Nails Factory o cómo mantener la actividad en época de confinamiento

La franquicias de centros de belleza despliega iniciativas para apoyar a sus clientas y a sus franquiciados.

Nails Factory apoya a sus clientas y franquiciados

En Nails Factory, el cierre momentáneo de centros debido a la crisis de la COVID-19, no ha supuesto un parón de la actividad, como subrayan desde una central que está trabajando en varios frentes, a través de sus diferentes departamentos. «Por un lado, entregando todo el material –mascarillas, guantes de látex, alcohol desinfectante de superficies…–, que teníamos disponible en el momento de la clausura temporal, a Protección Civil de Arganda del Rey (Madrid), lugar en el que se ubica nuestra sede central», explica Yolanda Beltrán, fundadora de la marca. «En aquellos momentos de incertidumbre y nerviosismo inicial resultó complicado hacer efectiva esta donación, aunque el esfuerzo nos compensa si con ello hemos salvado al menos una vida».

La cadena está prestando, en paralelo, apoyo a sus clientas, mediante sus redes sociales y el canal de YouTube, canales desde los que difunde trucos prácticos, vídeotutoriales y «en donde se está, por supuesto, respondiendo cualquier duda que se le plantee online a las usuarias», aclaran. «Es una campaña que hemos denominado #nailsfactoryindahouse y que pretende acompañarlas en esta cuarentena, con el objetivo de ayudarlas a que tengan manos y pies perfectos mientras estén en casa».

Y lo que empezó siendo una iniciativa, un trabajo en equipo de distintas personas de la central, ha acabado convirtiéndose en una tarea compartida –»y muy bien aceptada por su audiencia, como lo demuestran los 200.000 impactos e interacciones conseguidos ya»–, que ha extendido a los franquiciados y a sus trabajadores. «E incluso a todo aquel que quiera hacer partícipe al mundo de entretenimientos para los más pequeños», continúa la creadora de Nails Factory, «como sendas ideas que nos han hecho llegar, de decorar piedras de río con esmalte, o emplear estos para restaurar el color de las zapatillas de deporte».

Estas iniciativas se están compaginando con el respaldo a los asociados. «Desde el primer momento, la central ha sabido reaccionar tomando medidas extraordinarias de apoyo financiero para ayudar a nuestra red de franquiciados a superar la crisis», destaca Beltrán. «Conforman una parte importante del mecanismo que hace funcionar la marca y queremos que se sientan respaldados más que nunca. Estamos convencidos de que juntos vamos a superar esta situación difícil, poniendo cada uno de nuestra parte lo que exigen las actuales circunstancias».