve.

Su oferta de productos “está cuidadosamente elegida, da mucho margen y, además, nuestro público los consume a diario”. Para evitar la estacionalidad, se valen de diferentes líneas de artículos que van desde distintos tipos de cafés y chocolates calientes para el invierno y de fríos con Smoothis, Frapuccinos y Fruties para la temporada de verano.

Se añade a esto la venta de café gourmet a granel y de cafeteras para el público más selecto. Además, con la intención de incrementar el ticket medio, acaban de introducir una línea de bollería “que también reporta un alto margen de beneficio”. La alta calidad de los productos dispensados justifica el precio un poco más elevado que la media de la competencia.

Por otro lado, debido a que están enfocados exclusivamente a la demanda take-away, no se requieren grandes dimensiones para un local que ubican en “las mejores calles, con unos costes fijos de alquiler, personal y suministros mucho más bajos".

En su estrategia de crecimiento buscan a emprendedores “dispuestos a apostar por un negocio que ya funciona en el extranjero y en las grandes ciudades, dispuestos a invertir 30.000 euros en una actividad poco arriesgada y con retorno rápido, que es viable en ciudades de tamaño medio gracias a los pocos costes fijos y a la baja inversión necesaria”.

DE 40.001 A 60.000 EUROS

CrónicassCarnivoras: 60.000 euros

Esta franquicia de restaurantes apuesta por ofrecer raciones y platos con tamaños que “superan ampliamente el estándar normal, a precios muy competitivos –el tique medio es de 6,5 euros por persona- y procedimiento optimizado”, subrayan desde la central. “Somos una cadena de restaurantes de comida de calidad, especializada en tapas y comida rápida”.

El concepto está pensado para profesionales de la hostelería que quieran emprender su negocio propio basado en la experiencia de la central franquiciadora, mientras que el otro perfil se corresponde con el de inversores que quieran apostar por un negocio “de éxito contrastado”.

Ya en el plano financiero, la marca ha sellado alianzas con, entre otras entidades, el Banco Sabadell. “Como recursos propios, pedimos que sea, como mínimo, el 25% de la inversión inicial, importe destinado a pagar el canon de entrada. En cuanto al pay-back, éste se sitúa entre los 12 y los 24 meses, dependiendo del capital propio aportado”.

DE 60.0001 A 90.000 EUROS

Pambao: 69.500 euros

En su propuesta gastronómica radica gran parte del valor diferencial y competitivo de la franquicia. "Destacamos por la calidad del producto, la imagen corporativa moderna y un concepto callejero, con un servicio novedoso y un producto único en España, traído directamente de Asia", subrayan desde la central. "Tampoco debemos pasar por alto la receta exclusiva de nuestro pan a base de aceite de oliva y harina de trigo, además de la facilidad de no tener que ser un profesional del sector, ya que nuestro departamento de Formación se encarga de capacitar y potenciar las habilidades del personal".

Relacionado con el soporte que se presta a la red, éste se concreta en formación inicial y continua una vez abierto el local, a lo que suman asesoramiento durante la duración del contrato, acciones de marketing para toda la cadena y de manera personalizada según las necesidades de cada establecimiento.

Como potenciales asociados, la enseña busca a inversores, "sin descartar en absoluto al franquiciado que busca autoempleo, con el objetivo de tener su propio negocio y ser un empresario".

Como apunte final, señalar que Pambao mantiene un acuerdo con el Banco Sabadell para facilitar el acceso a financiación a un asociado a quien se recomienda disponer de, al menos, el 50% de la inversión inicial en recursos propios.

DE 90.001 A 120.000 EUROS

Panchito: 110.000 euros + IVA (incluye obra civil media)

La familia Martín Candela decidió, a su llegada a España, montar un bar-restaurante donde degustar la gastronomía de su país de origen, México. Inicia así su actividad en la ciudad de Barcelona en el año 1985 y, desde entonces, ha ido creciendo hasta sumar 13 establecimientos, 4 propios y 9 franquiciados.

En la carta de la franquicia predominan los tacos, que se acompañan de las tradicionales enchiladas, carnitas, nachos y guacamole pero también una gran variedad de lo que denominan “antojitos” y para cuyo consumo crean espacios con ambientes cálidos y amigables. Con 25 años de trayectoria, la enseña garantiza un modelo de negocio y un know how más que contrastado dentro del sector de los restaurantes temáticos. Ese es el principal valor que ofrecen a sus franquiciados, además de una alta rentabilidad por una inversión que supera los 110.000 euros retornables a los 3 años.

Como atractivos de inversión, la enseña argumenta “control y gestión simplificada” del negocio con sistema TPV informático unificado desde el que se controlan todos los parámetros del negocio y un potente departamento de marketing. Asimismo, un elevado porcentaje de los productos consumidos en los restaurantes se elabora en la cocina central, propiedad de la empresa".

DE 120.001 A 200.000 EUROS

Barra de Pintxos: A partir de 165.000 euros + canon de entrada

“Una cadena de cervecerías/restaurantes de pinchos y tapas, que trabaja con un producto diferenciado e innovador”. La central define así un concepto que también enarbola, como elementos diferenciales, el diseño y cuidado de los locales, la excelencia en las operaciones y una apuesta firme por la tecnología. “La rentabilidad de uno de nuestros locales varía del 15 al 20%, mientras que el retorno de la inversión se materializa entre dos y tres años”.

Como futuros asociados, la marca busca a emprendedores, empresarios e inversores. “Nosotros les ofrecemos formación y asistencia continua, acuerdos con proveedores para lograr precios con buenos descuentos, lo que complementamos con campañas de marketing, así como con promociones puntuales y una agencia de comunicación permanente”. Para facilitar el acceso a la financiación, la compañía tiene un acuerdo con el Banco Sabadell. “Y aunque no exigimos un porcentaje mínimo de recursos propios, recomendamos aportar, por lo menos, entre el 30 y el 50% de la inversión, aunque esto depende de cada caso”.


DE 201.000 A 300.000 EUROS

Bertiz: entre 120.000 y 300.000 euros.

Bertiz es una franquicia especializada en panadería, bollería y pastelería, que acumula una trayectoria de 30 años en el sector. Integrada en Berlys Corporación, “la marca cuenta con el dominio propio de todos los puntos claves del negocio, con una amplia gama y fabricación propia del producto y dominio de la exposición”, explican desde la central.

La enseña busca a emprendedores que posea un perfil muy enfocado al cliente y que pueda aportar el 50% de la inversión con recursos propios. Desde la central aseguran que “toda la formación corre a nuestro cargo, que consta de 45 días para el gestor del local y de 10 días para el resto del equipo”.

Si nos detenemos en el ámbito financiero, la facturación en el primer año de la franquicia es entre 400.000 y 600.000 euros, con un plazo medio de retorno de la inversión en sus nuevas unidades estimado en 38 meses.

MÁS DE 300.000 EUROS

Churrascarías BrasayLeña: 400.000 euros

La franquicia de restaurantes de carnes asadas al estilo del rodizio brasileño presenta varias ventajas competitivas, como señalan sus promotores. “Se trata de un concepto único, sin competencia, probado a lo largo de siete años de bagaje, comprometido y rentable, con más del 40% de los restaurantes gestionados por la propia central”.

Como franquiciados, la marca busca a emprendedores con recursos para crecer y con experiencia en la gestión y dirección de equipos. “A nuestros asociados les ofrecemos formación previa y asistencia permanente, campañas de marketing y una política transparente de compras. Subrayar, por otro lado, que el promedio de establecimientos por franquiciado es de dos unidades, aunque los más antiguos llegan a poseen cuatro restaurantes”.

El franquiciador calcula un pay-back a los tres años como media. “Con acuerdos con diversas entidades financieras para facilitar el acceso a la financiación, pedimos que la mitad del desembolso provenga de recursos propios”.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Franquicias