Tres oportunidades para montar tu propia barbería

Con aspecto vintage y una reivindicación de las técnicas tradicionales, estos salones constituyen una de las tendencias más prometedoras dentro del mercado de la peluquería y estética.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Míster A

Mister A es el proyecto más reciente de Alma Corporation, que gestiona marcas tan conocidas como la franquicia de peluquerías Marco Aldany. "Se trata de un concepto moderno, con las técnicas de barbería de toda la vida", explican desde su página web.

"La minuciosa y especializada formación de los barber’s y los estudiados tratamientos que se ofrecen en el salón hacen de estas Sport Barber Shops un modelo de negocio divertido, diferente y altamente rentable, que se pueden montar de forma independiente o integradas dentro de salones tradicionales de peluquería".

En Mister A se trabaja con varias líneas de productos premium específicos para hombre, tanto para el cabello como para la piel y la barba, "que son una importante fuente de negocio para el franquiciado".

Los locales tienen una medida adecuada, "no muy grandes, como siempre han sido las peluquerías de caballeros, pero adaptadas a las exigencias del cliente actual".

La Cueva del Oso

El estilista y barbero Daniel Pertegal te brinda la oportunidad de abrir tu propio negocio de barbería bajo su marca La Cueva del Oso. “No somos artistas, somos intérpretes de los deseos de nuestros clientes” afirma Pertegal. Mediante esta metodología, los profesionales de La Cueva del Oso traducen esos deseos en soluciones de estilismo, siempre teniendo en cuenta las características morfológicas a través de la geometría del corte.

Desde la central destacan su "saber hacer, experiencia y método que hace que el público se sienta comprendido, bien atendido y satisfecho, fidelizando así a una clientela que nos recomienda y nos permite trabajar con mayores márgenes de beneficio".

El retrato completo de la franquicia, aquí.

Carlos Conde

Esta peluquería masculina señala que sus principales ventajas competitivas son tener una imagen muy cuidada, una uniformidad en el personal que aplica el mismo know-how, además de precios competitivos y soporte total para sus franquiciados. "Nuestros salones están siempre a la moda en las últimas tendencias, sin olvidar nunca lo clásico, para no descuidar a ninguno de nuestros clientes. Además, destacamos que vendemos un servicio obligado en el que no hay ningún producto perecedero", agregan desde la central. 

Buscan a personas que crean en el proyecto, comprometidas con la calidad y la excelencia en el servicio, y que tengan la ilusión de formar parte de un negocio rentable y que ofrece lo que los clientes necesitan. "Cualquier persona emprendedora que busque gestionar su propio negocio y cuente con capacidad económica suficiente, encontrará su oportunidad. Es una franquicia pensada para las personas que quieran tener un negocio integral en el sector de la peluquería y estética para hombres, perfecto para el autoempleo".

Más información sobre la marca, en este enlace.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Franquicias