Momi & Toy's

Venta de crêpes típicos japoneses tanto dulces como salados, en locales o en unidades móviles

Momi & Toy's

DATOS DE CONTACTO

Empresa: Spain Momi & Toy’s, SL. Calle: Nº. . Web: https://www.facebook.com/MTRolledCrepe.

DATOS DE LA FRANQUICIA

País de origen: Japón. Año de constitución: 2002. Año de creación de la cadena: 2004. Número de locales propios: 1. 0Número de locales en el extranjero: 101. Sociedad franquiciadora: Spain Momi & Toy’s, SL. Facturación prevista el primer año: 376.000 euros. Aperturas previstas para el año en curso: No facilitadas. Aperturas previstas para el año que viene: No facilitadas. Zonas de expansión prioritarias: Madrid, Barcelona, Valencia, Sevilla, Bilbao y Zaragoza.

CONDICIONES

Canon de entrada (incluido en la inversión): 8.000 euros / 9.000. Royalty mensual: 5% de la facturación. Canon de publicidad: 2% de la facturación. Duración del contrato: 5 años. Inversión: 60.000 euros (unidad móvil) / 80.000 (local). Rango de inversión: De 60.001€ a 90.000€. Población mínima: 25.000 / 50.000 habitantes. Otros royalties: No hay.

DATOS DEL LOCAL

Superficie mínima del local: 20 m2 / 50 m2. Rango de la superficie: De 1 a 50. Localizaciones preferentes: Espacios abiertos o cerrados / a pie de calle o centro comercial.

Desde la compañía aseguran que “este producto no tiene competencia en nuestro país y el tique medio es atractivo”. Su oferta gira alrededor del denominado rolled japanese crêpe, “que innova respecto al crêpe tradicional y se presenta enrollado en diferentes capas a través de las cuales se distribuyen los ingredientes”. En España, “debido al valor de la dieta mediterránea y al cada vez más pujante culto al cuerpo”, se está apostando por el empleo de fruta fresca recién cortada en su elaboración, además de desarrollar propuestas saladas “con las que cubrir todas las franjas horarias”.

Aconsejan disponer de entre 40% y 50% de la inversión en recursos propios. Un acuerdo con el Banco Sabadell facilita el acceso a la financiación a un emprendedor que puede optar a dos modelos de negocio. La facturación media del local es, durante el primer ejercicio, de 376.000 euros, con un retorno de la inversión entre 9 y 12 meses y se alarga un poco más en el formato móvil.

Así de rotundos se muestran al describir uno de los elementos diferenciales de la compañía “Comer más sano y más económico que en nuestra cadena es prácticamente imposible”. Además aseguran que “ Nos hemos reposicionado como un negocio de ultra low cost y, a partir de aquí, nos configuramos con un concepto ‘anticíclico’ que responde a una necesidad básica como comer, irrenunciable aunque la situación económica esté deteriorada”. La carta se compone de más de un centenar de platos caseros, preparados para llevar a casa o para degustar en el propio local en formato de autoservicio. El consumidor puede comprar cualquiera de estas referencias a 1, 2 y 3 euros, al hacerse miembro del club de fans de la enseña.

La central ofrece a los asociados “un completo plan de formación preapertura impulsado por la coordinación de franquicias, con visitas frecuentes que permiten una instrucción continuada”. Como parte de este proceso, se establece un plan de marketing para la inauguración de cada tienda. “Otras acciones de marketing o promocionales se ejecutan según las necesidades concretas y se dota al franquiciado de herramientas para implementarlas”, comenta. Una vez iniciada la actividad, el negocio se calcula facture de 20.000 a 40.000 euros, con un retorno de la inversión estimado entre dos y cuatro años. El emprendedor, mientras, ha de poseer del 40% al 60% del desembolso necesario en recursos propios.

Publicidad - Sigue leyendo debajo