Sector de oficina-papelería: mucho más que papel y bolígrafos

Un mercado maduro, con redes consolidadas y donde el precio -competitivo- y la amplitud de catálogo son vitales para hacerse un hueco. No son estas las únicas claves operativas de un sector estable, pero muy exigente, que requiere de grandes dosis de innovación.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Un mercado muy versátil

Si hablamos en términos inversores puros, diremos que el sector de oficina y papelería es un valor seguro, que no un valor refugio, pues en tiempos de crisis también sufre. Se trata de una actividad madura, con operadores consolidados, que no experimenta grandes sobresaltos y donde el consumo –tanto profesional como particular– es recurrente y se prolonga a lo largo del año.Si en el 2015 operaban 18 cadenas, que aglutinaban 926 tiendas y generaban 240,5 millones de euros, este año arrancaba con 24 redes, 1.110 puntos de venta y un volumen de negocio de 273,7 millones, según los informes anuales de la Asociación Española de Franquiciadores (AEF).

La versatilidad es otro de los rasgos que define a un mercado donde no son pocos los franquiciadores que apuestan por desarrollar formatos diferentes. En este sentido, encontramos tiendas urbanas y situadas en calles principales, pero también superficies más grandes operativas en la periferia, sin olvidar pequeños rincones en negocios complementarios.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
En primera persona

Hecha esta introducción, nos hemos dirigido a varias centrales, que conocen el día a día del mercado, para completar su panorámica. Lydia Estremera, consejera delegada de Carlin, retrocede al periodo 2008- 2009. “Desde ese momento, el segmento sufrió un retroceso, principalmente por la crisis, que afectó a la industria escolar.

Esto hizo que apareciesen establecimientos y bazares con productos muy baratos pero de menor calidad. Hoy la actividad está reconvirtiéndose, de modo que se valora más la calidad y especialización e innovación”. Javier Corral, director de Expansión de Uppali, explica que seleccionan, precisamente, los artículos según el valor añadido conceptual que aportan y la buena relación calidad-precio: “Nos fijamos en aquellas referencias con un claro carácter educativo, que incentivan la creatividad, el conocimiento y la capacidad de divertir”.

Coinciden los operadores en el buen momento del sector, con una reactivación del consumo profesional y particular. No obstante, advierten que la reestructuración, fruto de la crisis, aún no ha finalizado. “Hemos asistido a concentraciones de
fabricantes, ventas de actores muy relevantes, disminución de la fuerza de ventas comercial de los fabricantes y distribuidores, el cierre de muchos puntos de venta tradicionales…”, enumera Fabienne Maler, directora en España de Bureau Vallée.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
A tener en cuenta

Desgranamos a continuación aspectos clave que te permitirán ser competitivo y cimentar un proyecto con recorrido.

Exigencia. Advierte Estremera que este es un negocio que requiere compromiso y una buena administración: “Es un mercado muy competitivo y, aunque parezca tradicional, exige
mucha innovación, lo que implica observar a los clientes y responder con antelación a una demanda cada vez más exigente y específica”.

¿Dónde? Óscar Iglesias, director general de Folder, subraya que cada vez es más importante contar con establecimientos atractivos, espaciosos, con amplios escaparates y “ubicados siempre en zonas con alta densidad de población y un elevado tránsito de clientes potenciales”.

Amplitud y diversificación. La central ha de mostrar capacidad para comprar al por mayor, en cualquier parte del mundo, con la vista puesta en generar economías de escala que beneficien al asociado y permitan a éste acercar los precios más competitivos. “El objetivo también es ir más allá de la venta pura de material escolar y de oficina para ofrecer todo aquello necesario en una empresa, como un pequeño lavavajillas, un microondas, productos de limpieza, agua y café”. Estremera apuesta por impulsar servicios complementarios, como reprografía, envíos a domicilio y atención online.

En persona. La incorporación del servicio online es algo muy valorado por los clientes. Ahora bien, sigue primando el contacto directo con ellos.

Por unos céntimos. “Existe una fuerte sensibilidad a los precios de venta”, señala Maler: “Hay que ser muy competitivo, los márgenes son ajustados y, como en la alimentación, el partido se juega en clave de céntimos”.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Qué producto marca el ritmo

Con catálogos que contienen miles de referencias –en Bureau Vallée, por ejemplo, manejan unas 15.000–, es interesante saber qué productos están marcando tendencia, ya que ahí puede encontrarse una importante fuente de ingresos. Iglesias apunta a que hoy el componente moda es clave en la oferta escolar. “Los niños y jóvenes buscan cada vez más artículos muy próximos a las tendencias de cada momento, con algunos de sus personajes y diseños favoritos”.

Estremera recuerda que este tipo de productos, junto a los de oficina, presentan una demanda constante y apenas experimentan caídas en sus ventas. “Pero, sobre todo, se está dando mucha importancia a los artículos de regalo, a nuevos productos que se basan bien en su practicidad, como material para zurdos y objetos que incorporan varios usos en una misma pieza, o en su estética, menos tradicional y más llamativa.

En paralelo, muchas marcas están produciendo material propio, con idéntica calidad pero a precios más competitivos. Por último, también se demandan productos de papelería ecológicos y sostenibles”, añade. Especializada en educación, ocio y cultura, Uppali sitúa el universo de la papelería manualidades como eje fundamental de su proyecto.

Maler destaca que estos artículos no sufrieron durante la crisis. “Como había poco dinero, los niños ocupaban más tiempo de ocio en casa. En cambio, desde hace unos seis meses, esta familia de productos ha dejado de crecer, como si el poder adquisitivo hubiera mejorado lo suficiente como para salir más y entretener a los críos de otra manera”. Un público, el infantil, con el que cerramos el círculo. “El libro infantil ha aumentado su demanda en los últimos tiempos”, concluye Corral.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
A la vanguardia, pero con mesura

En un sector maduro como este, la innovación cobra si cabe más protagonismo que en otras actividades, como vía para diferenciarse. Maler apuesta por hacerlo en todas las
direcciones: “En el punto de venta hay que trabajar para reducir las colas en caja y personalizar la atención del cliente, sobre todo del profesional, para que tus vendedores sepan más de lo que el usuario llega a saber navegando por Internet. Ya referido a la oferta, los fabricantes innovan y eso lo debemos trasladar a la tienda. Un sector que pensamos va a ser importante para nosotros es la impresión 3D, aunque todavía no está claro qué y cómo se comercializará”.

De esta incertidumbre se extrae una conclusión: no hay que obsesionarse con estar a la última. “En su momento todos empezamos a vender tabletas. Hoy la realidad es que apenas damos salida a estos dispositivos y, en cambio, desde hace dos años crecemos a dos dígitos en el papel y la escritura, referencias que muchos daban por muertas”. Para Corral, la innovación viene a través de la diversificación y la venta cruzada de los productos a lo largo del año, “lo que te permite estar en campaña los 12 meses”.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Interesantes vecinos de sector

En nuestra Guía Online de Franquicias encontramos conceptos que guardan una estrecha relación con el mercado de la oficina-papelería y que acercan oportunidades interesantes.
Hablamos, por ejemplo, de Espacio Lector Nobel, una cadenade librerías que completa su oferta con papelería, juguetes educativos y prensa, además de organizar presentaciones de libros, cuentacuentos, talleres, clubes de lectura y “todas aquellas actividades culturales que potencien la afluencia de público a nuestras tiendas”, explican desde la central.

El corazón del negocio de Beropaper3D, mientras, es el servicio de fotocopiado, impresoras, informática, tinta y tóner, a lo que suma la venta de material de oficina, escolar y papelería. Un planteamiento similar al de Color Plus, que se dedica al suministro de consumibles de informática, cartuchos de impresora, mobiliario de oficina y material de papelería y escolar. “Como parte de nuestro catálogo, también realizamos envíos DHL y actuamos como punto de venta Kyocera”.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Franquicias