Tendencias/oportunidades en la franquicia poscoronavirus

Tercer episodio de la serie de artículos donde retratamos el nuevo escenario que se van a encontrar las cadenas.

Oportunidades en la franquicia poscoronavirus

Hoy todo va muy rápido, la incertidumbre es grande, pocas las certezas y el horizonte se percibe aún borroso, de ahí que cualquier previsión o análisis a futuro haya que ‘leerlo’ –y hacerlo– con precaución. Siendo conscientes de ello, a continuación recogemos varias tendencias/oportunidades que pueden ayudar a definir el futuro del mercado de la franquicia en el corto y medio plazo.

Toda crisis tiene un precio

Señalan algunos de los expertos consultados que los conceptos basados en precio van a ocupar un hueco importante. Precio, sin embargo, que por sí solo no surtirá efecto, sino que tiene que venir acompañado de un buen servicio y de valores añadidos como la sostenibilidad. “En este ámbito podría mencionar una marca de gafas de sol con precios muy ajustados o establecimientos que adaptan el modelo de bazar chino al gusto del consumidor español, con ropa de cama, para el hogar, complementos,…”, explica Carlos Blanco, CEO de BeFranquicia. “Creo que son una tipología de artículos que van a funcionar muy bien”.

Si nos detenemos en la hostelería, por ejemplo, Pablo Gutiérrez, director general de Operaciones en mundoFranquicia Consulting, apunta a la comida rápida y a aquellos modelos adaptados al delivery y al entorno online. “En cualquier caso, no creo que asistamos tanto a novísimas oportunidades, sino que las protagonistas serán aquellas tendencias que ya emergían antes de la crisis”.

El negocio está en casa

Para ser más exactos, en el domicilio de los clientes. Uno de los sectores que seguro gana protagonismo es el de los servicios a domicilio, donde tienen cabida actividades de diversa naturaleza. Florece aquí con fuerza la atención a mayores. “Hablamos de marcas que apuesta por profesionalizar este mercado y que se dedican en exclusiva a esto, sin atender otro tipo de servicios”, aclara Blanco.

Los servicios de limpieza también pasan al primer plano, un nicho que en mercados como Estados Unidos está maduro pero que en nuestro país no ha terminado de despegar. Ahora es muy probable que sea su momento. Una categoría –la de servicios domésticos– donde también englobamos el cuidado de niños, reparación de bicicletas y el lavado de vehículos, entre otras actividades.

La hora de los servicios

Ya se esboza en el punto anterior. Y Josan García, director de Frankizia.com, lo ratifica, al poner el foco en los servicios como la gran cantera de oportunidades en el escenario poscoronavirus. “Una tendencia que comenzaba a esbozarse con bastante claridad era el control operacional a través de sistemas tecnológicos, algo que hoy ya no sólo es una tendencia sino una necesidad”. Este fenómeno “define un escenario de eficiencia muy necesario en los próximos tiempos, donde lo presencial va a ser un factor casi de lujo”.

A partir de aquí, García –primer español en obtener la certificación CFE (Certificed Franchise Executive) otorgada por la IFA (International Franchise Association)– pronostica que el auge del sector servicios será espectacular. “Tradicionalmente, le hemos prestado poca atención, a pesar de que los informes de las consultorías y de la asociación indican que prácticamente el 65% de los franquiciadores de este país pertenece a este segmento. Y en otros mercados más desarrollados como el norteamericano, presenta un auge en la franquicia difícilmente superable, en términos de puntos de venta, ni por restauración ni por retail. La profesionalización de los servicios, por tanto, va a ser una tendencia clara, en la medida que estos puedan ser monitorizados a través de una base tecnológica”.

¿Y qué clase de oportunidades pueden emerger? “Atención médica monitorizada a distancia para personas mayores, tutorías o clases, servicios de reparación… Es decir, todos esos trabajos que hasta ahora se despreciaban un poquito en el mundo de la franquicia o no se consideraban interesantes, pueden convertirse en algo de una altísima rentabilidad” ¿Y por qué estas buenas perspectivas? “Porque habrá muchos trabajadores sin empleo que se puedan acoger a este tipo de franquicias y que, por tanto, pueden tener crecimientos buenos, y, en segundo lugar, porque esa necesidad de hacer las cosas desde el ordenador, en casa, controlándolo todo por parte del cliente, será lo que marque el desarrollo del mercado”.

La profesionalización de estas tareas, por otro lado, influirá en el precio, opina García. “Y es que esta clase de actividades, para ser rentables, necesitan un plus de cualidad que supera con mucho la media actual del precio del mercado”. Se dirige este experto al mercado norteamericano, donde en conceptos de esta naturaleza la facturación “es un poco por proyecto y dividida en pagos mensuales”. En este escenario, “las tarifas planas también pueden ser una opción muy interesante”.

Dos corrientes que confluyen

“Mezclemos dos tendencias que van a experimentar un boom tremendo”, propone Gonzalo Juliani, CEO de Asesor Franquicia. “Me refiero al ámbito de la salud mental, la psicología, el desarrollo personal, el coaching… Si esto lo juntamos con el universo online, su crecimiento será enorme. Y ya fuera de este mercado, innovar en el tema de mascarillas, con diseños atractivos, puede ser interesante”.

Los restaurantes poscoronavirus

Una aclaración al hablar del mercado de hostelería. Estamos preparando una serie de artículos con los que intentamos dibujar el nuevo escenario para las cadenas de restauración, que publicaremos en los próximos días. Ahora, un aperitivo, de la mano de Francisco Gómez, director general de Iberetail, quien comparte algunas ideas que está percibiendo, pero que, en todo caso, advierte de lo complejo de hacer lecturas a futuro, sobre todo en la actual situación. “Son temas sobre los que se está reflexionando ahora. En cuanto a su implantación, es difícil saber qué va a pasar. En restaurantes de casual dining, como un Tony Roma’s, un La Tagliatella, un Foster’s Hollywood o modelos similares… donde hay servicio en mesa, quizás el camarero será sustituido por una tablet donde el cliente pide, mientras que ese camarero se convierte en un asistente que lleva el producto o que hace recomendaciones. O quizás vemos restaurantes con burbujas de sonido. Como vamos a estar en ambientes más individualizados, a lo mejor el sonido ya no tiene que ser igual para todo el aforo. Nos dirigimos, en paralelo, hacia una mayor interacción entre las redes sociales y el punto de venta, además de otorgar más protagonismo a cosas que el cliente pueda hacer con el teléfono dentro del restaurante, pagar, pedir el menú, con un código QR que registre los componentes de los platos…”.

Según Gómez, otra tendencia es que “a lo mejor muchas marcas empiezan a desarrollar dark kitchens o cocinas individualizadas para el servicio de internet, porque, de lo contrario, las cocinas se saturarían en los momentos de más trabajo”. Determinadas enseñas, por su parte, “se implantarán dentro de supermercados e hipermercados, quizás no con toda la oferta y experiencia, pero sí con un punto caliente donde acerque al público una sección reducida de su carta”. Y es que a estos centros quizás les resulte “más rentable incorporar un espacio de ese tipo que un lineal de, por ejemplo, productos de limpieza”.

De vuelta a casa

“La oferta de franquicias en España está madura y consolidada, pero hay nuevas opciones que puede ser interesante ver en los próximos años”, explica Enrique Luque, consultor especializado en retail y socio director de Opteamism. “La gente ahora, con lo que está viviendo, se fija más en su propia casa. Es curiosa la tendencia de que cuando estoy trabajando fuera me preocupo poco de invertir en casa y ahora repunta esta inversión, con las ventas online de mobiliario, jardín… En cualquier caso, es un poco pronto para ver qué sectores pueden emerger como novedosos”.

Consejos a la vanguardia

Para Miguel Ángel Oroquieta, socio director de T4 Franquicias, aquellas firmas que presten servicios de asesoramiento a empresas y particulares, con su operativa digitalizada y a precios razonables, serán las que se lleven toda la demanda en el segmento de asesoría-consultoría.