El paquete ofimático

La tecnología para una compañía no es una necesidad, sino una obligación competitiva si quiere subsistir. Aunque pueda parecer extraño, todavía hay muchas empresas que no han dado el primer paso: tener ordenador. Te contamos qué aplicaciones básicas y especializadas necesitas tener para emprender y, si ya estás en el mercado, para no morir.

Un emprendedor que empieza, independientemente de su actividad, debe contar con un paquete ofimático.

¿Cómo conseguirlo?
El más utilizado es Microsoft Office (www.microsoft.com/spain/office). Su versión básica (Office Standard 2007), a partir de 500 euros. Otro paquete muy utilizado –éste de software libre– es OpenOffice (http://es.openoffice.org). La principal ventaja –además de que te lo puedes descargar gratis y de forma legal– es que es compatible con diferentes sistemas operativos.
Un tercer paquete es iWork, para entornos Mac, (www.apple.com/es/iwork/), que también es compatible con el Office de Microsoft. Su precio ronda los 80 euros.

¿Para qué sirve?
Con un paquete ofimático puedes escribir cartas para tus clientes, informes sobre tus productos, etc. con el procesador de textos. También puedes gestionar tus cuentas básicas o hacer presupuestos con su hoja de cálculo. Así como preparar presentaciones de tus productos y/o servicios para enseñárselos a tus clientes utilizando imágenes, gráficos y dibujos. Sin olvidar que puedes gestionar toda la información de tu cartera de clientes a través de las bases de datos que suelen incluir esos paquetes. Y organizar tu agenda de trabajo con los calendarios y planning.

Gestión de la contabilidad
Un paso más es contar con un programa que te ayude a gestionar la contabilidad de tu negocio. En el mercado existen diferentes programas de pago que incluyen gestores de nóminas, facturación y contabilidad. También existe la posibilidad del software libre, por ejemplo, Facturalux (www.infosial.com) o Bulmages (www.iglues.org/proyectos.php), entre otros. Pero, recuerda que como usuario son complejos de instalar y ponerlos en marcha. Por lo que te recomendamos que acudas a consultores externos.

Web y tienda on line
No olvides crear tu web. “Registra los dominios .com y .es y vincúlales un servicio de hosting y de e-mail. Un servicio inicial, desde unos 15 euros/mes. Una web sencilla –informativa–, desde 500 euros. Una tienda on line, con mantenimiento, por unos 50 euros/mes. Y una plataforma con expertos que te expliquen su uso, la logística, formas de pago, posicionamiento en buscadores, etc., unos 3.000 euros el primer año”, destaca Isábal, de e-Tecnia.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Tecnología