5 ideas para montar tu salón de peluquería

Un sector donde aún abundan los negocios familiares, de pequeño tamaño, con lo que el potencial de desarrollo de la franquicia es amplio.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Una panorámica del mercado

Estancado durante años en cuanto a nuevos conceptos, el mercado de la peluquería en franquicia empieza a mostrar cierto dinamismo, con la aparición de proyectos, que cohabitan con redes ya consolidadas. Como denominador común, los salones de peluquería han superado ya el modelo tradicional de negocio, integrando, en un mismo espacio, diferentes servicios de estética y belleza, como un modo de acercar al usuario una oferta complementaria al corte de pelo.

Según los datos del Observatorio Sectorial DBK,  el segmento de peluquería y estética cerró el 2016 con un volumen de negocio de 3.670 millones de euros,  una subida interanual del 1,9%. Las peluquerías crecieron el 1,8%, hasta alcanzar una cifra  de 2.850 millones de euros, mientras que las ventas de los centros de estética aumentaron el 2,5%, lo que se traduce en una facturación de 820 millones.

De cara al periodo 2017-2018, se esperan unas tasas de crecimiento de entre el 1 y el 2%, hasta situarse en aproximadamente 3.800 millones de euros. No olvidemos, sin embargo, que el sector se encuentra un 20% por debajo del nivel precrisis, cuando se contabilizó un máximo de 4.580 millones de euros, con lo que el margen de recuperación aún es amplio.

Es interesante constatar la intensa concentración de este mercado, dominado aún por las peluquerías de barrio, negocios familiares y de pequeño tamaño, con lo que se abre el camino para el desarrollo de la franquicia. En este sentido, de los 89.500 establecimientos que operaban a diciembre del 2015, sólo el 6% estaba integrado en cadenas.

A continuación, te mostramos 5 ideas para montar tu propio salón de peluquería.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Mábaka

Cada local de Mábaka se compone de tres partes diferentes: boutique de productos exclusivos de peluquerías, zona de asesoramiento y salón de peluquería. En función del espacio y del modelo escogido, también se pueden desarrollar otras subzonas, como nail corner, cabinas de estética, entre otros. En este sentido, el asociado puede escoger cuál de estas áreas quiere reforzar. 

La marca busca tanto a emprendedores que busquen autoempleo como a inversores. No es necesario tener conocimientos previos de peluquería, ya que la empresa ofrece la formación y los servicios necesarios para el éxito del negocio: "asesoramiento en la zona y el local a escoger, opción de local llave en mano, preparación previa a la apertura, configuración de soporte informático para la gestión, todo el desarrollo de elementos corporativos específicos, campañas de marketing y publicidad propias, asesoramiento y formación en las áreas del negocio, importantes ventajas comerciales con los proveedores...". 

 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Peluquerías Low Cost

Desde Peluquerías Low Cost afirman que las ventajas principales de su franquicia son "el precio, la calidad y el buen trato".

Para articular su expansión, buscan a inversores o a personas interesadas en el autoempleo. El asociado debe aportar con recursos propios entre el 15% y el 20% de la inversión. "Ofrecemos formación continua para todos nuestros franquiciados, incluyendo asesoría previa a la apertura del local. En paralelo, desarrollamos promociones, nuevos productos y otras estrategias de marketing para promocionar la marca", agregan. Además, resaltan que esta franquicia tiene "un único pago de 25.000 euros".  

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Oh My Cut!

Oh My Cut! se ha posicionado como una franquicia de peluquería moderna y de gran prestigio, lo que les permite presumir de “negocio probado que requiere una inversión muy ajustada”. Al hablar de inversión se refieren a los 36.000 + IVA que piden para acceder al pack de franquicia y, aunque no anticipan el plazo medio de retorno de la inversión, sí dicen disponer de un convenio con el Banco Sabadell para facilitar la financiación de los franquiciados así como de un “acuerdo especial con nuestro Partner principal P&G”. No obstante, la recomendación es disponer de un 40%, como mínimo, del capital necesario en recursos propios.

Como franquiciados, buscan a “inversores y profesionales del sector” interesados por la originalidad e innovación. No obstante, el compromiso de la central no elude la formación a los nuevos emprendedores adheridos al grupo con una continua renovación de conocimientos técnicos. Extienden su apoyo a la selección de personal, a la promoción de cada nuevo establecimiento además de las campañas “de publicidad y marketing permanentes” y la aportación de herramientas que faciliten la gestión del negocio. Ofrecen también acuerdos con proveedores de “alto reconocimiento con grandes ventajas comerciales”.

 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Mimas Hair & Beauty

Con más de 25 años de experiencia, la franquicia de peluquería y belleza Mimas Hai & Beauty presume de la “calidad y experiencia” de sus profesionales, así como de utilizar sólo productos de primeras marcas que acompañan de un trato personalizado a los clientes.

En 1975 María Soledad Viveros inauguró en Tarragona el primero de los que se denominan salones Viveros. Tras la incorporación posterior de nuevos socios, los responsables de la cadena se dedican a investigar y recorrer los principales centros especializados de Europa hasta dar con el modelo de negocio actual en el que se integran el cabello, la belleza y el bienestar en un mismo espacio.

Aprovechando que sus centros se han convertido “en punto de referencia”, Mimas decide seguir creciendo bajo la fórmula de la franquicia, con una inversión que entienden accesible, 49.000 euros, a cambio de una alta “rentabilidad operativa. El plazo medio de retorno de la inversión lo estiman en 3 años.

Como filosofía de empresa, dicen guiarse siempre por “ofrecer la mejor imagen al mejor precio y con la mayor transparencia”. 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Jean Louis David

Esta franquicia de peluquerías incorpora una serie de ventajas competitivas, que sus responsables enumeran a continuación:

• Un apoyo constante y el servicio de calidad proporcionado a los franquiciados. “Entre otras, cuentan con herramientas de gestión e informática, imagen de marca, comunicación, campañas de marketing directo para reclutar y fidelizar clientes, acuerdos estratégicos con los mejores proveedores del sector, etc”.

• La rentabilidad. “Jean Louis David ofrece a sus franquiciados una rentabilidad a corto plazo superior al 15%”.

• La formación. “Los equipos se forman tres semanas para conseguir el estilo Jean Louis David. En este sentido, apostamos por peinados atractivos y modernos para un público muy urbano, siempre buscando nuevas tendencias. Para ello, disponemos de métodos específicos de cortes obtenidos por el dominio de la máquina y servicios exclusivos. En definitiva, somos una firma de gama alta, cuya notoriedad puede garantizar un flujo constante de nuevos clientes”.

• El posicionamiento. “Jean Louis David, el creador de tendencias, es la marca más urbana y moderna del grupo de peluquerías Provalliance, con 3.000 salones”.

Respaldo formativo

Con un perfil inversor-gestor y con cualidades para gestionar el negocio, el franquiciado recibe ayuda de la central en varias direcciones:  

• Formación inicial -durante dos o tres semanas- a lo que se suma una formación en gestión y desarrollo, que se prolonga una semana. “Una vez iniciada la actividad, impartimos dos veces al año cursos sobre la técnica y el servicio en el negocio, además de formaciones generales disponibles todo el año”.

• Marketing. “El lanzamiento de dos colecciones cada ejercicio aporta valor y un elemento diferenciador”.

• Herramientas clave: gestión, control, rentabilidad y capitalización del personal. 

Ya en el apartado financiero, el negocio está diseñado para amortizar la inversión en tres años. “Recomendamos que el 30% de ese desembolso se cubra con recursos propios y tenemos acuerdos con entidades bancarias para facilitar el acceso a la financiación”. 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Franquicias