Franquiciado: 3 mercados en los que hay -mucho- negocio

Te mostramos las virtudes de las franquicias sin local,  que en la alimentación no sólo se vive de los súper y cómo lo ecológico puede ser muy rentable.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
NEGOCIOS SIN LOCAL: INVERSIÓN REDUCIDA, PERFIL COMERCIAL

Los expertos ven aquí uno de los mayores potenciales. Fernando Castillo, fundador y director general de la red de marketing olfativo Ambiseint, da algunas claves, a partir de su experiencia.

¿Aumentar las ventas o reducir los gastos?
“Derivado de la falta de local comercial, no tenemos unos gastos de explotación, como electricidad o seguros, elevados, a lo que sumamos unos gastos de personal muy escuetos”. Relacionado con esto, y como fórmula de éxito, Castillo expone que no es tan importante aumentar las ventas, como reducir los gastos: “De nada nos serviría facturar grandes cantidades mensuales, si los gastos que, para ello se necesitan, son desorbitados. Nosotros hemos buscado el equilibrio perfecto entre ingresos, gastos y beneficios”.

Para comerciales
Sin local comercial, la gente no acudirá a tu tienda a comprar. A partir de aquí, el asociado ha de salir a la calle a captar clientes, con un intenso perfil comercial, “o contar con alguien que realice esa labor”.

La evolución manda
“Nuestra filosofía es ir asumiendo gastos a medida que se necesiten. “De nada nos sirve comenzar con una nave de 300 metros cuadrados y 1500 euros de alquiler, si, al inicio, es suficiente con un espacio de 30 metros o nuestra propia casa”. La evolución lógica es que, una vez el negocio adquiera consistencia, el asociado disponga de un local ‘no comercial’ o de una pequeña nave de bajo coste. No olvidemos que cada día es más frecuente encontrar centros de coworking o trasteros urbanos, que cumplen ese cometido”.

La filosofía de Ambiseint es que hay que ir ''metiéndose en los gastos'' que en cada momento se vayan necesitando,  Una vez que el negocio vaya cogiendo consistencia, si que se aconseja tener un local ''no comercial'' o una pequeña nave de bajo coste donde poder dejar la mercancía, cargar, descargar, tener una pequeña oficina o incluso recibir a clientes que van conociendo la empresa de ir viéndola en gran número de empresas de la zona.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
VIDA MÁS ALLÁ DE LOS SÚPER

Para empezar, una panorámica del mercado de alimentación, uno de los estandartes de la franquicia española. Lo interesante aquí es la pujanza de los establecimientos franquiciados, que han incrementado su facturación de manera notable, desde los 3.558 millones del 2014 a los 4.001 con los que clausuraron el pasado ejercicio, según los datos de la Asociación Española de Franquiciadores (AEF). También creció el número de unidades, de 4.844 a 5.475. Cifras, en definitiva, que confirman el dominio de la alimentación en franquicia, un mercado, por otro lado, en el que detectamos oportunidades al margen de los grandes operadores.

Vuelta a los orígenes
Las tiendas a granel constituyen un nicho aún por explorar, con algunos proyectos que trabajan en esa direccón. Como elementos diferenciadores, una apuesta por el producto local, un contacto directo con los productores y una oferta que abarca otras referencias como especias, vinos y quesos. En una línea similar, encontramos una firma radicada en Valladolid, con más de 40 años de vida, que el ejercicio pasado inició su plan de expansiónvcon una oferta basada en aceitunas y encurtidos, conservas, bacalao, embutidos y legumbres.

Un placer adulto
Este verano, una cadena sueca de nombre impronunciable, especializada en dulces para adultos, anunciaba que retomaba su expansión en el mercado español con tres modelos de negocio, uno de ellos en formato carrito, lo que permite emprender con una inversión asequible.

Vino: el auténtico oro líquido
Junto a cadenas de fruterías y especializadas en tartas, las vinotecas presentan una evolución constante, con espacios donde fomentan la cultura del vino, como vía para vender más.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
LO ECO, A VELOCIDAD SUPERSÓNICA

Los componentes ecológico y de sostenibilidad medioambiental están cada vez más presentes en unas cadenas que ven ahí una línea donde explorar fórmulas de negocio emergentes. Y al margen de las enseñas de alimentación, que intensifican su apuesta por productos encuadrados en esa categoría, las redes de transporte urgente están tomando buena nota. Redyser es uno de los alumnos aventajados en este campo. De hecho, uno de los ejes de su política de expansión es la puesta en marcha de las denominadas ecofranquicias, como la que abrió en verano en Vigo, que realiza las entregas de última milla en el centro de la ciudad con una flota de bicicletas eléctricas. La iniciativa responde a la esencia de una compañía que, desde sus inicios,ha desempeñado su actividad según criterios responsables y sostenibles (Kilómetros Verdes, que busca compensar las emisiones de CO2, es una de sus campañas).

Estos proyectos responden a las necesidades de una sociedad que evoluciona, explica Enrique Hierro, de la consultoría NegocioFranquicia. “Alguien tiene que entregar en el domicilio de los que adquieran por Internet, aquello que viene de la otra parte del mundo o del otro extremo de la provincia. Estas cadenas deben replantearse –me consta que han empezado a hacerlo– que el ciudadano no tiene el horario de oficina al que se estaba acostumbrado, de ahí que deban habilitar otros formatos de entrega, como puntos de recogida”.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Franquicias