Todas las claves para triunfar en franquicia, en un evento único

Más de 200 personas se dieron cita el pasado 12 de septiembre en el Museo Lázaro Galdiano en la jornada de debate y networking en torno a la franquicia que organizó nuestra revista.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Un evento único en franquicia

El Museo Lázaro Galdiano, en Madrid, acogió el pasado 12 de septiembre la I Edición de Emprendedores en Franquicia, una jornada de debate y networking a la que asistieron cerca de 200 personas y que contó con los principales actores del mercado. Articulada a través de varias mesas redondas, a lo largo de una mañana, el evento contó con la colaboración de la Cajamar, la cadena de supermercados Carrefour Express, la enseña de marketing olfativo Ambiseint y la red de intermediación inmobiliaria Century 21.

Bajo el lema de 'Crea, crece, consolida', las mesas redondas  abordaron cuestiones de lo más diverso, que permitieron a los asistentes obtener las claves para desarrollar con éxito un proyecto de franquicia, desde su alumbramiento hasta el momento de la consolidación. Para ello, contamos con la presencia de franquiciadores veteranos, pero también con centrales jóvenes con enorme proyección, sin olvidar que reservamos un espacio para que asociados en activo para que compartiesen sus experiencias de éxito.

Los ponentes y los invitados confirmaron la pujanza del sistema. “Las posibilidades de éxito aumentan bajo la fórmula de la franquicia”, explicó Marcos Baroja, fundador de Infinit Fitness. “La franquicia española goza de buena salud, cada vez hay más aperturas de distintos conceptos”, subrayó Alejando García, fundador de Sportmadness.

El evento también sirvió para hacer networking y dar visibilidad a un mercado que algunos sectores de la sociedad aún desconocen. “El gran reto es la difusión, que la gente con espíritu emprendedor entre en la franquicia”, destacó Gonzalo Juliani, CEO de Asesor Franquicias.

Cómo y dónde conseguir dinero

'Crea. Cómo y dónde conseguir dinero para montar mi franquicia' La primera de las mesas se centró en el aspecto financiero. Moderada por Raúl Alonso, contó con la participación de Fernando Castillo (fundador de Ambiseint), José Antonio Guerrero, (director territorial de la Zona Centro Cajamar) y Marcos Baroja (fundador de Infinit Fitness 24/7).

La financiación es determinante para que un asociado, con pocos recursos económicos, comience su actividad. “Hay que saber llamar al dinero. En este sentido, los franquiciados necesitan apoyo en esta parcela, porque desconocen cómo funcionan los bancos”, comenzó por explicar Baroja. “Las garantías personales son muy importantes para conseguir préstamos bancarios”.

Guerrero hizo algunos apuntes acerca de la franquicia y de la apuesta que su entidad está haciendo por esta fórmula comercial. “Lo cierto es que, durante la crisis, se ha convertido en un refugio anticíclico. Además, hay que valorar que minimiza los riesgos al tomar decisiones y emprender”. Y ya referido a la financiación, constató que es un elemento primordial. “Ahora bien, tal malo es el exceso de financiación, como la escasez en este ámbito”.

Castillo apuntó a la que la financiación va más allá del momento inicial en el que se pone en marcha el proyecto. “En nuestro caso, con el paso del tiempo, hay que seguir reinvirtiendo en el negocio”.

Los franquiciados como alma máter de la empresa

'Crece. El franquiciado como motor de crecimiento de la franquicia'. El asociado fue el protagonista absoluto de la segunda mesa redonda, moderada por Claudio M. Nóvoa, responsable de Contenidos de Franquicia de la Revista Emprendedores, y que contó con la participación de Gema Romero (franquiciada de Kumon), Ricardo Vallavantí, (asociado de Subway) y Marisa Lazareno (franquiciada de Yves Rocher).

Al contar sus inicios, y cómo entraron en contacto con la franquicia, los tres coincidieron en que eran clientes y les atraía el producto, por lo que fueron ellos quienes se dirigieron a las centrales. Del mismo modo, valoraron, en la misma medida, el soporte que la central les dio en cuanto a la formación. Algo vital, si tenemos en cuenta que ninguno tenía experiencia previa en el sector en el que iban a emprender.

Uno de los aspectos que preocupa al asociado es que la inversión prevista en un inicio se desvíe de forma notable y que, finalmente, el desembolso sea mayor, por diversas cuestiones e imprevistos. Y, en líneas generales, los tres comentaron que las previsiones se cumplieron, al estar todo muy pautado. Vallavantí, eso sí, reconoció que la inversión final supero en dos millones de pesetas de entonces -abrió el primero de sus 11 restaurantes en el 2001- lo calculado en un inicio,“el 5% del desembolso total”.   

De vuelta al soporte por parte de la central, Lazareno subrayó la confianza que “depositaron en mí desde el principio, me dieron la seguridad que necesitaba para llevar a buen puerto el negocio”. En una línea similar, Romero destacó: “el soporte del franquiciador fue íntegro, con seminarios para tratar a las familias y un coordinador que me acompañó en todo momento”.

Villavantí explicó, de forma gráfica, que el apoyo de la central también dependerá de la propia actitud del asociado. “Hay que ser pesado para que ellos se preocupen por ti; tú estás pagando un royalty, ¿entonces, por qué no exigir entonces esa atención?”.

 

La visión de los líderes

La tercera mesa redonda ’Líderes en franquicia: cómo lograr que mi franquicia perdure en el tiempo’ contó con la participación de algunos de los franquiciadores de referencia del panorama español, con la vista puesta en desgranar las claves para consolidar un negocio a través de la franquicia.

Moderada por Alejandro Vesga, director de la Revista Emprendedores, la mesa reunió a Jesús Bermejo de la Insua, director de Proximidad de Carrefour España, Ricardo Sousa, CEO de Century 21 Iberia, y Augusto Méndez de Lugo, CEO de Foodbox.

Como punto de partida, “hay que tener una cadena de suministros bien organizada, con bases económicas sólidas y un servicio al franquicado correcto”, enumeró Méndez de Lugo. Para Sousa, el desarrollo de un proyecto sostenible en el tiempo pasa por “ayudar al asociado a aumentar la facturación, minimizar los costes fijos, minimizar el riesgo y, por último, tener un modelo de negocio rentable y que aporte valor a su mercado local”.

Interesante matiz el que introdujo Bermejo, al explicar que ellos buscan un negocio consolidado para mañana, “sino a 15 años vista”.

Y a raíz de una pregunta desde el público, acerca de si en redes consolidadas y numerosas se debía dar un trato diferente a los asociados en función de sus resultados, Bermejo certificó que el trato no es igual. “Es más, ayudamos al que le va peor, pero consideramos tiene potencial”. En una línea similar, Sousa aclaró que los asociados son sus clientes. “En el contrato existe una cláusula donde se contemplan ayudas a los asociados que atraviesan dificultades, con un plan específico durante el primer año, que, al final, es el más complicado”.

 

Un charla entre generaciones

‘Crea, crece y consolida: una charla intergeneracional a cuatro bandas’. Moderada por Javier Escudero, redactor de la Revista Emprendedores, la última mesa redonda planteó un apasionante debate entre dos franquiciadores veteranos, como Félix Revuelta (fundador de Naturhouse) y Javier Sierra (presidente de Re/Max España), y dos franquiciadores jóvenes con proyección, como Tomeu Riutord (CEO de Ice Wave) y Alejandro García (fundador de Sportmadness).

La primera pregunta fue si conocían el sistema de franquicia antes de emprender de su mano. García, que fundó su empresa con poco más de 20 años, reconoció que, “al inicio, ni sabía lo que era una franquicia. Lo cierto es que hacíamos cosas muy diferentes y, para crecer, no contábamos con el músculo financiero suficiente, por lo que el desembarco en la franquicia fue, en cierto modo, natural”.

Sierra, matemático de profesión, tampoco conocía este modelo, “pero compré un concepto que funcionaba en América, por lo tanto pensé que también tendría que funcionar en España… Y así fue”. Riutord señaló que ellos son una franquicia de libro. “Gracias a ella creces más rápido. Con nuestros recursos, sería imposible acometer los planes previstos”.

Revuelta, “con cuarenta años en la franquicia”, tenía claro, desde un inicio, que iba a franquiciar. “Pero esto depende de cada sector. Yo operaba en un mercado muy competitivo y la única manera de hacerme un hueco era teniendo mi propio canal de distribución, algo que me daba la franquicia”.

El debate también incidió en cómo debería ser la convivencia -sana- entre central y asociados, algo crítico para el correcto desarrollo de una red. Sierra apostó por una relación ‘plana’ entre las dos partes, no tan jerárquica como es habitual ver hoy en el mercado. “En este sentido, los asociados son nuestros clientes”. Martínez hizo referencia a las expectativas. “Hay que transmitirle, de forma clara, hasta dónde puede llegar con su negocio, lo que implica que las previsiones que aporten sean realistas”. De modo muy gráfico explicó Revuelta, el secreto de una buena relación central-asociado. “La cuenta de resultados es la clave aquí. Si los números salen, todo fluirá”.

 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Franquicias