+

Las 600 razones del éxito de EROSKI Franquicias

La apertura de su tienda franquiciada número 600 confirma el buen ritmo de crecimiento de una cooperativa donde la rentabilidad de cada uno de los franquiciados ha guiado la expansión de la red en todo momento.

Eroski 600 franquicias

La reciente inauguración de su supermercado franquiciado número 600 representa un hito en la historia de EROSKI, que de este modo mantiene su extraordinario ritmo de crecimiento, que le ha llevado a sumar 250 nuevas tiendas en los últimos cinco años, con la previsión de incorporar 75 puntos de venta más en este 2022. Un proyecto de franquicia, por su parte, que ha generado un total de 3.627 empleos.

Pero más allá de constituir un logro importante, esta cifra redonda confirma hasta qué punto ha cuajado en el ecosistema emprendedor e inversor un modelo de franquicia diferente y que llevan perfeccionando desde hace 44 años, una condición de pioneros que les permite compartir auténtico valor añadido con cada nuevo punto de venta que abren. “Desde el inicio desplegamos un modelo de franquicia genuino, único en el mercado, gracias a que somos una cooperativa de trabajadores, con valores alejados de los de otras sociedades”, reflexiona Amaia Ladislao, responsable de Servicios para la Expansión & Innovación en EROSKI Franquicias. “Comprendemos las incertidumbres de los emprendedores, sus necesidades, somos socios trabajadores y así resulta más fácil alcanzar las metas, al ser una misión compartida”.

Que el proyecto ha enraizado en la sociedad lo ilustra el hecho de que algunas de sus tiendas han permanecido abiertas todos estos años, pasando de padres a hijos, como la de Berriz, en el País Vasco, que fue de las primeras tiendas que se pusieron en marcha bajo este modelo de franquicia allá por 1977.

UN CRECIMIENTO GUIADO POR LA RENTABILIDAD

La franquicia número 600 es además el ejemplo más reciente de cómo la compañía pone al franquiciado en el centro de sus decisiones. “Nuestro acompañamiento y formación continua le ayudará a tomar las mejores decisiones y llevar las riendas de su propio negocio llave en mano”, explica Ladislao. “A partir de aquí, elaboramos un estudio de viabilidad económica para valorar y asegurar la rentabilidad de la franquicia desde el primer momento, a lo que sumamos facilidades de financiación”. No termina aquí el soporte. “También corremos con los gastos de los equipos informáticos, sistemas de cobro, rótulos exteriores y otros elementos, con el fin de apoyarle en sus inicios”. Y una vez comienza la actividad, “no hay gastos de transporte, informática ni publicidad”.

«Algunas de sus tiendas han permanecido abiertas todos estos años, pasando de padres a hijos, como la de Berriz, en el País Vasco, que fue de las primeras tiendas que se pusieron en marcha bajo este modelo de franquicia allá por 1977«.

José Puerro, franquiciado de la localidad madrileña de La Cabrera desde 2020, deja constancia de esta ayuda en su día a día. “Lo que más valoro es la formalidad, transparencia y ayuda de todo el equipo, desde el jefe de ventas, a lo que sumamos el almacén y una puntualidad absoluta en el servicio, sin retrasos y siempre con el producto disponible. En paralelo, contamos con mucha información para conocer al minuto la viabilidad del negocio”. 

El respaldo descrito responde a una estrategia de expansión guiada por la búsqueda de la rentabilidad para el asociado. “Lo que nos mueve es abrir supermercados que sean rentables”, señalan desde la cooperativa. Una rentabilidad, por otro lado, que se hace extensiva a un sector, el de la alimentación, que se sitúa como uno de los más seguros para montar una franquicia, “al demostrado su solidez, creciendo incluso en circunstancias desfavorables”.

EL FRANQUICIADO COMO LA ENERGÍA QUE LO IMPULSA TODO

Piedra angular del proyecto, seguimos profundizando en el vínculo que la cooperativa teje con el franquiciado. “El compromiso y la transparencia con las personas son el motor de nuestra actividad, por lo que la relación con el franquiciado se sustenta en la confianza y colaboración”.

Lo más valorado aquí es el asesoramiento comercial y un apoyo 360º durante todo el año. “Aportamos un excelente servicio logístico y una informática adaptada para el día a día, disponiendo el asociado de pedidos automáticos que le facilitan la gestión de sus stocks. Los franquiciados también consideran muy valiosa nuestra gestión administrativa y las facturaciones claras y precisas”. Este apoyo explica en gran medida que, en la última encuesta de satisfacción interna de la cooperativa, el 97,3% de los franquiciados la valore de forma positiva.

UNA VERSATILIDAD QUE AMPLÍA HORIZONTES

Otro gran activo de EROSKI Franquicias es la flexibilidad de sus formatos comerciales, que se ajustan a las necesidades de cada ubicación, lo que les permite llegar a cualquier rincón del territorio. Destacan aquí los supermercados de proximidad EROSKI city, con una superficie de 250 a 400 metros cuadrados, un amplio surtido de alimentación, productos frescos en libre servicio y atención personalizada a los clientes. EROSKI rapid, por su parte, es el formato más novedoso de ultraproximidad y conveniencia en 150 metros cuadrados, que permite una compra cómoda, rápida y completa, con una capacidad de adaptación que le lleva a abrir en casi cualquier ubicación: ciudades, gasolineras, universidades, zonas turísticas y playas… “Este último formato cuenta hoy con 47 tiendas.

Esta diversidad se traslada a sus franquiciados, donde el 52% de toda la red se corresponde con emprendedores que buscan una forma rentable y segura de autoempleo, mientras que el resto son empresarios e inversores que quieren diversificar sus negocios en un sector seguro y al frente de un proyecto estable.

“Subrayar, por otro lado, que el 27% de las tiendas pertenecen a multifranquiciaciados, quienes, tras abrir su primer supermercado, han ido aumentando su negocio con nuevos puntos de venta, llegando a suponer este perfil el 50% de las aperturas del ejercicio pasado. Para nosotros, éste es un indicador muy importante, porque consolida un trabajo y una relación de confianza entre EROSKI y nuestra red, al margen de demostrar que es un negocio robusto que genera oportunidades”.

Una oportunidad que desemboca en historias inspiradoras como la de Irene Hijazo, franquiciada de EROSKI desde 2009 en la localidad zaragozana de Pinseque. “Nos vimos muy respaldados por la cadena en el desarrollo y montaje, algo que ha continuado en el tiempo y que ha llevado a que hoy en día contemos con cuatro establecimientos. Lo cierto es que siempre que lo hemos necesitado ha habido una respuesta rápida por parte de la franquicia en la búsqueda de soluciones y mejora de los problemas”.

“Lo que nos mueve es abrir supermercados que sean rentables”

UNA OFERTA DIFERENCIAL Y PIONERA

Todos estos franquiciados comparten el hecho de integrarse en una franquicia con valores, comprometida con la sostenibilidad y el medio ambiente, como recuerdan desde la compañía. “Apoyamos el producto local, que crea riqueza en la zona donde establecemos nuestros supermercados, disminuyendo además el impacto medioambiental”. A partir de aquí, EROSKI posee una extensa marca propia, basada en la calidad y enfocada a una alimentación cada vez más saludable.

Desde EROSKI insisten que, dentro de sus compromisos con la sociedad y de sus valores como empresa, la bandera casi más grande es la de contribuir a la alimentación saludable. “Llevamos trabajando en este ámbito unos 20 años, no trabajamos en base a modas ni a tendencias”. Este carácter pionero les ha impulsado a ir dando pasos que hoy empiezan a dar otros, como la eliminación de las grasas de palma en todos sus productos de marca propia.

Esta oferta es uno de los grandes baluartes competitivos en el día a día del supermercado, como subraya Octavio López, franquiciados en la localidad malagueña de Competa. “Pondría el foco en el amplio surtido que nos ofrecen y en la calidad de su marca propia, además del trato humano”. José Puerro –franquiciado de La Cabrera– también apunta en esa dirección. “Valoro mucho la gama de artículos con la que trabajamos. Muchos clientes nos pedían productos que no teníamos y en dos días ya estaban en la tienda; el cliente feliz y nosotros más”.Una labor diaria de los asociados de EROSKI, en definitiva, que ha sido el motor para que la facturación haya crecido el 175% desde el 2014, con un incremento sostenible anual del 7% en este periodo».

«El 27% de las tiendas pertenece a multifranquiciaciados, quienes, tras abrir su primer supermercado, han ido aumentando su negocio con nuevos puntos de venta».