Neolife inicia su expansión en franquicia

Pionero en Europa en el tratamiento y optimización del proceso de envejecimiento, este grupo clinico lanza ahora su proyecto en cadena tanto en el mercado nacional como internacional

Neolife

Especializada en la gestión de clínicas para la prevención de enfermedades y riesgos relacionados con la edad, Neolife lanza ahora su proyecto de franquicia en el mercado nacional e internacional. «Nuestro método permite a los pacientes beneficiarse siempre de las últimas novedades científicas y aplicaciones médicas en el ámbito de la Age Management Medicine», explican desde la central. «Con este doble objetivo, los programas que desarrollamos se adaptan por igual a: personas que buscan madurar, en lugar de envejecer, sintiéndose jóvenes el mayor tiempo posible; personas que buscan retrasar los efectos del envejecimiento y las enfermedades asociadas al mismo».

El método Neolife tiene como objetivo prevenir enfermedades, no diagnosticarlas, continúa explicando la CEO y fundadora de la compañía, Esther Anzola. «Optimizamos la salud de cada individuo y obtenemos beneficios a corto, medio y largo plazo, con el fin de prolongar un estado óptimo de bienestar y salud durante el mayor número posible de años. En este sentido, hemos empezado a cambiar el paradigma de la medicina: de “ir al médico” cuando estamos enfermos, pasamos a “invertir en nuestra salud”, mejorando de forma continua nuestra calidad de vida y previniendo enfermedades».

En este escenario, Neolife aporta al mercado un modelo de centros modernos y con los recursos y tratamientos más avanzados, en un sector estratégico de enormes perspectivas para las próximas décadas, como subrayan desde la central. «La enfermedad supone un coste social cada vez menos asumible. Según el Instituto Nacional de Estadística, las enfermedades cardiovasculares se llevan cada año más de 120.000 vidas en España, las oncológicas más de 110.000 y las respiratorias más de 50.000. Nueve de cada diez fallecidos en España lo son por enfermedades no transmisibles, que incluyen a todas las anteriores además de otras como la diabetes, la cerebrovascular o las neurodegenerativas. A partir de aquí, la medicina antienvejecimiento es la verdadera medicina preventiva del siglo XXI. Cuanto antes empecemos a tratar el envejecimiento a nivel poblacional, mayores serán las mejoras sociales y económicas».

La propuesta de Neolife a sus franquiciados pasa por un «modelo de negocio probado, con procesos de formación exhaustivos, apoyo sistemático, herramientas de gestión adaptadas a la actividad y la seguridad que aporta la más amplia experiencia en el desarrollo de esta actividad en España, factores todos ellos clave para el éxito final del negocio».