6. Frenar la guerra a través de la comunicación

O que no los van a seguir bajando. Esto supone sacrificar el volumen de ventas, pero esos mensajes suelen funcionar muy bien. La competencia estará atenta a ellos porque sufren el mismo fenómeno que tú, necesitan salir de la espiral de precios bajos y terminarán dejando a un lado las estrategias agresivas.

Seguramente con esta idea, Carlos Tamayo, director general de Inversiones Corporativas de Kutxa, aseguraba recientemente en una entrevista que ellos no entrarían en la guerra del pasivo iniciada por competidoras y que apostaban por dar un servicio integral al cliente.